El Grupo Municipal Popular cree precipitada la decisión de poner en marcha el Mercadillo, aun cuando ha sido anulado por cuestiones meteorológicas.


 Manifiesta su preocupación por las dificultades que supondrá cumplir con las medidas higiénico-sanitarias que ha impuesto el Gobierno Nacional y que son de obligado cumplimiento para todos los comerciantes.


 

El Grupo Municipal del Partido Popular de Mérida cree que pudiera ser precipitada la decisión de la puesta en marcha del Mercadillo que se celebraría mañana martes en el Recinto Ferial, si no hubiesen actuado condiciones meteorológicas que han provocado su anulación.

Conocemos las normativas y limitaciones que ha implantado el Gobierno Central en esta materia y entendemos que la disposición y ampliación cumplen con ella, pero el cumplimiento de una parte de la normativa, no garantizan el distanciamiento social y el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias que ha impuesto el Gobierno de España para todo el sector del comercio, en el que el comercio ambulante está incluido.

Nos sumamos así, a las manifestaciones que ha realizado la Federación de Asociaciones de Vecinos, mostrando su preocupación por esta decisión y creemos que se debe tener en cuenta a este colectivo que representa a todas las Asociaciones Vecinales de la ciudad.

“Sabemos de la necesidad que tienen los titulares de los puestos de los Mercadillos, que no son distintas a las del resto de autónomos y empresarios que desarrollan su actividad económica en nuestra ciudad».

«Aun así, el sector de los Mercados ambulantes tienen unas características muy particulares en cuanto a la imposibilidad de limitar la capacidad de aforo en un recinto abierto, a la inexistencia de un local que pueda cumplir con unas mínimas medidas de salubridad y limpieza o al transporte, almacenamiento y desinfección de sus productos con para sus clientes”.

A juicio del Grupo Municipal Popular, existen otras opciones para ayudar e impulsar los negocios de los vendedores ambulantes, sin necesidad de poner en riesgo a esos trabajadores y a sus clientes. Medidas que podrían ir encaminadas a la reducción de la presión fiscal sobre este colectivo, reduciendo o eliminando tasas e impuestos municipales.

El Grupo Municipal Popular finaliza manifestando que «son conscientes de que nada de lo que están exponiendo cambiará la opinión del Equipo de Gobierno, que actúa, legítimamente, de manera unilateral y de forma imprudente bajo nuestro punto de vista. Por ello, apelan a la concienciación y prudencia ciudadana, para que, en la futura apertura del Mercadillo, extremen las medidas de precaución, de distanciamiento social, de higiene y limpieza, para así evitar que retrocedamos a situaciones poco deseables y que hemos vivido recientemente»

Al menos las lluvias han obligado, al Gobierno Municipal, a volver a la prudencia.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.