El alcalde y el Arzobispo firman el convenio


El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, que tiene por objetivo “dotar a esta Basílica de todos los servicios necesarios para los peregrinos que van a llegar a la ciudad y que ya llegan, con servicios dotacionales en todo el entorno, además de un centro de interpretación de la historia de la Santa tan importante para la ciudad”.

El siguiente paso es la redacción del proyecto para la gran plaza, que se iniciará tras la Semana Santa, “hay dos partes, la primera va a ser, porque va a ser una referencia para el Año Jubilar, es la construcción de la Plaza, con iluminación artística. y segundo la parte trasera en la que la Iglesia va a hacer los servicios dotacionales” ha señalado el alcalde.

Celso Morga se ha congratulado “por el buen entendimiento entre el Ayuntamiento y la Iglesia” por poner en valor esta Basílica “muy importante para toda la iglesia en España, para que se valore desde el punto de vista artístico y de las peregrinaciones”.


 

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, y el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, han firmado esta mañana, en la Basílica de Santa Eulalia, el convenio de permuta de los terrenos del atrio de la Basílica de Santa Eulalia, propiedad de la Iglesia, por los de Maderas Moreno, en las traseras de la Basílica, propiedad del Ayuntamiento.

Osuna ha señalado que, con esta permuta, “se rubrica un importante proyecto para la ciudad con la construcción de una gran plaza pública que pondrá en valor el entorno monumental de la Basílica de Santa Eulalia y a la propia Basílica a la que va a resaltar aún más”.

Un proyecto que se une al que se está llevando a cabo en el Convento de las Freylas que unirá todo el espacio. Además, el alcalde ha destacado que con este convenio “cumplimos con la Iglesia para que esta Basílica tan importante pueda tener los servicios que presta en la comunidad en la parte trasera”.

Todo ello con el objetivo de “dotar a esta Basílica de todos los servicios necesarios para los peregrinos que van a llegar a la ciudad y que ya llegan, con servicios dotacionales en todo el entorno, además de un centro de interpretación de la historia de la Santa tan importante para la ciudad”.

Ahora, el siguiente paso es la redacción del proyecto para la gran plaza que se inicará tras la Semana Santa, “hay dos partes, la primera va a ser, porque va a ser una referencia para el Año Jubilar, es la construcción de la Plaza, con iluminación artística. y segundo la parte trasera en la que la Iglesia va a hacer los servicios dotacionales y el Ayuntamiento urbanizará todo el perímetro de la basílica para que se incorpore como espacio turístico de primer orden, en definitiva, nuestra pequeña Plaza del Obradoiro”

El alcalde ha señalado que Santa Eulalia trasciende mucho más de la Fe cristiana y ha añadido que “se trata de un sentimiento de reivindicación de la historia de la ciudad, de la cuna del Cristianismo cuyas primeras comunidades cristianas se asentaron en Mérida en el año 254”.

Con todo, ha insistido en que “decir que Mérida es la cuna del cristianismo en la Península Ibérica no es baladí, afirmar que en los sucesivos años su importancia capital y sede eclesiástica estuvo en Mérida, tampoco, por tanto, hay que reivindicarlo”.

Por su parte, Celso Morga se ha congratulado “por el buen entendimiento entre el Ayuntamiento y la Iglesia” por poner en valor esta Basílica “muy importante para toda la iglesia en España, para que se valore desde el punto de vista artístico y de las peregrinaciones”.

En este sentido, ha recordado que antes del Camino de Santiago estaba el camino eulaliense “el rumbo de la historia cambió, pero reivindicar lo que esto fue es una cosa que debemos hacer siempre, porque la historia nos demanda que lo teníamos que hacer”.

La permuta de terrenos es posible gracias a que los solares que son objeto de permuta “se adquirieron por medio del remanente positivo de tesorería del año 2021; los datos económicos favorables del Ayuntamiento han permitido esta compra de patrimonio que se suma a otras muchas, como el convento de Las Concepcionistas”.

Por medio del convenio de permuta, el Arzobispado de Mérida-Badajoz entregará al Ayuntamiento, para la construcción de una plaza, el actual atrio de la Basílica (con un total de 1.950 metros2), que linda con la Avda. de Extremadura y terrenos de Renfe, con una superficie de 1.225,00 m², además del espacio que rodea el ábside de la misma, que corresponden con una medidas de 725 m2, incluyendo en esta zona el actual Centro de Interpretación de la Iglesia. Esta última se reserva la propiedad de un espacio en la zona norte del solar, de 454,05 m2, sobre el que se construirá un centro parroquial.

Por su parte, el Ayuntamiento ofrece al Arzobispado de Mérida-Badajoz, en compensación, dentro de los terrenos adquiridos a Francisco Moreno, una nave construida de 750 m2 y un edificio de oficinas construido de 104 m² en dos plantas. Además cederá al Arzobispado 350 m² de suelo edificable, correspondientes a una antigua bodega. En total se trata de una superficie de 1.204 metros cuadrados.

El valor de los terrenos permutados ascienda a 239.880,97 euros y es equivalente, con una diferencia de 23,77 euros a favor del Arzobispado. La diferencia en cuanto a los metros cuadrados permutados se debe a que los terrenos que recibe el arzobispado son de mayor valor pues son edificables y en ellos ya existen edificaciones.

En virtud del convenio aprobado, que será firmado por el Alcalde y el Arzobispo de Mérida- Badajoz antes de final de año, se garantizará que el atrio y su entorno más próximo, en el que se encuentra el Hornito de Santa Eulalia, puedan seguir albergando actividades de tipo religioso inherentes a la Basílica contigua, así como el uso por parte de Hermandades y Cofradias como viene ocurriendo en la actualidad, para la preparación y organización de los desfiles procesionales, en tanto no se habiliten las dependencias en los terrenos permutados.

En mayo se firmó ante notario la escritura de compra del solar de Maderas Moreno, parte del cual ahora se permuta, situado en la Calle Carderos número 16, en las traseras del Convento de las Freylas, con una superficie de 2.448 m². La adquisición se realizó por un importe de 749.800 euros. El destino que se le dará a partir de ahora será de uso dotacional, en concreto la creación de espacios libres que permitan la puesta en valor de la totalidad de terrenos perimetrales a la Basílica de Santa Eulalia.

Antonio Rodríguez Osuna:

Celso Morga:

About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.