Cristina Martín Sánchez

Concejala del grupo Municipal de  Ciudadanos en el Ayuntamiento de Mérida


Desgraciadamente, en la política actual, todos conocemos casos en los que los políticos utilizan el insulto contra el adversario como una estrategia débil y errónea. No se trata de otra cosa, si no de subrayar la carencia de argumentos convincentes sustituidos por el ruido que produce un deterioro de la imagen personal y ética del orador. Cuando no se tienen argumentos para rebatir o demostrar que se tiene razón, el recurso fácil es el insulto, la calumnia y la injuria.

Me queda preguntar en este sentido, ¿Por qué hay políticos que desprecian, insultan y amenazan a sus contrarios y a los ciudadanos públicamente? Creo que es porque se siente seguros, muy seguros. Creen que la gente los va a seguir votando eternamente, o que si no ganan tendrán algún escaño que les permitirá tener un buen sueldo y privilegios para seguir haciendo caja. Y cuando abandonen la política, tendrán un buen puesto en la sombra en alguna entidad en la que se sientan favorecidos y como en casa. Sienten que sus vidas están aseguradas.

Haría otra pregunta y es ¿Desde qué mentalidad se hace este tipo de política? Creo que se hace desde la persona que piensa, siente y actúa considerándose superior, por encima del bien y del mal, que todo vale con tal de conseguir su objetivo, que no es otro que pertenecer a esa clase de los poderoso que ponen un muro infranqueable entre ellos y los que consideran ‘’débiles’’. Es una persona sin conciencia ni sensibilidad, que cambia leyes y las moldea a su beneficio. Que pretende controlar, y que hace de la mala educación y de la avaricia su señas de identidad. Una persona que solo acepta el aplauso, la sumisión y que les voten. Los que protestan y denuncian sus motivaciones, recursos y estrategias se convierten en sus enemigos. Lo único a lo que tienen miedo es a la verdad y a la movilización social.

Y es que tampoco en nuestro Excmo Ayuntamiento de Mérida nos libramos de esta mala práctica, por aquellos que, pertenecientes al gobierno local socialista intentan desacreditar a la oposición con la frase: «vais en contra de la ciudad y de sus habitantes’’. Frase comodín para todo que usan sin miramientos cuando no saben por dónde salir. Ejemplo de ello lo tenemos en el último pleno celebrado este mes pasado de septiembre por parte de la actual Portavoz Municipal y alguno de sus secuaces.

¿Qué se puede hacer? No votar al político que te desprecia, te insulta, te amenaza, y atenta contra tu dignidad, creyéndose superior e intocable, viviendo cómodamente en su mayoría absoluta.

“Las injurias son los argumentos de los que no tienen razón”. Jean Jaques Rousseau “

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.