Rafa Angulo

Periodista


Aún resuenan en mis oídos las carcajadas de Pelín cuando escuchó el otro día que este gobierno (¡precisamente éste gobierno!) va a generar 800.000 puesto de trabajo en los próximos años. No 800 o 1000 sino 8000.000; Pelín estaba entre la tesitura de “llorar o reír” y al final prefirió tomárselo a guasa porque dar crédito a estos compromisos gubernamentales es reconocer la situación de estulticia en la que nos encontramos. Suministrar cifras, dar fechas, anunciar inversiones, fijar calendarios, debería estar prohibido constitucionalmente en lo que queda de Carta Magna (cada vez menos) y, para eso, Pelín ha encontrado solución que ofrece, gratis et amore, a los gobernantes en forma de retahíla de anuncios en los que no se falta a la verdad. En lugar de dar cifras, ofrece términos, por ejemplo: “Vamos a crear la hueva de empleos”; “Generaremos cantidad de trabajos”; “España tendrá un rato largo de trabajadores ocupados”; “Alcanzaremos el mogollón de empleos”; “Habrá multitud de trabajos, cantidad de gente ocupada, muchedumbre de asalariados, alboroto de trabajadores, follón de ocupados, jaleo de empleados, lío de remunerados, la intemerata de asesores (bueno, esto ya lo hay)”. Esto fija una posición creíble, un saber dónde se va porque quien no sabe va (más allá de mantenerse en el BOE) todos los anuncios le sirven. Prefiero el mogollón de futuros empleos antes que la subida del paro; siempre es mejor la verdad más amarga que la mentira más dulce; siempre será mejor la hueva de trabajos que aquello que decía Fellini en “8 ½”: “No tengo nada que decir pero quiero decirlo igualmente”. Aquí en Extremadura, unos y otros, nos dijeron que tendríamos AVE en 2000 y así sucesivamente, ya se sabe que esta tierra es lugar de grandes oportunidades y siempre lo será, tanto que en vez de aquello de “Nuestras voces se alzan, nuestros cielos se llenan” dan ganas de cantar “Harto ya de estar harto ya me cansé” y, después a galopar y cortar el viento de legislaturas para que todo siga igual, viendo los extremeños los toros desde el tendido mientras en el albero la cuadrilla va al yo y solo yo y a lo mío. Mogollón de pacientes indignados.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.