La Junta deja en evidencia la postura ridícula del gobierno de Osuna sobre el IBI sanitario
La complicidad del alcalde de Mérida con el ejecutivo de Vara nos ha costado caro a los emeritenses.

hospital2El gobierno de Fernández Vara acaba de aprobar el denominado proyecto de ley de medidas tributarias, patrimoniales, financieras y administrativas de la comunidad, que no incluye la exención del IBI sanitario.

Desde el Partido Popular de Mérida queremos subrayar la incoherencia del alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, que en los últimos meses ha ido cambiando de postura en función de las decisiones de Vara. Es decir, Osuna solo sigue a su partido y no se preocupa por defender a la ciudad.

En marzo, el alcalde defendía la exención del IBI sanitario:
«Me parece muy bien siempre que la exención revierta en la mejora del servicio sanitario y beneficie a los ciudadanos», afirmó el regidor, que matizó que en caso de llevarse a efecto «el ayuntamiento no pondría ningún problema aunque pudiera perder ingresos».

Un mes más tarde, el alcalde se reafirmó:
“Prefiero que se dejen de ingresar los 179.000 euros que supone el IBI del Hospital de Mérida si eso revierte en una mejora de la sanidad o de los servicios públicos, como las recientes ampliaciones que ha habido en el Hospital de Mérida».

Ahora, tras la aprobación del proyecto de ley de medidas tributarias, que no incluye la exención del IBI sanitario, el alcalde mantiene un clamoroso silencio. Osuna encabeza el “gobierno de las contradicciones” para favorecer a su partido y no a Mérida.

Desde el Grupo Municipal Popular de Mérida siempre hemos insistido en que el alcalde debía reclamar a la Junta la no eliminación del pago del impuesto de bienes inmuebles (IBI) por los centros sanitarios porque las arcas municipales dejarían de ingresar cerca de 700.000 euros.

Pero el alcalde solo ha defendido sus intereses de partido por encima de lo que necesita la ciudad. Ahora, el silencio más absoluto.

La historia del IBI sanitario
En el año 2008, la Junta de Extremadura, actuando con ese rodillo propio de la mayoría absoluta, entiende que los edificios del Servicio Extremeño de Salud deben estar exentos del pago del IBI. Es decir, que a partir de ese momento casi dos millones y medio de euros los van a tener que pagar cada uno de los ciudadanos de las ciudades y pueblos donde tienen algún centro sanitario (Hospital, Centro de Salud, Centro de Especialidades, etc.).

Esto además significaba que los ciudadanos de Mérida abonen dos veces el IBI Sanitario.

¿Por qué? Yo se lo explico. Cuando anualmente se realiza la Declaración de la Renta (IRPF), una parte de lo que tenemos que pagar se destina a la Comunidad Autónoma y otra al Estado. Esto que pagamos en el IRPF, ya contempla la parte que la Junta de Extremadura tiene que destinar a los Ayuntamientos para pagar el IBI de los Edificios Sanitarios.

Si no se destina a este fin y se destina a otras cosas (como pagar el doble de Directivos para la Sanidad Pública, pagar productividades a los Directivos de la Sanidad Pública e incluso a aumentar el número de altos cargos de la Sanidad Pública), los ciudadanos de las ciudades con edificios sanitarios deberán soportar de otra forma esta parte que ya pagaron de sus impuestos, pero que el SES ha decidido no liquidar a los Ayuntamientos. Es decir, pagamos dos veces para no reducir los recursos municipales.

El problema de la financiación del SES
El SES tiene un grave problema de financiación. Es cierto. Pero a diferencia del anterior gobierno ahora se han incrementado en 200 millones de euros el presupuesto.

El problema de financiación lo tenía el SES en la etapa del Gobierno del Partido Popular. Desde el año 2011 hasta el año 2015, el SES del Gobierno Popular tuvo que trabajar con 700 millones de euros menos que el del Gobierno de Fernández Vara. Con todo y con eso consiguió ahorrar a los extremeños en su gestión más de 360 millones. Y con todo y con eso pagó el IBI a los Ayuntamientos.

¿Por qué entonces sí se pudo pagar el IBI sanitario y ahora no? Quizás la respuesta esté en que ya en 2015 el SES ha gastado 26 millones de euros más de los que con el Gobierno de Monago se habrían gastado. Que lo asuman con esos 200 millones de más, que ya están contemplados en el presupuesto de gastos y que dejen de engañar a los vecinos con propuestas ilegales.

Lo que los ciudadanos no comprenden es decir que falta financiación al ayuntamiento y que el alcalde Osuna quiera «perdonar» este impuesto a su partido.

Nota de prensa Grupo Municipal del Partido Popular del Ayuntamiento de Mérida

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.