¡QUÉ DESASTRE!


PERDIGON2Juan Carlos Perdigón

Concejal PP Ayuntamiento de Mérida


Ya no encuentro calificativos livianos para definir al des-Gobierno de las Contradicciones que vivimos en Mérida; es insólito que día sí y día también nos sobresalte algún desastre en la gestión de nuestro Ayuntamiento, si el verano es la estación del año más calurosa, el Gobierno de Osuna es el más chamuscado de la última serie histórica.

Lo cierto es que, tras esta oleada de incendios provocados en el Ayuntamiento de Mérida, la solución es irse lejos, lo más lejos posible y Chile con la excusa de los Refugiados ha sido la mejor escapatoria para no acabar en la Unidad de Quemados de Badajoz.

Teniendo en cuenta que el problema de los Refugiados tiene su enjundia y no debemos olvidarlo porque es calamitosa la situación que viven, lo cierto es, que este es un tema que nada tiene que ver con el municipalismo, más allá de ser posibles receptores de refugiados que necesitan ayuda, pero es un tema que se está debatiendo y se negocia en otras escalas institucionales y por supuesto en otras esferas en las que no se encuentra nuestro Alcalde.

Ir a Chile a buscar inversores, promocionar la Ciudad, e incluso a hacer algo del «Gastro-Pan y Circo-niertos», como lo denominaba, acertadamente,  hace poco, el bueno de Antonio Vélez Jr. en este mismo periódico, pues tendría un interés manifiesto para el Alcalde de una ciudad que necesita mejorar su economía y su desempleo, además de mejorar el sector empresarial; pero para el asunto de los Refugiados…, es una huida a la desesperada con la que tiene montada con la Delegación de Servicios Sociales, la de Recursos Humanos, con los Kioscos, con la ampliación de la zona azul, con los problemas financieros, con el ridículo del IBI sanitario, con la dejadez de las instalaciones municipales y la ciudad en general, con el Plan de Empleo Social y con el último bochorno de las contrataciones de la temporada de baño 2016.

Con esto último, dice la Sra. Yáñez que le sorprende que el PP defienda a los trabajadores, no puedo poner aquí un «emoticono» con la cara de sorpresa y no entender nada, ese emoticono que tiene los ojos abiertos de par en par, las cejas arqueadas, frunciendo el ceño y la boca formando una línea recta, es la cara que se le queda a cualquiera cuando escucha a una responsable del gobierno socialista de Mérida decir que optan políticamente por pagar a los trabajadores de las piscinas unos sueldos irrisorios, cuando llevan diciendo desde hace tres años que es una vergüenza que haya trabajadores con precariedad laboral cada vez que salen datos positivos en materia de desempleo. Si a la Sra. Yáñez le sorprende que el PP defienda a los trabajadores imagínense la cara de la gente pensando que el PSOE de Mérida no los defiende.

Si es que podemos hablar de todo lo que ha acontecido este verano en el Ayuntamiento de Mérida y no hay suficiente papel en el mundo para terminar. Yo me voy a centrar en el poco espacio que queda en las contradicciones, pues es clamoroso el cambio de careta si estamos en oposición o en gobierno.

En oposición, el PSOE decía que la Zona Azul iba a generar ingresos a la empresa por encima de los 4 millones de euros y decían que si gobernaba en Mérida el PSOE la quitaría; sabían perfectamente que había un contrato, el mismo que tuvo en su día la ciudad deportiva y se gastaron 21 millones de euros en revocarlo; pues bien si dices que la vas a quitar si ganas las elecciones y las ganas, pues la quitas, sino, no lo digas y hagas lo contrario, ampliarla.

En oposición, el PSOE decía que siete concejales liberados eran muchos y que se bajaran los sueldos, en un pleno de Junio de 2011, llegaron a proponer la bajada de los sueldos de los concejales liberados en un 80%. Ahora son gobierno y siendo menos concejales que en la legislatura de 2011, mantienen el mismo número de liberados, la ciudad extremeña con más liberados por habitante, por encima de Cáceres con cinco liberados y 90.000 habitantes y por supuesto, que Badajoz, con siete liberados y 150.000 habitantes. El Partido Popular no les pide que bajen los liberados y los sueldos, en absoluto, les decimos que hagan lo que proponían que hiciéramos nosotros. Más si cabe cuando toda la argumentación la soportaban en la carencia de competencias, pues ahí les dejo un caso claro de «competencias» una concejal liberada, llevando una única delegación, Recursos Humanos.

En oposición, el PSOE decía que debía dimitir el Concejal de Deportes, yo mismo para más señas, porque tan sólo había que darse una vuelta por las instalaciones deportivas para ver el estado de dejadez. Esto lo dijeron en 2012 tan sólo un año después de que el propio PSOE dejara arruinada y derrumbada Mérida. Pues bien, váyanse ustedes a dar una vuelta por las instalaciones deportivas y en base a como las vean, díganme si el PSOE ahora que es gobierno, debe recusar al Concejal de Deportes, al igual que han revocado las competencias de Servicios Sociales a la Concejal de Recursos Humanos.

Así es que con todo este panorama, Chile no está tan mal, a ver si con suerte nos trae unas postalitas.

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.