Rafa Angulo

Periodista


Hace cincuenta años yo era un chiquillo que campaba a sus anchas entre las Abadías (cuando eran abadías), San Bartolomé (vulgo Los Chinos) y la calle Calvario. Voces bien informadas apuestan que sigo siéndolo al amparo de lo que escribo que tildan de locura.. A veces, para darles la razón, vuelvo a encontrarme con Napoleón y los sustos que me daba cuando de refilón lo veía en aquel enorme portalón de la calle Calvario. Napoleón vivía, es un decir, en el Manicomio, inmenso solar que ocupaba media calle Calvario hasta la Iglesia del Carmen. Allí en el patio tomaban el sol los locos. Otros se asomaban a las rejas de aquellos ventanucos que pasados los años fueron Palacio de Justicia, eufemismo de Juzgados. La vida es un loco eufemismo. Mi Napoleón estaba loco pero menos que el corso porque, desde luego, no hizo tantísimo daño. Cuando gracias al bueno de Pepe Aranguez se construyó el Psiquiátrico dejaron de existir los napoleones porque los enfermos mentales son otra cosa (dicen). Había varios Napoleón en el Manicomio, que los locos prefieran ser Napoleón dice mucho del gabacho, de su figura, su recuerdo, su prestigio. Pero a mí, siempre me chistaba el mismo empeñado en que le diera un bocadillo. ¿Cómo sabía que yo llevaba un bocadillo?. Porque era Napoleón. Sigo con interés los homenajes que en Francia le están dando al emperador en el bicentenario de su muerte, desterrado en Santa Elena. Ni a matarle se atrevieron sus enemigos. Y hay gestos que me dan envidia: Macron (culturalmente, eso es un primer ministro) dice que asume su herencia, la mejor y la peor, sin negar ni renegar del personaje. A eso le llamo yo equilibrio histórico. Pese al dolor que provocó (solo en Francia cinco millones de muertos y en Europa ni les cuento) para el primer ministro francés: “Napoleón Bonaparte es una parte de nosotros”. Olé por Macron que, sin falsedades ni remordimientos, no pretende reescribir la historia o falsearla (como aquí) consciente de que no se puede juzgar una época con los parámetros del presente. Quizá sea locura pero sigo viendo napoleones por Mérida.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.