Marta Gervasia Garrido Moreno

Concejala VOX Ayto de Mérida


Acabamos de recibir hace unos días un borrador con algunas pinceladas sobre lo que ha de ser el Presupuesto Municipal para el Ejercicio 2021. Sí, estimado lector, en el mes cuarto 2021, se nos da la documentación para poder estudiar en qué se gastará el dinero de los ciudadanos este año, cuando la normativa obliga a que deberían estar aprobados antes del 31 de diciembre del año pasado.

Aún queda el trámite de aprobación inicial, exposición pública y aprobación definitiva, por lo que, con un poco de suerte, contaremos con unos presupuestos aprobados con medio año de demora. Esta ilegalidad da igual a la Corporación Municipal socialista, los del ejercicio 2020 también se aprobaron en junio del año de su vigencia, y no se podrán quejar de que no cuentan con los apoyos necesarios para su aprobación, ya que gobiernan con mayoría absoluta.

El hecho o no de su tardía aprobación, ya de por sí grave, no es, en nada comparable con que, a la postre, y por arte de magia financiera y contable, el Ayuntamiento aprueba constantemente gastos y derroches que no estaban incluidos en ellos.

Así, recordamos que en el año 2019 los ciudadanos emeritenses entregamos 100.000 € a los organizadores del Festival “Stone & Music”, y que el año pasado (de pandemia) la cifra ascendió a 200.000 €, sin que ninguna de estas partidas estuvieran motivadas, justificadas ni contempladas en los presupuestos correspondientes. Tampoco figuraban los 99.583 € que nuestro Ayuntamiento pagó por una aparición en el programa de «El Hormiguero» de50 segundos el día 30 de junio de 2020, ni los 44.900 € que ha costado el nuevo coche del Sr. Alcalde para su “representación institucional”, ni la ampliación del contrato ampliación del contrato de limpieza viaria que se adjudicó el 14 de marzo de 2014 a la empresa Fomento de Construcciones y Contratas, S.A., por un importe de 6.551.519,84 €, pasando a ser el canon a partir de febrero de 7.173.779, 48 €,…

Y por qué no hablar de la optimización del gasto durante la mayor crisis que ha sumido a España desde la Guerra Civil, tanto sólo durante el mes de marzo la Consejería de Igualdad del Ayuntamiento, dilapidó más de 60.000 € en campañas publicitarias absurdas, estudios y talleres en pro de la implantación ideológica de la dictadura de género y el hembrismo, regando de dinero público chiringuitos que tras un velo de reivindicación de los derechos de las mujeres, buscan recortar derechos fundamentales y recabar recursos económicos públicos para imponer una agenda adoctrinadora de política de género.

Mientras tanto, en enero de este año presentamos una Proposición al Pleno para que adoptara una serie de medidas tributarias (suspensión de 6 tasas municipales, del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y obras y reducción del Impuesto sobre Vehículos de tracción Mecánica) en apoyo de los pequeños y medianos comerciantes, los establecimientos de hostelería y hoteleros, los vendedores ambulantes y los pequeños transportistas que están sufriendo en sus carnes y en los de sus familias las tremendas consecuencias económicas de la Pandemia. Estamos en abril y al Sr. Alcalde, como Presidente del Pleno y redactor de su Orden del Día, aún no le ha parecido oportuno llevarlo para que lo discutamos los representantes de los ciudadanos, seguramente porque pondrá de manifiesto sus vergüenzas a la hora de votarlo, porque si vota que sí (que sería lo lógico para ayudar a miles de autónomos, empresarios y trabajadores de la ciudad) nos estaría dando la razón y el quedaría como insensible por la demora acumulada en la implantación de esas necesarias ayudas, y si vota en contra, se retrataría como lo que es, un insolidario.

En fin, con la documentación que hemos recibido nos da la primera impresión de que será más de lo mismo, políticas de aumento de gasto y previsión irreal de ingresos sobre los que basarlo, y si se necesita más dinero para dilapidar en cualquier ocurrencia electoralista o ideológica, acudiremos al remanente que el ayuntamiento tiene ahorrado (no por su eficacia, sino las obligaciones que imponía la Ley de Estabilidad Presupuestaria que se aprobó en el año 2012, bajo el mandato del siniestro Ministro Montoro).

En fin, propondremos nuestras modificaciones a los Presupuestos presentados, (que serán rechazadas en bloque por los social-comunistas, como todas las decenas de proposiciones que hemos presentado en estos dos años de legislatura) y seguiremos con nuestra fiscalización de los gastos superfluos y despilfarradores, al tiempo que propondremos medidas de ahorro y de rebajas de impuestos y tasas. Aunque, lamentablemente, quizás al Sr. Alcalde no las considere útiles para, al menos, que sean discutidas en el Pleno, junto a los representantes de la ciudadanía; ya que, a medida que pasan las semanas y los meses parece hacer suyo el principio “El Ayuntamiento soy Yo”, como pronunció el Absolutista Luis XIV, el afamado “Rey Sol”.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.