Ángel Pelayo Gordillo Moreno

Concejal portavoz del Grupo Municipal VOX Mérida


Verán ustedes: pocas cosas desesperan tanto como ser representante de los ciudadanos (de todos, no sólo de quienes nos votan) en un ayuntamiento con mayoría absoluta, y sobre todo si se está en la oposición: los gobiernos tienden a dar pocas explicaciones acerca de su gestión, y esta tendencia, si se trata de gobiernos socialistas, como es el caso, borda el virtuosismo.

Los “grandes proyectos” del Sr. Osuna (discutibles en su mayor parte) se diseñan y realizan sin que la oposición tenga arte ni parte: las comisiones informativas se convocan cada vez con menor frecuencia; las partidas destinadas a gastos con cargo al remanente se mezclan unas con otras, independientemente de su cuantía y destino al ser llevadas a pleno, y son aprobadas, de forma global, por su mayoría absoluta. Ni una sola de las numerosas propuestas del Grupo Municipal VOX MÉRIDA, se ha visto aún puesta en marcha.

Es sorprendente – e indignante- que un Ayuntamiento que dispone de recursos para abordar grandes gastos tenga la ciudad abandonada en sus cosas más cotidianas: pavimentación de calles muy transitadas, limpieza de calles y de graffitis, pintura de pasos de peatones, acumulación de basuras en ciertos accesos a la ciudad, estado lastimoso de fachadas de edificios municipales (Costurero) y privados (calle El Puente). La oposición puede, en redes, plenos y medios de comunicación, denunciar y pedir cuanto los ciudadanos nos demandan, y en ocasiones se nos escuchará, pero el resultado de nuestras gestiones siempre es el mismo: nada.

Inmerso en sus luchas partidarias, el Sr. Alcalde –ése que no se presentaría a la reelección-, no reclama al autócrata de La Moncloa, con la firmeza que su cargo exige, la condición esencial para reactivar el turismo en Mérida: un tren digno. Seguimos igual o peor: después de la inauguración del llamado “AVE”, ése que alcanza velocidades de 90 km/h, implicando al Jefe del Estado en la pantomima en la que los concejales de VOX nos negamos a participar, se suceden accidentes, retrasos, parones, incidentes y molestias derivadas de la incompetencia y de la improvisación. Si quieren tener una visión de la actitud del gobierno socialista y de VOX en esta materia, tengan la bondad de echar un vistazo a la comparecencia de nuestro diputado por Badajoz, Víctor Sánchez del Real, el 8 de agosto pasado ante la Comisión de Transportes: la encontrarán en YouTube. Ahí comprobarán la postura de cada partido ante esta injusticia, y también la de VOX Mérida, solidaria con la de nuestro diputado.

¿Qué fue del proyecto de la Azucarera? ¿Qué de la utilización productiva y creadora de empleo de los espacios públicos (Expaciomérida) y de la atracción de empresas?
Ésta es la “Mérida que enamora”, según este alcalde que no se presentaría a la reelección: la del oscurantismo, la falta de respeto a la función de la oposición, la ineficaz gestión del día a día, la del gasto descontrolado y la del silencio sepulcral ante el escándalo del mal llamado “AVE”.

Otra Mérida es posible: la del empleo, la baja fiscalidad, la exigencia a las instancias superiores, el orden y la limpieza. Ocho meses faltan para su decisión: en sus manos está.

*Postdata: al terminar la redacción de este artículo, nos comunican el desgraciado fallecimiento de una persona arrollada por el tren Intercity Badajoz-Madrid, y un choque de otro tren con 161 pasajeros a bordo en otra línea de Extremadura, afortunadamente sin víctimas.



About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.