Antonio L. Vélez Saavedra


MÉRIDA UNIVERSAL


Una de las célebres frases de Mario Benedetti es esa que dice que “En la vida hay que evitar tres figuras geométricas; los círculos viciosos, los triángulos amorosos y las mentes cuadradas” Al escribir esto, Benedetti asociaba figuras geométricas con las relaciones sociales. Pero más allá, la geometría está omnipresente en toda la naturaleza y en nuestra vida cotidiana. Se puede adivinar con facilidad en las espirales de las caracolas o en las de las galaxias, en los hexágonos de los paneles de las abejas, en la forma de esfera del planeta que habitamos o en la del coronavirus que busca habitar en nosotros. Como no podía ser de otro modo, el verano tiene a su vez una geometría propia, en la forma poligonal de una piscina o en el plano irregular e infinito del borde del mar, y también en los temas de actualidad de este verano:

LAS TRES EMES: Metros, Manos y Mascarilla. Los tres vértices de un triángulo equilátero, las únicas herramientas de las que disponemos para evitar la propagación de la pandemia, más aun cuando la vacuna aun es un punto de fuga muy lejano. Depende exclusivamente de nosotros mantener la higiene, distancia social y el uso de la mascarilla, aunque parece que para algunas personas hacerlo es un mundo. Egoísmo insolidario, y sorprende mucho verlo sobre todo entre los más jóvenes, no son mayoría, pero llama mucho la atención la naturalidad con la que algunos no atienden a su propia protección, que es la de todos, frente al virus. Algo no se ha hecho bien, parece que se quedaron con el mensaje que se dio al inicio de la pandemia de que solo afectaba a los mayores y no a los más jóvenes. Da la sensación de que anteponen el disfrute de sus vacaciones y el ocio con sus amistades por encima de la salud de los suyos y de todos, y condenando así a los más mayores y personas de riesgo a permanecer alejados de las zonas donde discurre habitualmente el día a dia, insisto en que no es normal y nos hace ir para atrás.

DOS REYES: Está abierta la discusión entre monarquía o república, y es la norma de este país el alinearse en uno u otro equipo, como dos líneas paralelas destinadas a no encontrarse jamás, y en mi opinión ese no es el debate. En el gobierno de España el Jefe del Estado se ha convertido en una figura representativa, más bien ornamental, para los desfiles y discursos navideños, y por ello el gobierno de la nación no va a diferir llámese monarquía parlamentaria o república democrática, como podemos comprobar entre los países de nuestro entorno europeo. En todos ellos el gobierno es competencia de los semicírculos parlamentarios, y el rey ni hace las leyes ni puede saltárselas. Perdón, no debería poder saltárselas gracias a su inviolabilidad o aforamiento.

La figura del Jefe de Estado, en mi opinión, debería ser de una mayor utilidad y tener presencia en momentos difíciles, como los que ahora vivimos. Felipe VI no lo tiene fácil para convencer de su utilidad a la sociedad, irse de gira por los pueblos y ciudades de España no es la solución, la marcha del país de su padre tampoco le favorece.

EL CALOR: Sofocante de este verano. Lo mismo que aun hay negacionistas de las medidas que se toman contra la pandemia e incluso de la misma pandemia, también hay negacionistas del Cambio Climático, en la mayoría de las ocasiones son las mismas personas. Podemos comprobar en nuestras carnes que el calor cada verano se soporta peor, y la línea roja de los termómetros se mantiene en lo más alto cada vez más tiempo. Es algo demasiado evidente para pensar que el problema se va a solucionar solo. Esta pandemia y las que vengan después, así como el cambio climático deberían afrontarse apostando por la ciencia, el principal motor de avances de la humanidad a lo largo de su historia, y aun así relegada a un segundo plano en las estrategias públicas y privadas en España y Europa. El “Que inventen ellos” de Unamuno no es una opción, no podemos esperar a que lleguen las soluciones desde China o EEUU. La ciencia, la investigación, son fundamentales para el bienestar común, una aspiración de la sociedad, la que a su vez debemos seguir mejorando en la búsqueda del triple círculo virtuoso: políticos responsables, civismo ciudadano, y sentido de comunidad.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.