Mérida Universal


Antonio L. Vélez Saavedra


John Winston Lennon (1940-1980) se ganó la celebridad planetaria como uno de los fundadores de The Beatles. Con el cuarteto de Liverpool, junto a Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison, formó parte de la revolución social y cultural de los 60. El grupo del que Lennon llegó a decir que eran mas populares que Jesús encadenaron éxitos que continuarían más tarde, en su trayectoria en solitario y como el pacifista hippy que se paseaba por el mundo de la mano de Yoko Ono. Hasta que un 8 de diciembre de hace cuatro décadas Lennon falleció de manera prematura, cuando un fan obsesionado con él, lo mató a tiros en la puerta del edificio Dakota de Nueva York donde vivía con Yoko Ono. Esos disparos se escucharon en el mundo entero, hasta en una ciudad tan lejana como Mérida, donde un grupo de personas empezaron a madurar un homenaje al artista universal de las gafas redondas.

Esas personas se reunían en un pub de una calle con nombre de militar franquista, el Pub se llamaba La Rivolta, en aquella época uno de los más emblemáticos locales de la noche emeritense. Y uno de sus propietarios era Manuel Sánchez Gil, más conocido como Manolo ‘Rivolta’ y que, al igual que Lennon, también falleció un mes de octubre hace ya tres años.
En plena transición democrática muchas cosas ocurrieron en aquella década de los ochenta en Mérida, y una de ellas fue la iniciativa que Manolo y unos pocos más promovieron desde La Rivolta, por conseguir que aquella calle se llamara John Lennon. Recogida de firmas incluida hasta que el día de Reyes del ochenta y tres, Mérida estrenaba calle dedicada al Beatle asesinado entre el clamor popular llenando la plaza de Santo Domingo y entre las notas del “Yesterday”, un acto emotivo para la historia reciente de la ciudad.
Lo que pasó después en esa calle también es historia, para una generación de emeritenses que disfrutaban de la ‘marcha’ de aquella calle que se cerraba al tráfico para llenar hasta arriba todos aquellos locales míticos, pero como se dijo tras la separación de los Beatles, aquel sueño ya terminó.

La calle se sigue llamando John Lennon, aunque los pubs como La Rivolta ya desaparecieron de sus aceras, y ha ido cambiando su aspecto incorporando edificios públicos como es el Centro cultural Alcazaba, que alberga la biblioteca municipal y también actividades culturales en su salón de actos o exposiciones en sus pasillos. Y es una de esas exposiciones, que ha pasado este mes por allí la que celebra otro aniversario. Se trata de la exposición ‘Para mirar a Emérita Augusta’ de Pedro de las Heras, a modo de homenaje al gran escritor extremeño Manuel Pacheco, en los 100 años de su nacimiento. El autor, a través de sus collages, relata la relación de Pacheco con Mérida, su gente y su Teatro Romano.

Manuel Pacheco es en mi opinión el autor extremeño más relevante del pasado siglo, al menos el de mayor repercusión fuera de la región y de España. Representó junto a Jesús Delgado Valhondo y Luis Álvarez Lencero, la transición a la modernidad de las letras extremeñas, representadas principalmente hasta entonces por Gabriel y Galán y Luis Chamizo. Fue un poeta muy apegado a su tierra y a su tiempo, que interpretó en toda su extensión en su obra, que se mueve continuamente desde las orillas del Guadiana a las películas de Kubrick o desde los canchos de Malpartida a la música de los Beatles. Y también escribió sobre varias de las obras que presenció en Mérida, una de ellas en 1954, año en el que Manuel Pacheco describe en una carta a un amigo la experiencia que tuvo en una noche en el Teatro Romano: “Te adjunto un poema que hice sobre la representación Edipo de Sófocles en Mérida. Este teatro se descubrió en unas excavaciones y data de la época romana cuando Mérida era capital y se llamaba Emérita Augusta, pues bien, en este maravilloso escenario se representó la tragedia de Sófocles. Los artistas estaban emocionadísimos en aquel marco y para que nada faltara de realidad, antes de empezar la obra unos cuervos que viven en las ruinas volaron sobre las columnas presintiendo con sus negros vuelos el drama; en las escenas de amor las palomas que también viven en las ruinas arrullaban y cuando Edipo andaba por los caminos buscando al pastor Forbas, para descubrir al asesino Layo y entonces unos perros ladraron en la lejanía. Era todo tan real que se tenía uno que mirar a los vestidos para no creerse romano o griego”

Esa experiencia, ese sobrecogimiento que tuvo el escritor es un buen ejemplo de la experiencia que llega a sentir al presenciar una obra en el Teatro Romano, la sugestión que produce el sentirse parte de la piedra y el mármol, del misterio de las tragedias clásicas que nos legaron los griegos hace más de dos mil años y que tan actuales nos parecen. Eurípides, Sófocles o Esquilo a través de sus míticos dioses, sus héroes militares y de los propios episodios históricos plasmaron las principales motivaciones y conflictos del ser humano.
Tal es el caso de la obra Edipo, mítico rey de Tebas, impulsado por el destino matará a su padre, sin saber que lo era, para terminar casándose con su propia madre. El Psicoanálisis retoma la historia clásica y sobre esa base elabora el “complejo de Edipo”, al que considera universal, y con el que refiere a la ambivalencia infantil de amor y hostilidad que mantienen los niños con sus progenitores.

John Lennon como Edipo fue un niño abandonado por sus padres, Lo crió y le dio techo su tía Mimi. Dolorosamente recordó a sus padres en su canción “Mother”: “Madre, me tuviste/Pero yo nunca te tuve (…) Padre, me dejaste/ pero yo nunca te dejé”, su cura fue Yoko Ono, a la que se dirigía siempre como «madre».
Pese a sus dolorosa infancia, propuso un ideal de hermandad y pacifismo universal, y compuso Imagine “su mayor regalo musical para el mundo”. La trascendencia de “Imagine” está en el poder de la música sobre la sociedad. El arte y su claro ejemplo de legado en la humanidad. «Quizá digas que soy un soñador, pero no soy el único». Lennon, Pacheco, y Edipo, sin complejos.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.