Álvaro Vázquez Pinheiro y Montserrat Girón Abumalham

Unidas por Mérida (Izquierda Unida –Podemos)


 

Mérida ha alcanzado la cifra de 60.000 habitantes, y en principio esta podría ser una buena noticia. Una vez superada la cifra de los 50.000, el siguiente jalón que nos permitiría mirar de igual a igual a muchas otras ciudades sería precisamente superar la cifra de 60.000 habitantes, que es justo lo que acaba de ocurrir.

En principio, el incremento paulatino de la población de un municipio se entiende como un síntoma inequívoco de prosperidad, y eso siempre es una buena noticia. Como no puede ser de otra manera, el gobierno municipal ha aprovechado el hito de los 60.000 habitantes como un aval para subrayar como resultado del buen hacer del gobierno municipal. En estos términos, el alcalde ha manifestado, literalmente: “Mérida se encuentra en uno de sus mejores momentos históricos. Con un aumento del padrón y de habitantes en los últimos diez años, con mayores servicios, para hacer frente a una ciudad que no para de crecer y transformarse”.

El mismo gobierno que se califica a sí mismo como “el mejor gobierno de la historia”, considera que “Mérida se encuentra en uno de sus mejores momentos históricos”. Cualquier ocasión es buena para hacer gala del triunfalismo al que nos tiene tan acostumbrado nuestro gobierno municipal.

Más allá de los exceso de testosterona municipal, un análisis más detenido de estas cifras nos permiten llegar a unas conclusiones en las que, sin mediar ningún modo de responsabilidad municipal, la lectura de los hechos es bien distinta. Para ello simplemente debemos poner en contexto el comportamiento de estas cifras dentro de la realidad extremeña.

En primer lugar, las proyecciones de población que el Instituto Nacional de Estadística realizó en 2011 , consideraban que nuestra ciudad alcanzaría esta cifra en 2022, por lo que resulta lógico concluir que la evolución demográfica de nuestra ciudad poco tiene que ver con las acciones de los distintos gobiernos municipales, sino más bien con procesos sociales que superan el ámbito municipal, con respecto a los cuales las distintas localidades juegan el mismo papel que una cáscara de nuez en mitad de oleaje marino.

En segundo lugar, desde el segundo trimestre de 2015 hasta el 1 de enero de 2022, -que son los datos de los que dispone el INE-, nuestra comunidad autónoma ha pasado de 1.087.624 habitantes a 1.051.737. Con respecto a la provincia de Badajoz, durante el mismo periodo, hemos pasado de 683.821 habitantes a 666.265. O dicho de otro modo, mientras Mérida crece en población, la provincia de Badajoz y Extremadura pierden población. Este comportamiento se repite con respecto a las ciudades de Cáceres y Badajoz.

Con la salvedad de aquellos que se encuentren especialmente interesados en torturar las cifras en beneficio propio, lo anterior viene a significar que el incremento de la población urbana en nuestra comunidad autónoma es el resultado del vaciamiento de la Extremadura rural; es decir, gracias a la falta de expectativas a las que se enfrentan todas aquellas personas que pretenden disfrutar un proyecto de vidas digno en los pueblos de nuestra región.

Para algunos de nosotros este escenario es una de las manifestaciones más evidentes de la falta de viabilidad de un modelo de región que, a día de hoy, se dirige directa hacia las rocas, Doblemente vaciada; que por un lado, pierde población con respecto a otros territorios de nuestro país; y por otro, se vacía así misma bajo las normas de un crecimiento desigual e injusto que condena a nuestros pueblos a un proceso de decadencia al que no le vemos fin.

Para otros, como nuestro alcalde y su equipo, este panorama supone una noticia de primer orden, que pone de manifiesto los resultados de su buen hacer. Estamos de acuerdo con el alcalde. Pocas evidencias pueden ser tan rotundas a la hora de valorar su solvencia que las declaraciones que ha realizado, acompañado por su gobierno. No es que se equivoquen, a todos nos puede pasar, es que no saben lo que está ocurriendo, y eso ya es harina de otro costal.

About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.