opinion cañameroJuan Manuel Cañamero

Escritor


¿Qué sucedería si agentes del Seprona nos pillasen inundando de camalote las cuencas de todos los ríos de España? Seguramente, que pasaríamos a disposición de la autoridad judicial y que ésta decidiría nuestro ingreso en prisión de manera provisional y a la espera de juicio por un delito contra el medio ambiente. No pretendo que esto ocurra, aclaro, pero es prácticamente lo que ha hecho la oposición en el Ayuntamiento de Mérida y en la Asamblea de Extremadura negándose a apoyar la petición de los gobiernos socialistas para que la Unidad Militar de Emergencias (UME) actúe decididamente contra el camalote, una planta invasora que está creciendo de forma desorbitada en el río Guadiana y que, a corto o medio plazo, puede causar serios problemas de suministro de agua tanto en los riegos como en el consumo humano.

Los ríos dependen de las Confederaciones Hidrográficas, o sea, del Gobierno, por lo que no me equivoco si afirmo que es el Gobierno en funciones de España el que se está dejando morir mi río, ese del que todos tenemos alguna anécdota de los años pasados o alguna desgracia. El río es fuente de vida, en nuestro caso el Guadiana, pues riega miles de hectáreas y da de beber a cientos de miles de personas. Pero esto no le interesa verlo a la oposición que ha quedado a Rodríguez Osuna y a Fernández Vara solos por una simple cuestión de estética política y para dejar bien claro a la ciudadanía que ambos gobiernan sin mayoría absoluta.

Que la UME intervenga para erradicar el camalote, una vez demostrada la incapacidad de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, es esencial. No atisbo a ver la diferencia de que la UME actúe en el control y extinción de incendios y que no lo pueda hacer contra el camalote. Pero este es un asunto en el que todos deberían ir de la mano. Y lo harían si no se viera en el horizonte otras elecciones generales una vez demostrada la incapacidad de todos de negociar y conformar un gobierno estable en esta España nuestra.

Los hay que dicen que la UME solo está para actuar en grandes catástrofes, en grandes emergencias…, ¿les parece pequeña que una planta foránea echada al río por sujetos desconocidos esté poniendo en peligro el agua potable, el riego y el ecosistema de todo un río? Pueden preguntar en Medellín, en Mérida y, si no se hace nada de forma urgente, próximamente en Badajoz. El camalote terminará con todo, arrasará todo y entonces será el momento de las lamentaciones. ¿Por qué Rodríguez Osuna no obtiene el respaldo de su Ayuntamiento para pedir que la UME entre en acción de manera inmediata y sin embargo es criticado por la salud de las palmeras de la Plaza de España de Mérida? ¿Por qué Fernández Vara no tiene vía libre para reunirse con el ministro de Defensa y es ninguneado por el resto de la Cámara? Sencillamente porque sale a relucir la política más casposa, más asquerosa que se pueda ejercer por parte de la oposición que en ambos casos tiene la mayoría absoluta.

Pero tampoco se puede pasar por alto una curiosidad: Partido Popular y Podemos votan juntos para impedir una solicitud tanto municipal como autonómica para que la UME erradique el camalote. Una curiosidad que les hace mirarse al espejo y ver lo mismo: pobreza. El PP en manos de Podemos y Podemos en manos del PP. Algo inaudito a nivel nacional y que en Extremadura se está dando con relativa frecuencia. La derecha unida a la ultraizquierda. Será por eso que dicen que los polos opuestos se atraen.

Osuna y Vara no pueden estar solos. Los emeritenses, tan dados a plataformas para otros menesteres, tienen que salir a la calle y demandar que la UME se persone en el Guadiana lo antes posible y comience a quitar camalote como si les fuera la vida en ello. Dejar pasar la ocasión es provocar al futuro y exponerse a que generaciones venideras apunten con el dedo directamente a la UME, a Confederación y a cuantos hicieron posible una catástrofe natural con el río Guadiana. Ni podemos ni debemos consentir que el camalote siga destrozando nuestro río. Y los partidos deberían tener más en cuenta a los ciudadanos y dejarse de tantas guerras intestinas cuando está en juego el futuro de uno de los principales ríos de España.

¿Qué sucedería si pudiésemos beber del río directamente como hacíamos antiguamente? Esa ya es otra historia para contar más despacio pero que quedará en el olvido si la UME no acude rápido a Extremadura.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.