Por Alfonso Valadés


El pasado 18 de marzo del 2021 se nos iba de este mundo a los 59 años después de haber luchado tres largos años con un cáncer de estómago. Natural de Mérida había nacido en 1961, un 30 de agosto, casado con dos hijos, uno de ellos, Pildo jugador del CD Calamonte.

Tiempo atrás Bernardo Plaza, me había comentado su situación, le indicaba que la última vez que lo había saludado fue en el centro cultural alcazaba con motivo de la magnífica exposición que presentó con todo lo relacionado a lo que había sido su profesión como bombero de la diputación de Badajoz.

En el análisis de su extenso historial futbolístico como es natural tendrán una mayor repercusión los equipos de nuestra ciudad. –la suya-; José Manuel Rivero Tapia, fue un canterano Imperialista que en sus primeros escarceos en las categorías de iniciación no tenia aun muy claro porqué demarcación se inclinaría, ya que con los pies jugaba igual o mejor que cualquier futbolista de campo. Fue ya en el juvenil “B” del Imperio, con Sebastián Cuadrado, cuando la cosa iba más en serio con los entrenamientos y algún desplazamiento, cuando se afianzó en la portería.

La temporada siguiente, 1979/80. ya a la órdenes del irrepetible Agustín Jiménez Villahoz, le cogía el relevo generacional en la portería al eficiente Juan Luis.

Se había quedado una vez más campeón de la liga regional y se recuperaba la categoría nacional donde era nuestro único representante extremeño, Portu jugó 40 partidos, y curtiéndose en una categoría competitiva que dominaron ambos clubes hispalenses como Sevilla F.C. y Real Betis; Nuestros muchachos del Imperio C.P. realizaron su temporada más brillante en esta liga nacional de la que fue un habitual, y manteniéndose con varias jornadas de antelación. En aquella edición perdían la categoría el Cádiz CF, Oscus, Bellavista y AT Juval.

Aquel juvenil solían fórmalo habitualmente: Portu; Mingui, Eduardo, Casquero, Margallo; Martínez, Moya, Alfredo Pla, Noni; Santos y Quique.

Iba a suceder que al año siguiente el equipo de regional que entrenaba el entrañable Sevi, desaparecía de la escena futbolística debido a que el ayuntamiento les prohibió jugar sus partidos en el estadio, lo que propició la estampida de jugadores al filial del Mérida Industrial CF. de regional preferente, (con un potencial muy similar a la 3ª D, actual) donde terminaron 5º clasificado, en aquella Tda 80/81. más de la mitad de aquellos chavales después pasaron a formar parte del primer equipo, entre ellos Portu, estaba dirigido por Agustín Peláez Becerra que tenía como auxiliar a Manolo Flores.

La Tda 1981/82. ya pasó a formar parte de la primera plantilla con José Martín Doblado, pero su presencia fue testimonial, ya que por delante tenia a los experimentados Manolo y Pedrito Amador; En aquel año recordado como el del ‘mundial de España 82’ se incorporó al servicio militar, e iba a coincidir también con la muerte de su padre D. José Rivero Martin, aquello sucedió a mediados de diciembre, era un gran aficionado y había pertenecido a la peña ‘el Botero’.

Recuerdo que en el transcurso de aquella semana también pasó a mejor vida José Pacheco Molina, un ex portero de la S.D. Emeritense. En el partido, del 20 de diciembre frente al CD Brenes, correspondiente al grupo X de la 3ª D, se guardaba por ambos un respetuoso minuto de silencio.

La situación económica del equipo Industrialista comenzó a ser insostenible, y hubo que aligerar la nómina, concediéndose varias bajas de futbolistas foráneos, – los más caros,- entre los que podría mencionar a Suarez, Manolín, García López o el portero sevillano Domingo, lo que vino a propiciar que a Juanín se le uniera Portu, que se reincorporaba al equipo.

Al término de aquella edición, en 1983, se enrolaba en la UD Montijo donde iba a permanecer hasta 1987, que coincidía con el regreso a la presidencia de otro ‘PORTU’, en este caso, Pepe Fouto. Nuestro protagonista vino acompañado por sus compañeros de equipo Casi y Chovi; Eran ya los años del M.C.P. entrenado por Juanito Ceballo, y estamos hablando de la del célebre empate a todo, ante el Don Benito, la 87/88. y el posterior ‘varapalo’ en el no menos célebre partido de desempate en Cáceres, el joven Luis era el otro portero.
Y es con el almendralejense Gori, en el siguiente curso 1988/89., cuando por fin se lograba el ansiado ascenso a 2ª D, ”B”, y su compañero en la portería romana volvía a ser Juanín, que procedía del Extremadura CF.

Un Juan González Sánchez, que fallecía –el tiempo vuela-, el 27 de julio del 2015. y que en una entrevista que le hacía en aquella pretemporada, entre otras cosas, le preguntaba : Es obvio que vienes al M.C.P. para ser titular, pero Portu, pensara los mismo … “Por supuesto, sería absurdo firmar sin la intención de jugar, habrá que trabajar mucho y muy duro porqué mi compañero y amigo Portu, es un gran portero”.

La Tda 1989/90. en la categoría de bronce, ahora con Rogelio Palomo en el banquillo, continuaron los dos, a los que se sumaba con la competición ya iniciada el Donostierra Roberto Navajas Barrasa.

Al igual que Juanín, salía del M.C.P. al año siguiente, que fue la del regreso de Martin Doblado, y la del ascenso histórico a la categoría de plata con José Enrique Díaz.

Militó después en el Cristian-Lay, sucesor del CP. Vasco Núñez, para terminar siendo Jerez CF. con Ángel Asensio como ‘alma mater’ del equipo templario, pasó también por la S.P. Villafranca, club por entonces puntero de la 3ª D, en los años de Alfonso Cuellar, una ciudad donde después retornaría para ejercer su profesión de Bombero.

Destacar como no, su estancia en Burguillos del Cerro, aquel Grabasa de Luis Alviz con Isidoro Lavado al timón, en la campaña 94/95 llegó a disputar la liguilla de ascenso, eran porteros Portu y Vaca; Toni, Carlos, Encinas, Rafi; Miguelito, Alonso, Lolino, Marcial; Herrera y Araque; un grupo en el que ascendió el San Pedro de Alcántara, y que completaban Chiclana y Hellín. y no me olvido de un CD Santa Amalia donde aterrizó ya con casi 35 años, estando presidido por el ‘entusiasta’ Manuel Barroso, y entrenado por el dombenitense Antonio Ruiz ‘Noni’.- Una vez retirado mató también el gusanillo con el futbol sala, o entrenador de porteros en el refundado Mérida, donde aportó su experiencia y conocimientos.

Su último partido ya como veterano, lo jugó en 2016, con 55 años, fue un reencuentro muy emotivo que sirvió para conmemorar los 30 años -1986- del partido de copa que la UD Montijo de Emilio Macarro y Paco Cordero, dirimió frente al Real Sociedad de John Toshach, con los Arconada, Celayeta, Larrañaga, Zamora, Uralde, Gorriz o López Ufarte por un lado, y los Portu, Carretero, Casi, Blesa, Chovi, Flecha o Romero por otro.

Significar que aquella Real se adjudicó esa edición de la copa del Rey en la Romareda frente al At Madrid en la tanda de penaltis, y que ahora 34 años después el equipo txuriurdin ha repetido título frente a sus vecinos del Atletic Club.

Si el bueno de Juan Ceballo se decide por fundar un nuevo Mérida en el cielo, la portería ya la tiene bien cubierta.

Se nos fue uno de los nuestros, se nos fue el ‘Gran Portu’, se nos fue un pedacito de nuestra historia. Mérida siempre os recordará.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.