Asociación Amigos de Mérida


Los emeritenses que el 21 de septiembre de 1863 tuvieron la oportunidad de asistir a la ceremonia de puesta de primera piedra de la futura vía férrea a Sevilla supieron que vivían un momento histórico. Un momento histórico olvidado.

Era la primera piedra de un proyecto que pondría a Mérida en el centro del suroeste peninsular, donde se cruzarían los caminos de hierro de la antigua vía de la plata y el que vinculaba la capital del reino con Badajoz. En la mente de los empresarios extremeños se encontraba hallar una salida al puerto de Cádiz para sus mercancías que no pasase por la vecina Portugal.

Pronto llega la primera decepción, a pesar de que, aparentemente, el tramo entre Mérida y Llerena no debía ofrecer una gran dificultad, el término de las obras se alarga durante más de dos décadas. A las dificultades técnicas se les suman, fundamentalmente, las económicas. Tal es así, que incluso abierta al público en 1885, continuaban los litigios con los acreedores.

Quizás los emeritenses del siglo XXI podamos comprender aquella situación si pensamos en las obras del tren de alta velocidad.

La duración del viaje la capital hispalense se redujo de una jornada completa de veinticuatro horas en diligencia a trece en ferrocarril. Aunque la reducción en el tiempo de viaje fue considerable, no dejó de suponer una decepción la duración de este.

En la actualidad, el trayecto más rápido de Mérida a Sevilla en tren supone tres horas y media de viaje. En automóvil, es razonable emplear menos de dos horas en ir de la capital extremeña a la andaluza.

Como ocurrió a nuestros paisanos del siglo XIX, en 2013 se puso la primera piedra de ExpacioMérida, que afianzaría la posición estratégica de Mérida como nudo de comunicaciones y permitiría a nuestras empresas movilizar más fácilmente sus mercancías. Un proyecto necesario que no tardó mucho en ser paralizado por el mismo gobierno regional que lo inició. Los ejecutivos siguientes no han hecho mucho más, estando aún en espera las licitaciones para la segunda fase.

Quizás decepcione que la construcción de la terminal ferroviaria de ExpacioMérida continúa paralizada desde 2015 y la segunda fase ha tenido una inversión de 0 € desde 2013. Comparativamente, se han invertido más de 50 millones de euros en el último lustro para la plataforma de Badajoz que terminará su tercera fase el próximo año.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.