Alfonso Valadés



Un ascenso a la primera federación que ha llegado en el momento más oportuno y caído como agua de mayo para reflotar a una nave que después de los últimos embarrancamientos la sufrida afición estaba ya empezando a caer muy peligrosamente en la apatía, por regla general la parroquia se suele desenganchar con relativa facilidad, y lo realmente complicado es hacerla volver al redil, de ahí que el salto de categoría suponga un magnifico banderín de enganche.
Teniendo también presente que la desaparición en segundas nupcias del Extremadura UD, y de un CD Badajoz en manos “de quién mece la cuna “, el futuro está cantado, y “huele a muerto “.

Quiero valorar muy positivamente el trabajo que ha realizado Paco Puertas al frente del club capitalino, creo que a este hombre le ha faltado esa pizca de suerte, ( la que le sobra al Madrid ), en los momentos claves y puntuales, sin olvidar que la pandemia fue otro hándicap que se metió de por medio. Después, que en un equipo de futbol se produzcan 28 lesiones musculares, tampoco suele ser muy normal que digamos.
Así y todo, Dani Mori me pareció un buen entrenador, y Ander Garitano no trajo malos futbolistas, ocurrió que ahormar un “equipo “ en el amplio sentido de la palabra con tantísima baja, y ausencias continuadas, “ la de Mikel Cortina “, fue clave, y muy temprana, se hizo difícil sacar un rendimiento superior, y le terminó costando el cargo.

En este último curso, es cierto que Juan García no dió con la tecla, pero se quedó el alma por el equipo, y se merece toda la suerte que no ha tenido en el Mérida, De los Mozos ha sido casi testimonial, y la llegada al banquillo de Juanma, cabría calificarla como de providencial, y sin hacer mucho ruido, como suele ser normal en el “ ahumado “perfectamente se podría decir, que en su caso : “ tocó todas las teclas del piano “ .

Su segunda vuelta ha estado a la altura del mismísimo Córdoba CF, al que solo con haberle sacado un empate en Mérida, “que lo mereció, y con uno menos “, hubiera igualado la puntuación del conjunto cordobesita, que ha sido, y nadie lo discute, el más regular, y a lo que yo añado: “que el tuerto en el país de los ciegos “.

En mi entender, la renovación de la plantilla no debería bajar del 75/80% siendo generosos, las diferencias de categoría son grandes. Y claro está, las nuevas adquisiciones vendrán a marcar el devenir de la cruel competición, y en el acierto de la elección va a estar una de las claves. Para fichar bien, y con criterio, hay que contar con una buena secretaria técnica, en la que podría haber encajado un Paco Herrera, con más experiencia que nadie, y que es un lince fichando jugadores, en estos casos el presidente emérito José Fouto, podría perfectamente hacer este tipo de gestiones, que siempre serían más útiles que tenerlo de florero; La cuestión es que el nivel de la plantilla hay que subirlo de manera exponencial.

No estaría de más, recordar que el Mérida Industrial CF en la Tda 1979/80. En concreto un 10 de mayo, aquel equipo que dirigía Lozano, ascendía por primera vez a la 2ª”B” de dos grupos, una categoría idéntica en su formato a la primera federación actual, a falta de tres jornadas frente al Vélez CF aquí en el estadio municipal, 1-0 anotado por Paco, que remató de cabeza un saque de esquina lanzado por Boni en el mismo M.55, los siete puntos que se pusieron de por medio ante “ la Balona “ supusieron cantar el alirón como campeones del grupo VII de la 3ªD, en una jornada de fiesta total, que se vivió por todo lo alto, en un recinto a reventar. Los que ya tenéis unos añitos, pues hablamos de hace 42, “donde estarían las legiones “, recordareis perfectamente aquel equipo: Manolo, Mariano, Obispo, Serrano, Rodri, Casi, J. Carlos, Díaz, Sánchez Picón, Carlos, Paco y Boni.

Eran los años donde estaba implantada la normativa “sub 20 “, plazas que ocupaban Casi y J. Carlos, a los que Lozano solía cambiar después por Barrios, Troiteiro, Pepín o Moreno.

Mis argumentos siempre los matizo: la temporada siguiente, 81/82. Ya en la estrenada categoría, que en aquel preciso momento, era la más alta que ningún Mérida anterior había militado, se presupuestaron del orden de los 30 millones de pts, en confeccionar un plantel de jugadores donde se midieron mal las consecuencias. El secretario técnico Emilio Castillo Blázquez, se equivocó en los fichajes de medio, a medio.

Se soltaron futbolistas incluso mejores que algunos de los que aterrizaron en suelo romano: “el portero almeriense Reyes, el granadino Pepito Sánchez, el estepero Vargas” y los cordobeses: Pablo, Delgado y Campos II. Que pasaron con más pena que gloria, y que además de ser insuficientes, incluso mermaron el nivel del equipo que ascendió.

Muy sintetizadamente: se abrió el telón como local con derrota 0-1 frente a la UD Lérida, y casuísticas del caprichoso destino, en el partido que daba inicio a la segunda vuelta en el “Camp d’Esports “Ilerdense, debutaba como entrenador Pepe Heriz, tras haber sido destituido un Diego Lozano, que ha sido el entrenador más veces cesado en la historia del Mérida. Se ganó 1-4, pero aquello fue un espejismo, y súbitamente se volvían a las andadas.

El conjunto Industrialista terminó descendiendo como antepenúltimo, en unión de Eldense y Diter Zafra, que vivía entonces sus mejores años con Quico Palacios, por arriba el premio se la llevaron el Real Mallorca y el Córdoba CF.

Recalco todo esto porque existen antecedentes, el futbol también suele ser cíclico, y por desgracia el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

Nunca he escrito ni hablado con el corazón, la mejor crítica es la realista, y la que te hace de abrir los ojos. Por eso, os digo, que posiblemente ningún componente del último Mérida AD hubiera sido titular en el Talavera que comenzó con Víctor Cea, y concluyó con Manuel Alfredo Mosquera, y descendido en el último curso, con los Jordi Ortega, Víctor Ruíz, Góngora, Díaz Ceberio, Vicente, Toño Calvo, Edmilson, Forgás, Pichin, Rodrigo, Borja Díaz…
O el mismo filial vallisoletano de Julio Baptista, al que colocó Ronaldo Nazario, y que como simple referencia: le ganó en sus dos enfrentamientos al CD Badajoz, ¿algunos de vosotros pensáis que el Mérida lo hubiera conseguido? y al súper- campeón Racing lo vapuleó 3-0. Chavales como Moha, Mikel Carro, Apa, Palomeque, Rivera, Socorro, Satarduy, Arroyo o Paulo Vitor, tienen mucho futbol en sus botas, posiblemente jugar en los anexos de Zorrilla prácticamente en familia, les pasó factura.

Os quiero decir, que en la primera federación no te vas a enfrentar con esos equipos canarios, que no han dejado de ser meras comparsas.

Hay otro factor imprescindible, que no puede quedar en el tintero, Para la próxima temporada sería importantísimo superar los tres millares de abonados, y un fracaso no doblar como mínimo los 1.400 actuales. Con un recinto para casi 15.000 E. te puedes permitir el lujo de abaratar los precios actuales, y un par de “medios día del club” esta medida supondría un mayor ingreso, y triplicar la afluencia de espectadores, factor que sería determinante para hacer un fortín del Romano para ir llenando las alforjas de puntos, que suele ser el primer paso para conseguir los objetivos.

“AUPA AFICCIÓN “

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.