Federación de Asociaciones de Vecinos
“AUGUSTA EMÉRITA”

Hemos terminado la cuaresma, tiempo de reflexión y solidaridad, y hemos entrado en un mes donde vivimos especialmente en esta ciudad la pasión de Cristo en nuestra Semana Santa, que esperamos que nos la declaren fiesta de interés turístico internacional.

Me gustaría hacer una comparación en este tiempo de Semana Santa, en la Biblia en Lucas 19. nos habla de Zaqueo, el recaudador de impuestos, con él cenó Jesús y prometió darle la mitad de sus bienes a los pobres y, lo defraudado multiplicado por cuatro.

¡AHORA VOLVAMOS A LA ACTUALIDAD! Como se llenarían las arcas del estado si los recaudadores devolvieran lo defraudado multiplicado por cuatro.

Desde esta Federación no demandamos eso, aunque nos gustaría, si no que pedimos que no nos quiten lo que con mucho trabajo ya hemos o han pagado nuestros padres con creces. Nos referimos al IMPUESTO DE SUCESIONES, recordar que es un impuesto confiscatorio porque en muchas ocasiones está suponiendo la privatización completa de los bienes del sujeto obligado al pago. Esto ocasiona perder todo el bien, teniendo que renunciar a ellos como está sucediendo en Extremadura en muchos cientos de herencias, sobre todo desde que llegó la crisis, siendo al final los mismos de siempre, como Zaqueo el recaudador, ricos a costa de todos los ciudadanos quienes acaban quedándose con todos los bienes al ser subastados.

Los extremeños somos lo Españoles que más impuestos pagamos por las herencias, en la región se paga unos 53.600€ por una vivienda de 300.000€, mientras en otras comunidades no se tributa nada. Somos los Españoles que tenemos que realizar mayor desembolso ante Hacienda a la hora de recibir una herencia. En algunas autonomías, incluida la nuestra, este elevado impuesto de sucesiones, lleva a los ciudadanos a renunciar a su herencia.

También nos preguntamos, por qué en otras comunidades se paga menos o no se paga nada, creemos que legítimamente debemos tener el derecho a heredar en igualdad de condiciones que los residentes de otras Comunidades Autónomas.

Nos da pena ver todos los días como vecinos se quedan sin esa vivienda que los vio nacer, y hacerse adultos junto a sus padres, que con sudor de su frente pagaron para que el día de mañana la disfrutaran sus hijos o nietos, y ahora ves a esas personas enterradas y a sus hijos con el dolor de perder a sus padres y todo por lo que toda su vida habían luchado.

Señores de las altas esferas, como creen que puede pagar este impuesto de sucesión una persona que ha sido mantenida por sus padres hasta su fallecimiento. Que gracia me hace cuando me dicen que el dinero no da la felicidad, pero cuanto ayuda, ¿verdad?

Me gustaría acabar recordando que como Jesús crucificado le dijo a su padre antes de espirar, hago la misma mención yo a estos señores que nos manejan a su antojo. “PADRE, PERDÓNALOS QUE NO SABEN LO QUE HACEN”.

Y esperando que como Jesús resucitó para todos los cristianos, estas personas recapaciten y resuciten la poca sensibilidad que les quede y quiten este impuesto, que no solo daña al bolsillo del ciudadano si no a su corazón.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.