paxiPatxi Mezo García


Podría parecer ante mis palabras que estoy muy caliente, pero nada más lejos de la realidad.

Llevo mucho tiempo reteniendo esta opinión, pero ya va siendo hora de que se hable sin pelos en la lengua y dejemos el ñoñeo de lo políticamente correcto a un lado.

Seguimos predicando la alianza de civilizaciones, pero aun no nos hemos dado cuenta que solo predicamos para nosotros mismos y ni nosotros nos lo creemos.

Seguimos recibiendo a musulmanes sin control, sin exigencias. Seguimos la mayoría teniéndonos que adaptar a las minorías en nuestra propia casa, cambiamos nuestras costumbres, sacrificamos nuestra cultura, nuestra economía y todo en aras de que nos sigan poniendo bombas y nos maten.

No estoy en contra del mundo musulmán. Estoy en contra de que no se adapten a nuestras costumbres, a nuestra forma de vida, a que, por ejemplo, tengamos que cerrar nuestras piscinas públicas para que se bañen sus mujeres en horarios punta y estoy en contra de que no exijamos dicha adaptación.

Nos guste o no, esto es así y si adaptarme yo es progresismo, lo mínimo exigible es que ellos también progresen, que no oculten y sobre todo decirles que no basta con una condena, deben implicarse y empezar a señalar con el dedo a los que causan tanto horror y terror puesto que saben quiénes son.

Por otro lado, aviso a navegantes.

¿Cuántos civiles más tendremos que caer para que los gobiernos de los países occidentales tomen cartas en el asunto ante el terrorismo yihadista?

Nuestros gobiernos no tomarán esas cartas mientras que ellos no empiecen a caer. No somos más que números para ellos, daños colaterales. Me gustaría ver que es lo que pasaría si empezasen a caer ellos, ya que por desgracia esta sociedad se compone de dos clases de gente, ellos (los políticos) y nosotros (los ciudadanos).

Queramos o no queramos estamos en guerra, una guerra en desigualdad ya que ellos tienen las bombas y nosotros…. Nosotros tenemos políticos ineptos que como no son víctimas directas siguen con su jueguecito de poner una y un millón de mejillas, claro qué, esas mejillas son las de la población civil y no las de ellos ni la de sus familias. Y por otro lado tenemos a políticos que siguen sin firmar pactos antiyihadistas, dándoles pábulo por doquier, recibiendo subvenciones de Irán y enseñando los pechos en templos cristianos, que valentía, pero no tienen narices de hacer lo mismo en una mezquita. Y finalmente tenemos políticos que quieren pactar con estos últimos para llegar al poder.

Esperemos tener todo esto en cuenta en las próximas elecciones.

“ La guerra es un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí por la decisión de viejos que se conocen y se odian pero no se matan… ”. Erich Hartmann

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

One Comment on “«NO SOMOS TONTOS, SOMOS BUENOS»”

  1. Hola Patxi buenas tardes, soy Ruben de Ecija me gustaria poder contactar contigo de algun modo, me ha alegrado bastante contactar contigo y solo he encontrado esta posibilidad, si puedes mandame un mail y hablamos ruben@hisan.es gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.