Pedro Acedo 


Que Plácido Domingo, nombrado por sus más íntimos como El Granado es, a sus 80 años, uno de nuestros artistas internacionales más importantes de la historia de la humanidad, lo sabe todo el mundo; que el tenor madrileño ha triunfado en las plazas más prestigiosas del arte lírico, como Nueva York, Viena, Milán, Londres, Berlín, Buenos Aires, México, Washington, Los Ángeles, por supuesto Madrid y… Mérida!!! (de esto se trata); también es conocido por casi todos.

De la misma manera, no sobra destacar su imponente obra; que dirigió las Óperas de Los Ángeles y la Nacional de Washington, o sus 280 representaciones en la Ópera nacional de Israel en Tel Aviv con su irrepetible triunfo, que formó parte con José Carreras y Luciano Pavarotti del trío de Los tres tenores. Recordar que, igualmente fue director de orquesta, compositor y productor. Y que en su labor empresarial dio miles de sueldos…

Pero no se trata de suplantar a wikipedia relatando su extensa e incomparable carrera artística, pero creo imprescindible una mínima glosa para expresar mi opinión sincera de su memorable actuación el 25 de septiembre en nuestro Teatro Romano. La empresa Stone, como organizadora del evento, de diez. Por incluir en su excelente programación musical al gran barítono. Quiero destacar la valentía de Lobo de no suspender su actuación cuando cuatro “progres” radicales de la más rancia y cateta izquierda, presionaron e intentaron boicotear el evento. No lo consiguieron. Eso sí, y lo digo con pena, la Orquesta de Extremadura se rajó; sin embargo sí estuvo la Orquesta Filarmónica de España.

El Presidente de la Junta de Extremadura, también se rajó. Estoy seguro que Don Guillermo estaba de acuerdo con la actuación del internacional Plácido Domingo; sin embargo miró para otro lado, sobre todo después de la crítica de miembros del gobierno de Pedro Sánchez. Como casi siempre, se acobardó. Cada vez que puede, disimula que sus costumbres sociales son cercanas a la derecha. Una pena. De ahí mi reconocimiento y valentía de la empresa organizadora al no suspender el concierto. Bien Osuna y el Ayuntamiento, que siguió apoyando. Hay muchas cosas que criticar pero, de verdad, la promoción nacional e internacional que se consigue en Mérida y en Extremadura con Plácido Domingo, Andrea Bocelli, Ainhoa Arteta, Il Divo, Raphael, en su día Julio Iglesias, y la gran mayoría de los artistas de música de calidad que programa la empresa Stone y su director Carlos Lobo, es imposible de superar. Únicamente nuestro Festival de Teatro Clásico.

Sin duda -yo veo la botella, casi siempre, medio llena-, el paso de Plácido Domingo por Mérida y su actuación, han sido espectaculares. Las señoras del 8M y acompañantes, (pocos) , han hecho el ridículo. 38 personas aglutinaron en las puertas del Teatro Romano. Insultaban al gran tenor. Antes pidieron que se suspendiera su actuación. Motivo? Porque unas señoras que habían colaborado con él, en la mayoría anónimas, solo una dijo su nombre, dijeron a la prensa, que Domingo había abusado sexualmente de ellas. ¡En los años ochenta!

A todo esto la ultraizquierda cutre y de secano, acosadora a Plácido Domingo, no tiene ni idea de la vida del tenor. Por supuesto que desconocen, creo que odian, el estado de derecho; ese que nos garantiza que todos somos inocentes hasta que haya una condena firme. En el caso que nos ocupa no hay ni imputación!. Es más que obvio, que eso de la democracia no va con ellas. Su preferencia por regímenes como Venezuela o Cuba es evidente. Allá ellas. Eso sí, podían pasar allí una temporadita y llevarse brocha y pintura para embadurnar paredes en contra de los abusadores sexuales venezolanos y cubanos. Es lo que han hecho en Mérida. En fachadas que no son suyas, con alevosía y nocturnidad, han insultado a Plácido Domingo. Patéticas.

A todo esto, y eso duele a esas personas, Domingo se fue de la Capital extremeña, exultante de felicidad. Aquí lloró cuando el Teatro lo recibió y despidió, después de dos horas de su soberbia actuación, con estruendosas ovaciones; se fue humildemente, pidiendo perdón a las personas que pudo herir. Después de treinta años esperando actuar en nuestro Teatro, según sus propias palabras, espera volver en dos. A ver si para entonces hay menos indocumentadas y menos cobardes. Mérida lo recibirá, seguro, como este año. Como lo que es. Un gran artista, un gran hombre y un enorme español.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.