Agustín Plaza Aguado


Hace muchos años que, desde las mayores instancias políticas, sociales y educativas se debería haber definido el papel de la escuela en nuestra sociedad, y debería haberse hecho desde el consenso, el sentido común, lejos del fanatismo doctrinario de los partidos políticos, y tomando como modelo aquellos países donde el éxito es una realidad y, además, su cultura es compatible y adaptable a la nuestra.

La sociedad española debe tener claro que, en este tema, como en otros muchos, el tiempo de los políticos y las soluciones políticas está terminando, y debe ser la sociedad civil la que tome las riendas y exija definiciones, objetivos y soluciones que consigan una duradera reforma de la enseñanza en España.

De momento, mientras esto ocurre, sería bueno que much@s intelectuales, sociólogos, científicos, comunicadores y especialistas de distintas materias se olviden de proponer que aquello de lo que hablan o defienden debería tener su hueco en la escuela.

En los últimos meses he tenido ocasión de leer o escuchar que temas o materias como la alimentación, el cambio climático, la adaptación a las nuevas tecnologías, el consumo, la problemática de los países migrantes, la defensa de los animales, el respeto LGTBI, la lucha contra la homofobia, la situación de la población negra en EEUU, la realidad del holocausto, la memoria histórica en España, las energías renovables y un larguísimo etcétera deberían impartirse en las escuelas, obviamente todos son importantes, unos más que otros, pero si a esto añadimos las matemáticas, idiomas, religiones, historia, filosofía, geografía, física, química, lengua y literatura, economía ………. La jornada diaria del escolar debería acercarse a las 30 horas.

Ante esto sólo podemos pedir un poco de sentido común y de respeto , muchas de estas personas ilustres que machaconamente ven en la escuela la solución que acabará haciendo una sociedad mejor formada ( ¡esperemos que para ser más justa !) empiecen a distinguir entre educación y formación , y dejen para la familia y el entorno socio familiar aquellos aspectos de la educación que deben cumplir , y la escuela sea el lugar donde ( salvo excepciones ) se pueda socializar la educación recibida en el entorno familiar y conjugarlo con la formación que maestros y profesores deben impartir .

Con total certeza, para que todo esto recupere la cordura, habría que analizar otros temas y realidades sociales de mayor calado, pero no es posible seguir escondiéndose en la desigualdad socioeconómica, ni en la falta de formación de los padres, ni en factores culturales o de costumbres , en España estamos asistiendo a una integración masiva de migrantes e hijos de migrantes, mayoritariamente magrebíes, sudamericanos, de países del este de Europa y subsaharianos, y es en la escuela donde se produce el mayor esfuerzo para conseguir esa necesaria integración, no siempre fácil, pero tampoco nueva como para servir de excusa.

Al igual que pasa en otros servicios básicos, España no soporta la comparativa con Europa en gasto por alumno en la escuela pública, ni en dotaciones, recursos o retribuciones al personal docente, y ahí radica la principal, aunque no única, causa que tiene como consecuencia la caótica situación que vivimos en cuanto a la realidad formativa de nuestro país.

Por todo ello, España debe ser consciente de sus capacidades económicas y limitaciones , y en lo que a enseñanza y formación se refiere no puede seguir repartiendo miseria, si pretende dejar el vagón de cola de Europa , un ejemplo claro y lamentable hemos visto con motivo de la pandemia que nos asola, las escuelas e institutos españoles han tenido mil dificultades para permitir que las clases se pudieran desarrollar de forma no presencial , falta de formación a los docentes , falta de equipos informáticos , falta de medios en muchos hogares de alumnos y caos organizativo a nivel de gerencia y gestión ( y no será por falta de asesores, directivos y cargos con títulos relevantes).

A la vez que esto sucede, en muchos casos a iniciativa propia, una parte importante del profesorado se recicla en nuevas tecnologías para conseguir dar sus clases de forma telemática, desde los propios centros se optimizan los escasos recursos económicos y materiales de los que disponen y las familias se adaptan a este nuevo orden en muchos casos con importantes limitaciones culturales y económicas.

Por otro lado, comprobamos como las administraciones regionales, que son las competentes en el tema, siguen invirtiendo y potenciando la escuela concertada, esa que tiene una base privada , pero que su equipo docente, contratado en la mayoría de las ocasiones sin pasar ningún tipo de examen o control de sus capacidades , es pagado por todos , exigiendo además que se asimile su situación a los funcionarios de la escuela pública , que han pasado su oposición , sus innumerables traslados y su formación continua, pero claro, para eso el sistema de privilegio del poder económico se inventó aquello de la libertad de elección , para que algunos rechacen la escuela pública y opten por una privada pero pagada por el estado , una locura aceptada por una sociedad que ha distorsionado el derecho sobre lo público y lo privado en favor de los privilegiados , pero manteniendo detrás de este negocio privado, con soporte de dinero público, a la iglesia , grupos de poder y multinacionales de la formación.

Es imprescindible redefinir los criterios que conforman la escuela concertada, partiendo de que su existencia sólo y exclusivamente debe tener sentido donde la escuela publica no llega, el personal que paga la administración debe seguir un proceso selectivo creado por la propia administración, idéntico al de la escuela pública , los centros acogidos al concierto deben tener una fiscalización publica exhaustiva y la selección de los alumnos debe realizarse con los mismos criterios que la escuela pública.

Si conseguimos mejorar la escuela pública, estaremos en el buen camino para llegar a lograr una Universidad pública que deje de ser una estafa social, que destaca sólo por haber creado un sistema que potencia la corrupción y el engaño y que año tras año bate récords por sus pésimos resultados en la comparativa con la mayoría de las universidades europeas.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.