Pedro Acedo 


Los diferentes gobiernos de España han engañado a Mérida con el mil veces prometido Museo Nacional Visigodo, que se que iba a convertir en el segundo museo nacional en nuestra capital.

Con las últimas declaraciones del alcalde Osuna, podemos darlo por perdido definitivamente. Una pena.

Ahora viene a decir que no tiene sentido que nos construyan dicho Museo Nacional. Que en toda España hay únicamente 17 (en realidad hay 34) y nosotros ya tenemos el Romano y bla, bla, bla.

La verdad es que me he quedado helado. Siempre pensé que al Museo le pasaba lo que al AVE, muchos años de retraso pero que algún día sería una realidad. Pero parece que no. A pesar del cartel que así lo anuncia en el terreno que el ayuntamiento le cedió, no habrá museo. A pesar de la cesión al Ministerio de Cultura de los terrenos donde estuvo el cuartel de la Guardia Civil para su construcción allí, no habrá museo. A pesar de que se firmó por el Ministerio y el Ayuntamiento dicha cesión, siendo yo alcalde, no habrá museo. A pesar de consignarse una partida presupuestaria en las presupuestos del Estado para estudios previos y excavación del solar, no habrá museo.

Lejos está la moción del grupo de concejales del PSOE, en 2002, pidiendo el Museo Visigodo de carácter nacional. Así como toda la “cultureta” de Mérida rasgándose las vestiduras por lo mismo.

Recordar un detalle: en 2002 gobernaba el PP de Aznar. Llegó Zapatero en 2004 y todos los que vociferaban por el Visigodo, enmudecieron.

Me sorprende que toda aquella gente, tan reivindicativa entonces, guarde un sepulcral silencio ahora, ante la renuncia del alcalde, que lo único que hace es justificar a los incumplidores, o sea, a su propia ministro/e/a de cultura.

Recuerdo que se hizo un expediente sobre nuestra Historia y Colección Visigoda por el que el ministerio aceptó ubicar en nuestra ciudad el Museo e igualmente aceptó y firmó la cesión de los terrenos para su ubicación. Incluso hicieron y pagaron el proyecto en el que destacaba la unión, mediante un túnel, con el Museo Nacional de Arte Romano.

Por todo ello, no hay ni un solo argumento nuevo que modifique la aprobación del Museo para Mérida. Ninguno.

Además se supone que lo que se acuerda y se firma entre instituciones hay que cumplirlo. ¿O con los socialistas no?.

Era una gran inversión para nuestra ciudad que complementaba la gran oferta de turismo histórico y cultural que tenemos.

Sin embargo, han echado el anzuelo del María Luisa y han picado. El teatro María Luisa me lo prometió Zapatero en persona y mirándome a los ojos cuando yo era el alcalde (está en hemeroteca), y ha llegado 15 años después, tarde y mal, – el socialismo y la falta de palabra son dos cosas que no se entienden por separado- y nada tiene que ver con el gran proyecto del Museo Nacional Visigodo.

En fin, con el arreglo de cuatro calles y algo de pan y circo se quiere dar la sensación de que se hacen cosas, pero no es esa la realidad. No hay proyectos ni ideas para el presente y el futuro de nuestra gran Ciudad. Ni Museo Visigodo, ni nueva estación AVE, ni azucarera, ni dependencias de Tráfico, ni ciudad de los mayores… Sólo botellón, suciedad y ruido.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

One Comment on “«EL MUSEO NACIONAL VISIGODO: LO QUE PUDO SER Y NO FUE «”

  1. Amigo Pedro: Tienes razón. El socialismo – comunismo, lo único que saben hacer es prometer y prometer y al final nada de nada, por algo son los campeones de la mentira a nivel universal. Ya casi da igual pues cada día estamos más cerca de nuestro fin como civilización y sin embargo casi nadie se preocupa de que tendrá que dar cuenta a su Creador de lo bueno y malo que haya hecho y la sentencia será inapelable. Cada día estoy más convencido de que el mundo se está precipitando hacia su fin y que miremos a donde miremos podemos sentir que los insensatos, inmorales, mendaces e imbéciles pacen por el mundo en manadas cada vez más incontrolables. Así que preocuparse por un museo más o menos no tiene ninguna importancia, lo mejor es ir poniendo nuestra conciencia en paz para no tener que lamentarse eternamente. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.