YO ESTUVE ALLÍ


Luis Cuervo Maldonado


 

Continuando con el artículo del mes pasado, no podía olvidarme de una serie de personajes que veíamos por la calle. En la Puerta del Liceo, frente “al de las gambas”, siempre estaba “Pajarito”, un limpia botas, buena persona y dicharachero, y junto a el Periquín, un hombre delgado y alto, siempre con gabardina, se decía que era como Drácula, metía la mano en los bolsillos y sacaba la cajetilla de tabaco de la marca que le pidieras, principalmente inglés, de contrabando. En la parte baja de la calle Santa Eulalia siempre estaba “el Nene”, amenazando con bajarse la bragueta hacia correr a las jovencitas.

El que se paseaba por Santa Eulalia haciendo ruidos de una moto, era “Bultaco”, un botones de “El Casino, que realizaba estos sonidos peculiares mientras hacia los recados, y otro era “Pozito” conserje del Ayuntamiento, a este se le veía siempre por el cine Maria Luisa. “Rin-ran” un cuponero de mal humor, y como te metieras con él, sacaba el bastón y… a correr. “Caga-bichos”, andaba por la Plaza de España, lo podías ver todas mañanas recogiendo colillas y dejándose invitar a un vaso de vino. “El Peceta”, este era un listo, estaba pidiendo una peseta por todos lados, en el futbol se metían con él, “amistosamente”, le decían: ¡Peceta estas tonto! y él les respondía: “Tontos vosotros que pagáis para ver el futbol, yo entro gratis”. Otro personaje peculiar, el que iba en Semana Santa detrás de los pasos con un botijo, dando agua a los costaleros, y el cada tres minutos sacaba un frasco de Varon Dandy, y se “embadurnaba” de colonia. “Fermichu”, iba de policía, se colocaba en medio de la calle, con una pistola de juguete, y daba “sustos” a la gente. «El Colorines», otro personaje nadie sabía cuál era su nombre, llevaba una chaqueta de muchos colores, siempre era muy amable buscando una propina o un bocadillo, nunca pedía de beber. “La Dolores” era una señora que cuando le preguntaban que como estaba siempre decía: “¡como mi nombre…”!, estaba en el atrio de la Plaza de Abastos sentada en una silla de mimbre, vendía tabaco suelto, con un mandil de bolsillos grandes y un paraguas. ¿Los recordáis?

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.