Marta Gervasia Garrido Moreno

Concejal del Grupo Municipal VOX en el Ayto de Mérida


En toda España resuenan ya los tambores de las próximas elecciones: a finales de mayo, las municipales y autonómicas; y en noviembre, las generales. En lo que a mí me incumbe, Mérida, día a día, vecinos y simpatizantes de mi partido, apesadumbrados, me hacen una parecida reflexión, auguran que el actual Alcalde, el que empeñó su Palabra de Honor en que no volvería a presentarse como candidato y sí que lo hace ahora, el Sr. Rodríguez Osuna, volverá a vencer.

La principal razón que me dan en que en Mérida no ha habido oposición. He de explicarles a ellos y al lector de estas páginas que nuestro trabajo y labor en el Ayuntamiento a lo largo de estos años se ha visto sistemáticamente censurado y vetado desde la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Como quiero demostrar con hechos mis palabras, os hago una relación de las Proposiciones y Mociones que nuestro Grupo ha presentado al Pleno para su discusión y votación: Día Europeo e Internacional de la Memoria y de la prevenci6n de los crímenes contra la Humanidad; Medidas tributarias, económicas y presupuestarias antes y después del Covid-19; Proposición Reconocimiento y Homenaje a las víctimas de Covid-19; Medidas tributarias en apoyo al comercio minorista, al ambulante y a la hostelería, hoteleros y transportistas por causa de la pandemia Covid-19. Concesión a la Policía Local de Mérida de la Medalla de Oro de la Ciudad como reconocimiento por sus servicios extraordinarios durante la pandemia; Revocación de la adhesión a la FEMP; Señalización legal del radar sito en Reina Sofía, y declaración de nulidad de las sanciones impuestas hasta la fecha; Medidas económicas para paliar los efectos del Estado de Alarma; Gratuidad de mascarillas para todos los vecinos mayores de 6 años; Puesta en marcha del Plan de Vacunación a personas sin hogar; emprendimiento de acciones para atraer a Mérida Fábricas de Baterías de Litio o Industrias Auxiliares; Creación de un monumento y/o nombramiento de una calle o plaza en la ciudad, dedicados a la Reconciliación Nacional; Reforestación de los árboles derribados y talados por tormentas, plagas o por obras municipales; Plan de Actuación contra pintadas vandálicas y cartelería ilegal; Ordenanza de tráfico reguladora para patinetes eléctricos; Reprobación al PSOE por su responsabilidad política en los hechos que han sido objeto de condena penal por la Audiencia Provincial de Sevilla en el denominado “Caso de los ERE”; Puesta en marcha del Plan de Vigilancia de la Encefalitis del Oeste del Nilo; Adquisición de Sistema de Reconocimiento de Matrículas (SRM) para su instalación en los vehículos de la Policía Local con el objetivo de aligerar el tráfico y garantizar la fluidez de los viales; Modificación del contrato de obras de pavimentación de las calles Félix Valverde Lillo, Camilo José Cela y Arzobispo Mausona; Propuesta Concesión Medalla de Extremadura a la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil; Retirada urgente del vallado perimetral del Mercado de Calatrava; Apoyo a los ganaderos de la provincia de Badajoz en particular y a los de España en general; Reparación de los desperfectos del edificio de Telefónica y acotar la zona hasta su reparación; Adopción urgente de Medidas de Seguridad en Pasos de Peatones e Instalación de Pasos de Peatones Inteligentes (PPI); … estas, además de decenas de solicitudes de información y ruegos remitidas a las delegaciones pertinentes.

¿Podríamos haber trabajado más? Seguramente. ¿Hemos hecho poco? Creo que no. Como muestra dos ejemplos: ¿Sabe, querido lector, cuántas proposiciones y mociones ha llevado el Grupo Popular emeritense al Pleno? 6, ¿Y el Grupo Ciudadanos? 3. En fin.
Pero nuestra labor se ve premeditada y conscientemente acallada por la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Excepto este diario y alguna intervención radiofónica de nuestro portavoz en “Onda Cero”, ninguno de los medios de mayor difusión en Mérida da eco a ninguna de nuestras propuestas ni opiniones, salvo, eso sí, que puedan criticarnos furibundamente, con la consabida retahíla de calificativos como: intolerantes, fascistas, machistas, ultras y cualquier otra ocurrencia de su lista.

Mientras tanto, el partido de gobierno cuenta con un Gabinete de Prensa a sueldo del Ayuntamiento para loar (o excusar) sus actuaciones, desde una insignificante asistencia de una Concejal a una obra de teatro, hasta la presentación a bombo y platillo de los numerosos planes de inversión que ha presentado y que ha ido modificando.

Pero lo realmente vergonzoso es lo que ocurre en el periódico de cabecera de los emeritenses, que es, con mucho (no me amedranto y digo nombres): el “HOY”. Día tras día dedica su página de Mérida a servir como Boletín Oficial del partido gobernante en el Ayuntamiento y de sus distintas opiniones; al resto de Grupos simplemente, ni nos llaman para confrontarlas ni para que mostremos nuestra opinión al respecto. Medio demócrata dirían algunos, enteramente vendido diría yo.

¿Siempre es así? Excepcionalmente no. Hemos asistido en directo al “quítate tú pá ponerme yo” del Partido Popular en Mérida en las últimas semanas y hoy mismo, domingo 15 de enero, la página entera de Mérida del HOY estaba dedicada a una entrevista personal con el último candidato que parece que se presentará a las elecciones municipales por ese partido.

Este silencio mediático, sólo roto cuando hay la más mínima posibilidad de criticarnos (como cuando el Alcalde nos expulsó del Pleno Municipal y el HOY dijo que nos habíamos marchado voluntariamente), no es casual. Y no es sólo en Mérida, es en toda España y responde a una estrategia perfectamente orquestada entre el bipartidismo (PP-PSOE) y los medios de comunicación de masas.

Cuando el acomplejado y taciturno Presidente Rajoy, su mano derecha, Soraya Sáenz de Santamaría, en contra de cualquier regla de la competencia, permitió la fusión de Telecinco y de Cuatro y de Antena 3 y La Sexta sabía muy bien lo que hacía. Las encuestas no les eran nada favorables y sí querían mantenerse en la poltrona tan sólo una alternativa les quedaba: dividir a los votantes del PSOE para debilitar sus posibilidades electorales. (Principio Nº 1 de la Propaganda, el de la simplificación) ¡Tachán! Nació Podemos en el 2014. Unos bisoños chavales, chavalas y chavalos que sin ninguna representación parlamentaria ni experiencia política aparecían en todas las televisiones, radios y periódicos a todas horas, día a día, semana a semana y mes a mes, se convirtieron de la más absoluta Nada del Génesis bíblica a obtener 42 escaños en el Congreso de los Diputados en las elecciones Generales del 2015. Ciudadanos, de ser un partido de carácter reivindicativo y constitucionalista en Cataluña, curiosamente comenzó su expansión política (y mediática) en el año, 2014, pasando de 0 diputados a 40 escaños tan sólo un año después.

Soraya había cumplido su objetivo, el Partido Popular obtuvo una mayoría simple en el Congreso (lo que le permitía gobernar) y el PSOE, el peor resultado en la actual etapa democrática. Tuvimos que ir a unas nuevas elecciones pocos meses después para que el taciturno Rajoy siguiera dormitando en el sillón azul unos meses más, porque, como quien juega con fuego se acaba quemando, PSOE-Podemos y todos los partidos independentistas del Congreso mandaron a Rajoy a tomarse unas copas y a su casita mientras dejaba su maletín como testigo ciego de la moción de censura en la que no tuvo la valentía de dimitir ni de luchar contra la que se avecinaba a España.

Tras esa estrategia mediática, y el surgimiento de VOX, todos, absolutamente todos los medios tradicionales se enfrascaron en una unísona campaña de emponzoñamiento, insultos, calumnias, falsedades e insinceridad con el único objetivo de imbuir miedo a los españoles. (Principio nº 4 de la propaganda: De la exageración y de la desfiguración) ¿Quiénes eran los directamente beneficiados de esta orquestada campaña? De un lado PSOE-Podemos, que con el “¡Qué viene el Lobo!” de la fábula conseguían formar un nuevo Frente Popular frente a unos sátrapas sin escrúpulos y así frenar la sangría de votos; por otro lado el PP, que con Fra-Casado, se presentaban como los adalides del centrismo y la moderación.

Esta nueva estrategia de manipulación, ¿Les sirvió de algo? No. VOX apareció en el Congreso de los Diputados con 52 escaños y obtuvo representación en numerosos municipios y comunidades.

Hoy, desaparecido Ciudadanos y Podemos convertido en una amalgama de intereses personalistas y cientos de siglas, el PSOE y el PP han cambiado de plan de comunicación: ahora siguen a pies juntillas, con la colaboración inestimable de aquellos medios (la mayoría) que viven de la subvenciones y de la publicidad institucional el principio número nueve del Jefe de Propaganda del partido Nazi, Joseph Goebbels, el Principio de la silenciación, (antes nombramos los números 1 y 4) que tiene como objetivo el acallar todas las noticias sobre los rivales, usando los medios de comunicación afines a la causa. También se buscaría omitir noticias adversas sobre uno mismo o que desalentaran el ánimo de la población que se pretende manipular. El fin sería sesgar la información de que podrían disponer, e incluso reservar noticias negativas o falsas para el momento en que surjan logros del adversario, contrarrestando sus efectos en el oyente. Para este principio, lo fundamental es el tempo y la tergiversación.

Las cosas no pasan por casualidad y menos en política. Hablo directamente de una conspiración perfectamente orquestada y dirigida por los dos partidos que consideran que el gobierno de España les pertenece por primogenitura y que aspiran a alternarse en el poder, como hicieron durante el Turnismo entre 1881 y 1909 el Partido Conservador (Antonio Cánovas del Castillo) y el Partido Liberal (Práxedes Mateo Sagasta), con el fin de acabar con el limitado pluralismo político existente.

Los medios de comunicación son cómplices y cooperadores necesarios de esta confabulación. Para ellos, por encima de la Verdad (respetando siempre las tendencias e interpretaciones legítimas de unos y de otros), está la Cuenta de Resultados y esta sólo puede ser positiva a golpe de publicidad institucional y ayudas gubernativas. Por eso los “libros de estilo” que todos y cada uno de los periodistas han de aplicar en el medio en el que trabajen. Si alguno de estos cayera en mis manos…

En fin, tengo dos hijos estudiando Periodismo, me han ayudado a comprender las estrategias de comunicación y los principios de la propaganda goebbelsiana, y están aprendiendo que por encima de todo está la Verdad, los Principios y los Valores, por lo que estoy convencida de que mañana no se dejarán comprar por un plato de lentejas.

No tenemos miedo, nacimos para dar voz a aquellos que no la tenían y estaban silenciados, de aquí nuestro nombre, “VOX” y por mucho que se empeñen los poderes fácticos (el llamado antaño “Cuarto Poder” se ha convertido vergonzosamente en uno de ellos), ni nos amedrantarán ni nos callarán. Si tenemos que volver con un megáfono a un banco de la calle a explicar nuestro discurso, no duden que lo haremos. Mientras tanto, dirijan su silencio hacia los borregos, ya que a nosotros no nos enmudecerán.

 

 

 

 

About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.