Asociación Amigos de Mérida


Un milímetro cúbico es el volumen estimado del cerebro de una hormiga. Cabe suponer que, aunque solo sea por una cuestión de tamaño, una hormiga no es un ser muy inteligente. Dos hormigas son poco más inteligentes que una, sin embargo, miles de ellas son capaces de exhibir comportamientos claramente complejos con un alto nivel de eficiencia.

Aunque existe una reina en cada hormiguero, no es esta la encargada de gobernar al resto de habitantes de este. Para encontrar comida o recursos, las hormigas exploradoras salen del hormiguero cada una en una dirección diferente. Cuando una de ellas encuentra algo interesante para la comunidad, marca el camino que seguirán el resto de compañeras, que establecerán la ruta óptima desde el hormiguero hasta el recurso. El secreto de la eficiencia del hormiguero como conjunto es que todo él actúa con un objetivo común y que todos los miembros de este contribuyen con su trabajo y capacidad.

La humanidad ha aprendido de modo similar. Hemos tenido brillantes exploradores, en todos los ámbitos, las artes, la ciencia, la ingeniería, la moral, la política… que nos han marcado un camino a seguir. Tal es así, que nuestra sociedad valora muy positivamente la diversidad como uno de los valores deseable en toda sociedad democrática.

Aterrizando en nuestra capital extremeña, el estatuto de capitalidad por el que se rige la ciudad, consagra el valor de la diversidad y la participación de los ciudadanos en los asuntos de la ciudad mediante el Consejo de Capitalidad. Este consejo está compuesto, además del Presidente de la Junta de Extremadura y el Alcalde de Mérida, por representantes de la administración regional y local y de todas las fuerzas políticas con representación municipal.

Desafortunadamente, este Consejo de Capitalidad ha quedado como un mero trámite que no recoge las diferentes opiniones y sensibilidades de una sociedad diversa, entre otras causas, porque los diferentes partidos políticos se han ido descolgando del Consejo aduciendo no querer formar parte de una reunión de “ninguna utilidad al no atender a los cometidos que le reserva la ley”.

Sea como sea, es una triste noticia que un órgano con un interesante potencial para recoger y conducir las aportaciones de la ciudadanía, a través de sus representantes, no responda a estas funciones. Especialmente cuando Mérida se enfrenta cotidianamente a grandes retos derivados de su condición capitalina y debe esforzarse por no perder peso en la región.

Como hormigas, contribuyamos todos con nuestro trabajo y capacidad en el objetivo común de mantener una Mérida digna capital y referente para todos los extremeños.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.