ENTREVISTA AGOSTO. Fernando González Rendo, Concejal Mérida Participa (Podemos) en el Ayuntamiento de Mérida

 

Eloy López

 

GONZALEZ RENDO WEB¿Cómo ha sido el último mes de gobierno municipal?

Marcado por el Pleno en el que tratamos el informe del Ministerio, que según la versión del equipo de gobierno, presentaba una versión caótica y difícil del estado presupuestario del Ayuntamiento de Mérida. Pero que como dijimos en el pleno, contrastaba con la deriva del equipo de gobierno, en ese sentido, desde que llegó el informe en mayo. Ha sido lo que ha marcado el último mes. Era un pleno importante, en el que había que tomar decisiones importantes, pero de nuevo, el equipo de gobierno, falló en la forma de llevarlas a cabo y, en abrir la participación a la oposición, para poder encontrar medidas alternativas, a ese informe del Ministerio.

 ¿Qué le ha parecido la polémica suscitada por las declaraciones del alcalde, en cuanto, al rechazo de PODEMOS regional y Merida Participa de aceptar las entradas gratis del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida?

Lo que Osuna dijo, era que, renunciar a las entradas era «postureo cutre». Nosotros entendemos que no es así, y que, es una forma de entender la política. Sí voy al teatro me lo pago, como hace cualquier vecino de Mérida. Yo, como cargo público voy al teatro, igual que voy al fútbol a ver al Mérida, o a cualquier evento como los carnavales o las fiestas de las asociaciones de vecinos. Simplemente, entendemos que si el público paga sus entradas, nosotros no tenemos que ser distinto a la gente que venimos aquí, ya sea institución municipal, nacional o regional, a representar. Lo que no entendemos es que el alcalde entrase a calificar eso como, «postureo cutre». No debía haber hecho ningún tipo de comentario. Si él no paga sus propias entradas, por lo menos haberse estado callado. Es importante la labor institucional, pero tú puedes elegir si te aprovechas de ciertos privilegios, a la hora de entrar gratis a los sitios, o bien, pagar las entradas. Me parece sintomático y un buen gesto.

 ¿En qué ha mejorado y en qué ha empeorado la política municipal en el último año?

Ha mejorado en cosas que nos parecen obvias cómo: abrir la puerta de la Alcaldía o mayor accesibilidad, al menos en la teoría, de los diferentes miembros del equipo de gobierno. Ahora, las puertas de la Alcaldía no están cerradas y con cámaras de seguridad, que es algo que nos parecía inaudito. Pero en las decisiones más importantes de la política municipal, no vemos un cambio sustancial, con respecto a la gestión del PSOE a la del PP. Han anunciado privatizaciones. De la piscina, finalmente, se retractaron y la hicieron pública. Están anunciando lo del mercado de Calatrava, etcétera. Vemos mal la gestión de las ofertas de empleo o el funcionamiento de la delegación de personal y la de Servicios Sociales, donde ya han habido dos desahucios, pese a las iniciativas que hemos presentado en esa dirección, para que en Mérida, nadie pudiera estar fuera de su casa. En términos generales, continuismo, con gestos de apertura, aunque no destacables, pero sí sintomáticos. El último mes ha estado marcado por todo el trámite burocrático del Plan de Empleo social, que ha generado bastante malestar, tanto a la ciudadanía como en los partidos políticos. Buena parte de la culpa es de la delegada, que no ha sabido gestionarlo: diligencias, correcciones, calificaciones aleatorias, excluidos sin motivos,…, un descontrol total.

 ¿En términos futbolísticos a quién le sacaría la tarjeta roja, que es de expulsión, la amarilla de advertencia y la azul que es una cosa buena?

La tarjeta roja, a la gestión de las delegaciones de personal y servicios sociales y, a la paciencia que tiene el alcalde con respecto a estos ámbitos.

La amarilla preventiva, cómo amonestación verbal, por lo que pudiera estar por venir en esas delegaciones y en las demás.

La azul, a la gente. Sólo llevamos un año aquí. Nos parecía un abismo cuando entramos, porque no conocíamos apenas nada del Ayuntamiento. Seguimos ubicándonos y aprendiendo, en un ambiente difícil, y recibimos bastante cariño y nos sentimos muy agradecidos.

 ¿Qué le parece la gestión del Festival Stones, del Festival de Internacional de Teatro Clásico de Mérida y de la Capitalidad Gastronómica Iberoamericana?

La capitalidad, ha sido de manera unánime, por parte del equipo de gobierno. Hablamos de 100 millones de las antiguas pesetas, en los cuales, el turismo, no podemos evaluarlo a corto plazo y hay que hacer un balance del impacto en la ciudad, al final. Nos parece genial que se apueste por el turismo, pero no somos, tan partidarios de un turismo meramente gastronómico. En Mérida tenemos elementos para aportar ese turismo de medio recorrido o de largo alcance, que permita más pernoctaciones en la ciudad. Pero no tenemos capacidad de decisión o cooperación en el proyecto, e información muy puntual. No vemos un hilo conductor, salvo el nombre, de Mérida Capital Gastronómica. La valoración la daremos al final.

En cuanto a Festival es una cita ineludible de Mérida, que lo pone en el mapa nacional e internacional. Si bien hay ciertas cosas que nosotros las plantaríamos de otro modo. Genera turismo y empleo, pero nosotros daríamos mayor protagonismo a las compañías extremeñas, así como, cambios en la gestión, que había que verlos en función del balance. Venimos de una época con una deuda muy alta, antes de que se gestionase de este modo. y todo cambio en la gestión y el planteamiento deberían estar corroborados en las cuentas. Hacía falta que se hiciese una mayor programación anual y no tan estacional. No se puede pasar, de todo, en unos meses, a nada el resto del año.

Y el festival Stone son una serie de conciertos, que son fundamentales en la ciudad, como todo tipo de eventos y actuaciones, que dinamicen el ocio. Pero el dilema está en el precio de las entradas y nos parece, que es un evento que no se suscribe mucho a la situación actual de la ciudad, donde hay 8.000 parados y uno de cada tres personas, están en riesgo de exclusión social. El  precio de las entradas tan elevado lo entiendo por el caché, pero como en otros lugares, se podía haber hecho un tipo de entrada social, para que pueda acceder el mayor número de personas al evento. En la antigua Grecia, en el propio teatro, se permitía el acceso a la gente que lo tenía todo y a la que no tenía casi nada.

 

 

 

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.