Marta Gervasia Garrido Moreno

Concejal del Grupo Municipal VOX en el Ayto de Mérida


Al contrario de la goebbelsiana maniobra propagandística y de medios que perfectamente pergeñó el Partido Popular del inoperante y exasperante Rajoy que urdió con su maquiavélica número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, al observar que las encuestas les daban en caída libre para las siguientes elecciones Generales, y que consistió en fortalecer una oligarquía mediática para que emitieran 24 horas cantando las alabanzas de Podemos y de Pablo Iglesias Turrión en cualquier cadena de televisión, radio y prensa escrita, a la vez que mostraban las vergüenzas del PSOE, debilitando las posibilidades de este último de vencerles en las próximas elecciones que se iban a celebrar; hoy nos encontramos con un efecto contrario. El silencio absoluto para VOX, excepto si no es para la manipulación más o menos descarnada y noticas tergiversadas y sacadas de contexto que provoquen la repulsa en el común de los mortales.

Pero como jugar con fuego acaba quemando, si bien es cierto que consiguieron mantenerse en el poder en el 2015 gracias a la irrupción de Unidas Podemos y de Ciudadanos en el Parlamento, pero apenas tres años después, el monstruo que ellos mismos habían creado, acabó por devorarlos, con la moción de censura celebrada contra el maletín de Rajoy, quien mientras se debatía el futuro gobierno de España, prefirió irse a comer y hacer un “conxuro” con abundante queimada escocesa, para, poco después hacer las maletas y irse a su casa, dejando su partido hundido y campo libre para un Gobierno Frankenstein que todavía sufrimos. Mal le salió el “divide y vencerás”, puesto que consiguió el “unifica y serás destruido”. Todo ello por dedicar las tardes a dormir la siesta y ver ciclismo, en lugar de repasar “El arte de la Guerra” de Sun Tzu.

Cuando VOX nació, fruto del hartazgo, de las mentiras del bipartidismo, de la élite traidora, del mercadeo en los despachos a espaldas del bienestar de los españoles, de los sentimientos defraudados y de la desesperación de muchos ciudadanos, no éramos más que un nuevo partido pintoresco, a juicio de los sesudos analistas políticos y de los asesores de las dos grandes franquicias (PSOE-PP). Pero, hete aquí, que el miedo, los temblores y los sudores fríos empezaron a hacer mella a la vista de cada vez más encuestas que iban surgiendo, que, además se vieron ampliamente superadas elección tras elección.

El PSOE resucitó su doberman; el efímero ex Presidente del PP, Pablo Fracasado, su desprecio; los decadentes comunistas, sus antidemocráticos odios viscerales; y la inmensa mayoría de medios de comunicación trataron de inocular, por todos los medios a su alcance, el veneno del odio hacia la nueva e imparable fuerza política que ponía en riesgo el statu quo de socialdemócratas y centristas cuyo único interés es alternarse en el poder como hacían Cánovas del Castillo y Sagasta durante la restauración.

Sin embargo, como la estrategia de la exclusión y del miedo no les ha salido nada bien (como se demostrará en las próximas elecciones que se vayan celebrando), han optado por la estrategia del silencio. Ahora piensan que hay que implantar la de los tres monos japoneses (No oír, no ver, no decir): VOX no existe, salvo que sea para vilipendiarnos o mostrarnos desprecio.

Después de hacer este examen de la situación mediática asfixiante, desciendo ahora a la política local, que es lo que al lector de estas páginas busca (Enormemente agradecidos de nuevo a “Mérida y Comarca” por ofrecernos su espacio para expresarnos. Hacen un ejercicio de pluralidad y democracia).

Me atrevería decir que, desde que el Grupo Municipal VOX entró en la Corporación Municipal, hemos sido el Grupo que desde la oposición ha presentado más proposiciones, ruegos y mociones en el Pleno y ha formulado más solicitudes de información a los distintos responsables municipales de las diversas áreas de gobierno. Haré un cálculo exacto en los próximos artículos.

A pesar de lo anterior, y puede ser también porque nuestro sistema de comunicación no sea tan eficaz como debiera por nuestra bisoñez, y después de cientos de notas de prensa enviadas a los medios mayoritarios con nuestras propuestas, el silencio mediático y la omisión sistemática es lo que hemos venido sufriendo. Así, a la ciudadanía le parece que no existimos, que es lo importante. Si no nos pueden hacer callar, que no se oiga nuestra voz. Esa es la consigna.

No obstante, y volviendo al título del artículo, contraponiendo ideologías a ideas, nosotros somos, desde nuestros principios, los que ofrecemos ideas, mientras que otros, rechazan nuestras propuestas por pura ideología frentista.

Un ejemplo: en nuestro programa electoral municipal, con el que nos presentamos a las elecciones del 2018, introducíamos 15 medidas en los capítulos de urbanismo, patrimonio arqueológico y turismo, paso a resumir las que el Gobierno Municipal Socialista ha adoptado como propias y ha puesto en marcha: Revisión y actualización del PGOU (en ejecución); Expropiaciones de Inmuebles afectos al Yacimiento Arqueológico (han adquirido las Concepcionistas, la parte trasera de las Freylas, el yacimiento tras el Teatro María Luisa;…); Renovación de Infraestructuras Urbanísticas del Polígono Industrial el Prado (están en ejecución obras de mejora de los accesos); Recuperación del Solar del Antiguo Cuartes Hernán Cortés (está en Planeamiento la Ciudad de los Niños); Recuperación del Solar Privado de la Puerta de la Villa (han iniciado hace poco los trámites para expropiarlo); Ampliación del Museo Nacional de Arte Romano (se está licitando las obras actualmente); Rehabilitación del Convento de las Freylas (el presupuesto está aprobado y las obras igualmente para convertirse en el Instituto de Arqueología de Mérida); Mejora de las Oficinas de Turismo (la de la Puerta de la Villa se ha rehabilitado completamente); Reapertura de la Casa del Anfiteatro (se abrió en junio de 2020); Mejora de la Iluminación de los Monumentos mediante convenios suscritos con compañías eléctricas ( desde hace algo más de dos años: el Templo de Diana, el Puente Romano, la muralla de la Alcazaba Árabe, el Acueducto de los milagros y la Plaza de las Mérida del Mundo lucen nueva iluminación ornamental).

Es decir, que de las 15 ideas que propusimos en nuestro programa, el gobierno municipal socialista ha llevado a cabo 10. ¡No está nada mal!. Ideológicamente nos desprecian, pero adoptan y hacen suyas nuestras ideas, que es lo que al final interesa a los ciudadanos ( y a nosotros).

Pero para hacer más rocambolesca esta contradicción, me permito leer el programa electoral del PSOE para las municipales del 2018, me llama poderosamente la atención esta propuesta que llevaban en el mismo: “Pondremos en marcha un programa de ayudas para la REHABILITACION DE FACHADAS propiedad de los vecinos y vecinas de Mérida, que ayude al mantenimiento y rejuvenecimiento del casco urbano, valorado en 200.000 €.”

¿Sabéis quien llevó al Pleno del Ayuntamiento una Proposición para que el Ayuntamiento actuara urgentemente contra las pintadas y la cartelería ilegal de la ciudad en marzo de 2020 que contemplaba actuaciones sobre fachadas privadas? ¿El PSOE? No. El Grupo Municipal del VOX. ¿Sabéis que votó el equipo de Gobierno Municipal socialista sobre esa propuesta que presentamos nosotros y que ellos recogían parcialmente en su propio programa? Negativamente.

Por eso vecinos, las ideas han de estar por encima de las ideologías, máxime cuando las primeras van objetivamente en pro del emeritense; y la idiocia, los prejuicios, la ceguera, los odios y las exclusiones que mueven a las segundas, perjudican al ciudadano.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.