ENTREVISTA. «Me debo a la afición del Mérida y a esta ciudad, llegué sin ruido y me iré sin ruido»


Daniel Martín
Presidente del Mérida A.D

ENTREVISTA

 

Daniel, el inicio de temporada, no fue el soñado, para un equipo que se presumía, peleaba por entrar en fase de ascenso. Ahora, se ha enderezado el rumbo y el equipo vuelve a ilusionar a la afición y hacer soñar. ¿Cómo se encuentra el equipo actualmente?

El Mérida es un equipo, en el que el aficionado, tiene un valor del número 10 y siempre espera que demos el 11 o el 12. A día de hoy el fútbol es muy complicado. No hay un régimen de seguridad social estricto con los futbolistas, no hay un régimen de pago con el que todos los equipos sepamos a qué atenernos. La verdad es que el Mérida, en eso, es un referente de seriedad e ilusión. Siempre hemos querido ser un club serio y brindarle al futbolista el honor de jugar con esta afición y el honor de jugar en este estadio. Desde ese punto de vista, estamos conjugando todo para hacer un gran Mérida, siendo muy serios en los despachos y teniendo la mejor afición de Extremadura, para mí, de España, y parece que estamos funcionando. Lo único malo de todo esto son las expectativas que siempre genera este club, con las cuales, es muy difícil de asumir que con los medios que tenemos, un equipo de 2ªB, tratar de llegar a colmar el ansia del aficionado y tratar de llegar a 1ª División. Es difícil, muy poco reconducible, pero estamos en ello.

Hablamos de que se crean expectativa y las mismas se crean, porque el Mérida es un club serio y detrás, hay gente muy seria, trabajadora y que cumple lo que promete. Si no, esas expectativas no se crearían y la gente no confiaría en ustedes

Lo llevamos siendo una serie de años. Esta afición, está aburrida de que en verano, no supiese si el equipo salía o no a competir, y lo único que hemos hecho es dar seriedad a un proyecto del aficionado, no con futbolistas, no con nombres. Cuando empezamos, comenzamos diciendo que la afición del Mérida era lo más importante que había en Mérida. Era una afición de 1ª División, que en su día, el gran Pepe Fouto, la dejó en un listón muy alto, que va a ser muy difícil de poder volver a igualar. Lo único que hemos tratado es de reverdecer esos laureles, estamos en ese trabajo día a día, sabiendo que no partimos con la misma ventaja que otros clubes a nivel de apoyo institucional, pero que lo estamos dando todo y que yo creo que con un poquito de tiempo, dedicación y esfuerzo, llegaremos a la meta.

Pepe Fouto, desde nuestro medio, pedía el apoyo de toda la masa social y empresarial emeritense, para que confiasen en la gestión de usted y que el Mérida, se encontraba en la actualidad, en las mejores manos posibles. ¿Qué opinión tiene sobre Pepe Fouto y como es su trato con él?

Sobre Pepe Fouto sólo tengo elogios. Es un presidente entrañable, cariñoso, para mí, el mejor presidente que ha tenido el Mérida y tendrá. Es muy difícil igualar las cuotas y los retos que él propuso. Yo soy un devoto del Mérida, porque Pepe Fouto lo dejó en 1ª División. Yo soy un empresario madrileño que lo único que he hecho es tratarle de dar ese respeto a esa afición, que en su día fue una afición de 1ª División. Pepe Fouto siempre se ha brindado a estar al lado del Mérida, de la afición y que es una persona que para mí es muy entrañable y que lo único que le voy a tener es elogios, admiración, respeto, a quién para mí, lo ha dado todo por esta ciudad.

¿Qué ha realizado Daniel Martín, para que Pepe Fouto, vuelva al campo del Mérida y se ilusione con el Mérida?

No he hecho nada. Pepe Fouto, siempre ha sido del Mérida y no porque esté Daniel Martín. Lo único que ha visto es que todo aquél trabajo que hizo cuando empezó en los 70, 80, estando en otras categorías, inclusive en los 90, que es cuando hemos vivido las mieles del éxito del Mérida, sigue refrendado en lo que es la afición del 2016, 2014, 2015, me da igual el año. Ese trabajo no ha quedado en balde. Quedó un estadio de 1ª División, una afición que ha vivido lo mejor y a Mérida, como un referente. Ha dejado un legado, con letras mayúsculas y lo único que tenemos que hacer, los que seguimos defendiendo esto es tratar de mejorar en las virtudes y de mejorar los defectos, que a mi juicio, fueron pocos, porque cuando quieres a un equipo, te puedes confundir, pero siempre es desde el cariño que le tienes a ese equipo.

Hay una corriente, cada vez más numerosa, entre la que se encuentra el propio Rodríguez Osuna, de que el Estadio Romano, volviese a tener el nombre de Pepe Fouto. ¿Usted sería partidario de que el estadio, volviese a recuperar el nombre de Pepe Fouto?

Por supuesto. Es de justicia. Si no se llamase Pepe Fouto, se tendría que llamar el Estadio de los Aficionados del Mérida. Pero yo creo que Pepe Fouto, lo encarna. Pepe Fouto, adoleció del apoyo necesario, con un alcalde que, entonces, no lo hizo bien, y que si hubiese tenido el apoyo institucional, que ha día de hoy sigue necesitando Extremadura y Mérida entera, a pesar de que hay pequeños amagos, porque la verdad es que con Osuna sólo son facilidades, hay que entender que es muy difícil lo que se hizo. Si algún aficionado del Mérida, pudiera decir que firmaría, porque el equipo está en 1ª División, que venga a esta directiva, porque lo tendría que plasmar en número. Y plasmar en número una ilusión, es muy complicado. Si Pepe Fouto representa a toda lo que fue la generación del 90, y el estadio tuviera que llevar su nombre pues, ¿por qué no? Para mí es un honor.

De la época de Pepe Fouto hay un jugador que es Juanma Prieto ¿Qué importancia tiene Prieto en su llegada, estancia y amor al Mérida?

Juanma Prieto es mi amigo, con mayúsculas. Él ha aprendido que el fútbol, no es sólo dinero. Es cariño, amor, respeto, institución. Juanma es una persona muy dedicada al Mérida. Cada vez que Grupo Abeto o la familia Martín, tienen que hacer una inversión, siempre ha estado detrás, igual que Pepe Fouto, el alcalde. La gente, tiene que entender, que el fútbol no se alimenta del aire. A día de hoy, los aficionados, representan el pago del 15% de la plantilla del Mérida y esto se sustenta desde atrás. A nivel político, exceptúo al alcalde que sí se mueve, todos son apoyos, pero en el fondo, no hay apoyos y sí mucha rivalidad. La principal enemiga de Mérida es la propia Mérida. Es una ciudad que genera mucha envidia. Si no es por gente como Juanma desde Madrid o el alcalde desde Mérida, o muchos aficionados que te dan el apoyo, día a día, es muy difícil el sacar el Mérida adelante. Al final, no dejamos de ser personas y en ocasiones, el dolor de alguna gente, que no aprecia el esfuerzo que hacemos, supera, las expectativas que genera la afición. Ellos ya saben que sólo con futbolistas de mucha clase y calidad, podremos lograr el reto.

¿Qué balance puede hacernos de este 2016, que toca a su fin?

Año duro y muy difícil, en el que, por momentos, no he tenido, todo el respaldo social que teníamos en otros momentos, nos hemos sentido un poquito solos, pero sabíamos que el tiempo nos daría la razón. Siempre hemos sabido la responsabilidad que teníamos con llevar a esta afición, por toda España. Los más señalados, los que siempre han estado, el sector de Legiones Sur, que siempre han apoyado y estado a disposición de esta directiva. Para mí, el fín, justifica los medios.

Mérida tiene dos embajadores universales: el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con el propio teatro y el Mérida A.D. En toda su etapa en la ciudad ¿se siente traicionado por algún político o alguna persona, que no ha estado a la altura de las circunstancias?

No. En absoluto. Es un reto de una magnitud muy grande, en la cual nadie se puede borrar. El aficionado nunca se ha borrado. Pero lo que he entendido que es un club que genera decepciones, en futbolistas que no siguen, en aficionados que no comprenden determinadas decisiones. Le pediría que entiendan que nadie lo hace por dañar o menospreciar. Como presidente, he vivido cuando no había nada y ahora que podemos parecer que tenemos todo. Nadie me tiene que decir a mí, personalmente, cuando no había nada, quién quiere al Mérida. Yo sé, quién quería al Mérida y nadie está por encima de lo que yo opino, de quién quería o no al Mérida. Con eso no soy el más romano del mundo, pero sí sé quién ha estado en los momentos malos y quién va a estar en los buenos.

¿Qué opinión tiene sobre Bernardo Plaza y Tarriño?

Bernardo Plaza es un amigo personal de la familia Martín. Como entrenador creo que hizo una labor fantástica, porque conjugó el ser entrenador, con vivir con una plantilla, que no cobraba y funcionaba fatal, hasta que el Mérida, salió a flote. Lo único que no le acompañó a Bernardo Plaza fue el gol en Langreo. Entendíamos que venderle a la afición un proyecto en el cual, el entrenador de 3ª División, no nos había ascendido era complicado y siento que ahí, como amigo, le fallé a Bernardo Plaza. Como presidente, hice lo mejor para el Mérida, porque queríamos un proyecto ilusionante, que luego ascendió. Bernardo, que al final, se debe a un escudo como yo, entendió que era lo mejor para el Mérida y de hecho, ha tenido oportunidad de ser el entrenador del Mérida y ha pegado un paso a la derecha, para que surja Eloy y para mí es un hombre de la casa. Y como yo, ahora, represento a la casa, el estará con nosotros. Y Felipe Tarriño es el Mérida. Yo no le voy a descubrir a ningún aficionado, lo que es Tarriño, que lleva sufriendo, para bien y para mal lo que es el Mérida, desde los años 60. Es una institución. Tuvimos un momento muy delicado, que tuvo que posicionarse en favor del club y lo hizo, confió en esta directiva y en mi persona y lo único que puedo decir es que, para mí, es la persona más importante del Mérida.

¿Qué tiene Daniel Martín, para convencer a jugadores, que reciben ofertas mejores de clubes en superior categoría, para que elijan al Mérida?

A la afición del Mérida. La afición es el mejor activo que tiene el club.

¿Cómo es el día a día para congeniar el trabajo de una empresa, Grupo Abeto, que tiene más de 2.500 empleados y creciendo, de Pepe y Daniel Martín, con el fútbol y el hándicap de residir en Madrid?

Grupo Abeto, quitando la limpieza de Mérida, no tiene ningún concurso más en Extremadura. Estamos enamorados de la ciudad y de sus aficionados. Grupo Abeto es lo suficientemente importante, fuera de España, para traer los recursos a Extremadura. Pido desde aquí que muchas más empresas, traigan sus recursos a esta comunidad, sea en el deporte que sea, para que Extremadura sume y sea grande. Políticamente, Extremadura, ahora, está en buenas manos.

¿Tenemos Daniel Martín para rato, o pasa por su cabeza dejar el club cuando acabe la temporada?

Nunca le voy a mentir al aficionado del Mérida. He prometido un play off y apartarme. Supone un desgaste tanto físico, como económico, que cansa y debilita mucho, que muy poquita gente puede reconocer. Lo dejaremos en buenas manos. Me dejaré la piel hasta el último día. Mis días en el Mérida se van acortando. Sólo soy un empresario de Madrid enamorado del Mérida, de su ciudad y su afición, y no es vivir del fútbol ni estar aquí. Soy un hombre de palabra y nunca me iré hasta que la afición diga que está satisfecha con nuestra gestión. Este año, puede ser bonito, no para llegar a play off, pero sí para que estén satisfechos y para entender que todo debilita y cansa y que, a veces, hay mejores destinos que los que parece que a priori, presentamos otras personas. Al Mérida le han querido copiar este modelo de gestión y nos han hecho ofertas para ir a otras ciudades y equipos y siempre, he dicho, o Mérida o nada. El fútbol, nunca lo busqué. Mérida era muy grande y cuándo nosotros nos vallamos seguirá siendo igual de grande. Si alguien viene a sumar, que le mimen, que le quieran, que le den ese calor que siempre dan en el estadio a cualquier jugador que salta. Siempre son los más grandes. Soy un romano, hasta que me muera y siempre los voy a llevar en el corazón.

Con toda la sinceridad del mundo ¿Le cuesta, temporada tras temporada, dinero, el mantener al Mérida?

Muchísimo. Inexplicablemente muchísimo. Pérdidas enormes y beneficio 0. Lo bueno, que tengo un gran primo, que es como un hermano y apoya los sueños de su primo. Yo tengo un sueño con el Mérida, y por eso estoy diciendo, en ese sentido, que nos apartaremos, porque no tenemos dinero para competir al nivel que necesita esta ciudad. Sí nosotros, tuviéramos el respaldo necesario, a nivel empresarial que, es casi imposible. Porque no puedes competir con otras comunidades autónomas, que tienen ese apoyo institucional y a nivel de tejido empresarial, que no tiene Mérida. Sí podemos competir con un Romano, con 10.000 espectadores, jugadores que vienen a un sitio donde se les paga serio y viven sensaciones en el campo de 1ª División. La ilusión, ya existía. Lo único que hemos dado es estabilidad y cordura. La línea delgada que te hace perder la estabilidad en un club, es el confundirte en pagar, lo que no puedes pagar. Los jugadores y directivas pasan, pero la afición queda. Cogimos una afición con 300 personas y ahora, tenemos, mínimo, 4.000, todos los fines de semana. Me debo a la afición del Mérida y a esta ciudad. Llegué sin ruido y me iré sin ruido. Estamos aquí, para entre todos, cambiar cosas. Hay mucho aficionado que siempre está esperando a que la directiva haga cosas y muy poquito, desde sus púlpitos, ayudar a que el club crezca.

¿Cómo celebra Daniel Martín la Navidad? ¿Es más de Papa Noel o de Reyes Magos?

Muy familiarmente, en Madrid, en casa de mis padres, que son mis ídolos, acordándonos de los que no están. Para mí, siempre son momentos tristes. No es motivo de alegría la Navidad, para mí. Soy una persona que valora mucho los legados, la calidad humana y eso se está perdiendo. La juventud, carece de referencias en valores  humanos. Siempre que podamos, brindemos la Navidad a quién menos tiene, a quién más lo necesita y yo lo practico. El mundo no tiene fronteras, las ponen las personas que las quieren ponerlas. Soy más de Reyes Magos, evidentemente, más español y nacional. Nací con esa ilusión y no lo cambio. En mi casa, con mis hijos, no existe Papa Noel. Quiero decir a la afición, que disfrutemos y apoyemos lo que tenemos, que unidos, ganamos mucho más que separados. Que en el momento que una directiva, jugador, entrenador, campo o balón, sea motivo de discusión, es cuando tienen que coger el testigo del escudo, apartarlo, sea quien sea, y entender, que lo que han conseguido desde la nada, que no lo he conseguido yo, les lleva a donde ellos están ahora mismo compitiendo, y que, por falta de presupuesto, no podemos aspirar a más.

 

 

 

 

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Un comentario sobre “ENTREVISTA. «Me debo a la afición del Mérida y a esta ciudad, llegué sin ruido y me iré sin ruido»”

  1. Ojalá me confundiera, pero la verdad que sabemos todos es, que el día que se vayan ellos se hunde el barco…. otra vez. Volveremos a nuestra realidad de 300 aficionados y tercera división.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.