cesar 5César Peguero

Periodista


 

La pelea judicial de los concejales no adscritos del ayuntamiento emeritense María Antonia Sanmartín y Juan Luis Lara ha llegado a su fin. Una sentencia de la Audiencia Provincial desestima el recurso de apelación presentado por Sanmartín a la resolución que absolvía a Lara de un delito de coacciones, cuando ambos eran compañeros en Ciudadanos. Con esta resolución se cierra un capítulo que les ha valido la expulsión del partido  y, probablemente, el fin de su incipiente carrera política. Tampoco han podido disfrutar mucho de su compañía, ya que después del buen resultado obtenido en las urnas por Ciudadanos en las elecciones municipales celebradas el 24 de mayo de 2015, y la constitución del ayuntamiento el 13 de junio, el 17 de ese mismo mes, María Antonia Sanmartín presentaba la denuncia por coacciones.

Las disputas internas se iniciaron porque Sanmartín quería ser la portavoz del grupo municipal, lo que consiguió, a pesar de que Lara ocupaba el primer lugar en lista electoral como aspirante a la alcaldía por Ciudadanos.

 Tras la primera denuncia, Lara resultó absuelto, pero Sanmartín recurrió. Ella opinó que la sentencia no era favorable a nadie y que, en cierta manera, reconocía que había sido objeto de frases desagradables, aunque no lo suficientemente fuertes como para condenar a una persona. Sanmartín recurrió porque entendió que la juez que emitió esta sentencia, indirectamente le estaba invitando a seguir con el proceso. Pero no todos los jueces piensan igual.

Este episodio ocurrido en el ayuntamiento protagonizado por  Sanmartín y Lara, que ha estado entreteniendo al personal por lo novedoso del asunto, se podría haber evitado si Ciudadanos hubiera intervenido en su momento. Porque en realidad, no les han hecho ni caso, les han abandonado a su suerte cuando más necesitaban a alguien que les ayudar a superar esas diferencias hablando y negociando. El comité de garantías de Ciudadanos no actuó cuando recibió las primeras quejas de Sanmartín. El partido en ese momento estaba en otra cosa. En el mes de julio, dos meses después de celebrarse  las elecciones, y con un enorme poder sobrevenido en pueblos, ciudades y regiones que tenían que asimilar y ordenar, no estaba Ciudadanos como para hacer caso a dos concejales peleados. Y se quitó el problema de un plumazo expulsándolos, con razón o sin razón.

Juan Luis Lara, que durante este proceso ha sido comedido a la hora de dar su opinión sobre lo sucedido, tras conocer la sentencia firme que le absuelve de los delitos de acoso y coacciones denunciadas por su ex compañera de partido, considera que su expulsión de Ciudadanos ha sido injusta, ya que las razones alegadas quedan desmontadas en el fallo jurídico. También ha señalado que Sanmartín le denunció a instancias de la portavoz de Ciudadanos en Extremadura, Victoria Domínguez. Sobre su ex compañera ha dicho que con la sentencia pone al descubierto “la altura moral, la credibilidad y el capital político de Sanmartín”.

Pero la sentencia no cambia la situación actual. Sanmartín seguirá como concejala no adscrita, está convencida de que las pruebas existen porque las tiene por escrito y grabadas para el que las quiera oír, y no piensa remover más este asunto a pesar de no quedar conforme.

Por su parte Juan Luis Lara, que espera una disculpa de su antiguo partido, tampoco dejará el acta de concejal y está estudiando interponer medidas legales contra Sanmartín.

Y todo esto ha ocurrido mientras Ciudadanos se recomponía en la ciudad y lograba organizar una agrupación local formada por unas 60 personas, que está presidida por un candidato elegido en primarias, Jorge Arias, una persona ajena al mundo político hasta ahora. El proyecto se ha venido fraguando desde finales del pasado año y se ha dado a conocer ahora una vez consolidado.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.