¿Qué quiere la sociedad, que paguemos el IBI a los ayuntamientos, o que ese dinero se dedique a inversiones en infraestructuras u otros servicios sanitarios?

ENTREVISTA. José María Vergeles Blanca, Consejero de Sanidad y Políticas Sociales

VERGELES SANIDADJosé María Vergeles Blanca (Fuente del Maestre, 1969), Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura, carrera que pudo sacar adelante gracias a una beca del régimen general, y especialista en Medicina Familiar, tiene a su cargo una de las consejerías más complejas y extensas de la Junta de Extremadura, la de Sanidad y Políticas Sociales, donde se maneja un presupuesto que supone el 40% del total de la comunidad autónoma. Madrugador, necesita pocas horas de sueño, y aficionado a las redes sociales, hay tuis suyos a los cinco de la madrugada, afirma que cuando se hizo cargo de la consejería se la encontró vacía “de papeles, económicamente y de credibilidad”, que es lo que más le duele y lo que más tiempo cree que van a tardar en recuperar.  Sobre la ley de Dependencia, afirma que estaba irreconocible, “no la conocía ni la madre que la parió”, y calificó de criminal el decreto que regula los recortes económicos y de prestaciones. En cuanto a la apertura del Centro de Salud Mérida Norte explica que supone “un avance muy importante en la atención sanitaria de la ciudad”.


  • “Las urgencias del Centro de Salud Mérida Norte se abrirán a lo largo de este mes. El centro de salud del híper cerrará a las diez de la noche pero habrá un equipo de retén formado por médico y enfermero de forma temporal”
  • “El hospital de Mérida contará a lo largo de este año un nuevo acelerador lineal para los pacientes que reciban radioterapia. En cuanto a las listas de espera hay problemas en Ginecología, Alergología, Traumatología y Cirugía”

César Peguero

 

Como se encontró la Consejería de Sanidad cuando llegó, sobre todo tras una legislatura de recortes.

La Consejería de Sanidad estaba vacía. Y lo digo en el sentido más amplio del término. Vacía de papeles, solo estaba el informe de transición, sin ninguna documentación adicional. Vacía económicamente, por la deuda que acumulaba el Servicio Extremeño de Salud (SES), por los recortes del Sepad (Servicio Extremeño de la Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia), y por los problemas que nos hemos encontrado en el resto de las políticas sociales y de la vivienda. Y vacía de credibilidad, que es lo que más me importa. Vacía de credibilidad entre los administrados y los administradores. O entre la sociedad y la política. Y esa última deuda es una de las que más me preocupa y la que probablemente más tardemos en saldar. Porque esa no se salda con dinero, ojalá se saldase con dinero, se salda con trabajo constante, con transparencia y con participación de la sociedad en la toma de decisiones al futuro.

Sin embargo han llegado ustedes y el presupuesto de la consejería ha aumentado considerablemente.

Sí porque con respecto al SES, nosotros lo que nos encontramos es que tenían cerrado el ejercicio de 2015 con un endeudamiento que supone un tercio aproximadamente de su presupuesto anual. Por lo tanto tenemos que tomar medidas presupuestarias y extrapresupuestarias para combatir esa tremenda deuda que nos hemos encontrado. Extrapresupuestaria en todo lo que tiene que ver con la utilización del Fondo de Liquidez Autonómica y con la posibilidad de endeudarnos a través del confirming (adelanto del cobro de la factura) para pagar a los proveedores a los que debemos dinero. Pero también tenemos que garantizar a la sociedad un sistema sanitario que dé respuesta a sus necesidades de salud. Y eso nos obligaba a incrementar en un 12% su presupuesto del SES.

 El Sepad tiene un arreglo más lento, porque los recortes no solo se producen en el ámbito económico sino a través de un Real Decreto Ley 20/2012 que ha traído un recorte presupuestario brutal.

En Políticas Sociales crecemos un 28% sobre todo se le debe al incremento que tenemos que hacer en capítulos del Fondo de Garantía Social que da cobertura a la Renta Básica, a los mínimos vitales y a las contingencias sociales que se puede producir. Pero también tenemos un incremento de 47 plazas de trabajadores sociales, porque los Servicios Sociales de Base han estado castigados también durante esta última legislatura.

Y el presupuesto de vivienda, en lo que se refiere a fondos propios de la comunidad, aumentamos la dimensión social de las políticas de vivienda. En lo que se refiere a la construcción de obra nueva cae el presupuesto y eso es lo que hace que en el balance la partida presupuestaria que vaya al capítulo de vivienda se pueda ver en el presupuesto global como un descenso de la partida, cuando en realidad sí estamos apostando por la dimensión social de la vivienda.

¿Van a modificar el mapa sanitario?

El mapa sanitario es muy fácil de abrirlo y muy complicado cerrarlo porque siempre se requiere que haya participado mucha gente en su elaboración. Hemos abierto el mapa sanitario y, evidentemente, con la primera opinión que hemos contado ha sido con la dirección del SES y ahora tenemos que llevarlo a que opine la sociedad. Esto nos va a llevar meses para cerrarlo en unas condiciones adecuadas. En el mapa sanitario se decide cómo van a estar ubicados los dispositivos sanitarios y que horarios van a tener en base a criterios sanitarios, geográficos, sociales o del acceso a través de las carreteras. Aspiramos a cerrarlo a lo largo de 2016 y contar con la máxima participación.

Una de las consecuencias de los recortes del gobierno de Monago ha sido que haya una lista de espera en el SES de casi 190.000 personas, de las que 100.000 estaban sin cita.

Hemos hecho un primer análisis de esas personas que estaban sin citar y hemos sido capaces de bajar en 9.000 personas en el último trimestre del año 2015, que no está mal.  Ya se han dado las instrucciones oportunas para que el personal de admisión de los hospitales llame a esas personas por teléfono una a una para que les digan que pruebas tenían pedidas, si se le ha realizado o no,  y seamos capaces darle una cita cierta para la primera consulta. Aquí he de poner de manifiesto que cuando les demos la cita a los pacientes va a ser provisional o aproximada, pero nos asegura que están dentro del sistema.

¿Para atender a todas estas personas va a ver un incremento de actividad, abrir por las tardes,  o contratar a más personal?

Hay varias medidas. Una primera es el trabajo que hay que realizar entre todas las admisiones de la comunidad y de todas las áreas de salud funcionen con unos protocolos y unas guías que no han estado funcionando y cada uno ha hecho lo mejor que ha podido.

Otra de las medidas es el plan de eficiencia quirúrgica, que consiste en analizar y monitorizar constantemente el incremento de actividad en aquellos sitios donde se pueda producir y que se haga de la forma más eficiente con los medios propios.

Por supuesto vamos a seguir manteniendo el plan de choque de lista de espera en la misma cuantía económica que el gobierno anterior, pero bien gestionado. Es decir diciéndoles a aquellas personas que se contraten para el plan de choque que están para trabajar para que los pacientes esperen menos. Es en eso en donde deben centrarse sus esfuerzos. Frente a la realidad que nosotros nos hemos encontrado, que esos profesionales habían sido incorporados a la actividad ordinaria del servicio, sin que tuviesen ninguna repercusión sobre las listas de espera. 

Y por último vamos a seguir manteniendo la cuantía económica para utilizar de forma complementaria las clínicas privadas concertadas con las públicas en aquellos momentos que el sistema sanitario público no pueda dar más de sí, como una situación como la que tenemos encima de la mesa, y sea necesario tirar de ellos.

Para vigilar que todo esto se vaya cumpliendo hemos creado dos estructuras funcionales, no con más personas, en los servicios centrales del SES, que son el Observatorio de Listas de Espera y la Oficina Central de Listas de Esperas.

Con respecto a la renta básica, ¿se ha desatascado la situación?

Sí. Cuando llegamos nos encontramos una renta básica con 2.582 resoluciones favorables sin cobertura económica. Esto supuso que tuviéramos que pintar en el presupuesto 5,4 millones de euros, de donde no había, pero nos la ingeniamos para que fuera posible. Pero es que tampoco dejaron la cobertura económica para poder sacar la convocatoria del último trimestre del año, que han sido 3 millones de euros y que también hemos tenido que pintar en el presupuesto. 

Y en el momento actual, ese pago atrasado de las rentas básicas que estaban pendientes está muy procedimentado. Los datos nos dicen que se están pagando alrededor de 11.000 rentas básicas, y eso nos da una credibilidad de cara a los ciudadanos que entiendo que es muy importante.

Se han hecho mejoras en cuanto a que las rentas básicas no sean embargables. Esto es muy importante para aquellas familias que se encuentran en una situación muy complicada y esto no estaba hecho. Era simplemente poner en la transferencia que le llegaba a la persona Renta Básica de Inserción. Pero no se hacía. Era una transferencia directa de la Junta de Extremadura fácilmente embargable porque no estaba asociada a la renta básica.

¿Qué es lo que tenemos ahora encima de la mesa? Un lastre legislativo por culpa de la Ley del año 2014, que es la que está vigente, en el sentido de que desde que a una persona se le reconoce el derecho que tiene a la renta básica, se le hace una resolución favorable de su solicitud, hasta que nosotros le podemos pagar legalmente, tienen que pasar al menos dos meses, un mes para el reconocimiento del derecho y otro mes para comenzar con los pagos. Y así lo dice la ley, por tanto no nos podemos saltar ese requisito legal. Además la ley dice que se paga a mes vencido, es decir, todas las rentas básicas cuyo periodo de solicitud se hubiera iniciado en los últimos meses del año 2015 o primero del 2016, por ley no vamos a ser capaces de pagarla hasta este mes. Estamos tramitando un decreto ley para salvar ese obstáculo legal y se pague a partir del día siguiente.

La Junta prepara una norma para que la percepción de la renta básica puntúe en las convocatorias públicas de la Junta.

Sí. La renta básica se llama renta básica de inserción. En la ideología progresista, y un partido como el nuestro que sustenta el gobierno en la comunidad, entendemos que la renta básica es un derecho para esas personas que necesitan urgentemente tenerla porque no tienen ninguna cobertura económica. Pero también va unido al compromiso que la persona gane en empleabilidad, que significa que seamos capaces de indicarle un itinerario y que o bien entre en el circuito del trabajo o, si no, en el circuito de las prestaciones. Y lo que se ha hecho con el plan de empleo social es que los perceptores de renta básica se hayan incorporado de forma prioritaria. Según los últimos informes que me han pasado tanto de renta básica como del Sexpe, ha sido posible dar respuesta a 498 personas, lo que es bastante positivo.

 Ley de Dependencia es otra afectada por los recortes.

Cuando hemos llegado, la Ley de Dependencia, por decir algo que se entienda, no la conocía ni la madre que la parió, porque estaba con los recortes del real decreto ley 20/2012, que no solo eran recortes económicos, también en el baremo. Nos hemos empleado a fondo para que se derogue cuanto antes ese criminal decreto ley, que ha hecho sufrir a personas que tenían derecho a la atención y que no ha sido posible en el plazo que hubiéramos querido.

También ha habido recortes, facilitado por este decreto y realizados por el anterior gobierno autónomo, que no quería pensar que se hicieran con un ánimo de privatizar los servicios de dependencias. Pero me generan ciertas dudas. Cuando uno hace tantos recortes que lo que hace es dejar abandonadas las obras de los centros públicos para que se abran centros de día en poblaciones o residencias en determinadas poblaciones, cuando se aumenta el copago que tiene que aportar el ciudadano para recibir los servicios de atención a la dependencia, cuando se recortan los servicios que se les ofrecen de carácter público a las personas en situación de dependencia o cuando se hace de forma deliberada una dejación en la regulación de los precios de servicios, como la ayuda a domicilio, y lo que se le da a la persona es una prestación económica vinculada al servicio, es decir dinero para que compre el servicio privado, eso en mi pueblo genera ciertas dudas de privatización encubierta de la ley de Dependencia.

Y en esto nos tenemos que emplear a fondo para revertir esta situación. En la última legislatura se ha incrementado un 45% las prestaciones económicas vinculadas al servicio, y se ha reducido en más de un 15% los servicios públicos que se le ofrecen.

La exoneración del IBI a los centros sanitarios ha provocados reacciones contrarias.

Eso lo hacíamos nosotros durante todos los años de gobierno que hemos tenido cuando recibimos las transferencias en materia sanitaria. Esta exoneración es legal, porque en nuestros centros hospitalarios y sanitarios se forman estudiantes de la Universidad de Extremadura, se forman los especialistas futuros tanto de medicina como de enfermería como de biología. Hay suscrito un convenio con la Universidad de Extremadura para ser centros de formación, y los centros de formación están exentos de pagar el IBI.

Pero yo no pido que desde una parte determinada de la sociedad entienda que por ser un tema legal se exonere del pago del IBI a los centros sanitarios, pero si les pido que hagan una reflexión conmigo y que la reflexión que hagan sea: estamos en una situación económica como la actual, de crisis, en la que los servicios públicos esenciales han sufrido recortes brutales. ¿Qué quiere la sociedad, que paguemos el IBI a los ayuntamientos y que ese dinero se invierta a criterio de los grupos políticos del ayuntamiento, generalmente, en infraestructura de la propia ciudad, o que ese dinero que no vamos a pagar con el IBI se dedique a inversiones en infraestructuras u otros servicios sanitarios? Nosotros, desde nuestro punto de vista ideológico, hemos decidido proponer esta exoneración legal del pago de IBI de los centros sanitarios con el ánimo de utilizar ese dinero para invertirlo en Sanidad. Porque esa exoneración sí que es finalista para la salud.

El Centro de Salud Mérida Norte abre tras muchas vicisitudes desde que empezó su construcción en el 2009.

El centro de salud de Mérida Norte ha tenido un recorrido tremendo. Cuando se inició la obra, durante la legislatura anterior, la empresa constructora tuvo problemas económicos. Cedió el proyecto a otra empresa, que tampoco fue capaz de terminarlo. Y durante esos cuatro años el centro de salud ha estado abandonado a su suerte. Ha sufrido robos cercanos a los 300.000 euros, que han afectado sobre todo a la zona de portería y de cableado de la red de datos del centro. Con muy poco dinero se hubiese terminado la construcción, pero se ha terminado con un presupuesto el doble que el que hubiese hecho falta. Sin embargo, el anterior gobierno del PP, dijo antes de marcharse que el centro de salud estaría abierto el 20 de septiembre. Nosotros entendimos entonces que todas las cuestiones necesarias para abrir el centro de salud estaban solucionadas. ¿Y cuáles eran esas cuestiones? En primer lugar que fuera accesible, que la gente pudiera entrar en el centro de salud independientemente si tiene capacidad o discapacidad, y esto no estaba hecho. El acceso era por una zona muy complicada, y es algo a lo que nos hemos tenido que emplear a fondo con la colaboración del Ayuntamiento de Mérida, y el nuevo acceso cumple con las condiciones de accesibilidad.

Otras de las cosas que se necesitan para abrir un centro de salud es una zonificación adecuada de Mérida de acuerdo con la base de datos de las tarjetas sanitarias. No estaba hecha. Y es posible que durante estos últimos días muchos emeritenses hayan recibido cartas proponiéndole un nuevo médico de familia o un cambio de la zona de salud. Esto también lo hemos tenido que hacer. Y también un trabajo muy importante ha sido la negociación con las distintas asociaciones de vecinos, que al no haber una actitud clara en la legislaturas pasada han estado sometidos a la rumorología y a una desinformación que les ha llevado a no vivir como una oportunidad de mejora la construcción de este centro de salud y su puesta en marcha.

Tampoco estaba ordenado el tráfico y la zona de aparcamiento. Por lo que, evidentemente, no podíamos cumplir con el objetivo del 20 de septiembre, porque nada de esto estaba hecho.

Para mí, la apertura de este centro de salud supone un avance muy importante en la atención sanitaria de Mérida. Primero porque era necesario frente a la masificación que se estaba produciendo en el centro urbano de San Luis, donde el espacio ha sido aprovechado hasta el extremo. Todavía hay circulando por ahí fotos de pacientes que tienen que ponerse la aereosolterapia o la máscara de oxigeno al lado de los urinarios. La nueva  infraestructura permite  unos espacios muchísimo más confortables, que es una de las cuestiones que también se buscan cuando uno está malo, que el sitio donde vaya a ser atendido al menos no sea inhóspito.

¿Qué va a pasar con urgencias?

Las urgencias las pondremos, en principio, a lo largo de este mes, ese es nuestro objetivo. En cuanto a las urgencias de San Luis, de acuerdo con los vecinos, cuando se centralicen, ese centro va a estar abierto hasta las diez de la noche, como el resto. Pero de forma temporal vamos a mantener un retén de un equipo sanitario de médico y enfermero, y luego ya valoraremos cual ha sido la utilización para no dejar a esa población descubierta.

¿En qué situación se encuentra el hospital de Mérida?

Tenemos problemas con las citas en ginecología, en alergología y en traumatología y con las intervenciones quirúrgicas. Entonces forman parte de la inversión  normal que tenemos que hacer con respecto a las listas de espera sanitaria.

También hay que hacer una inversión más este año, comprar un nuevo acelerador lineal para los pacientes que reciban radioterapia por razón de tener algún tumor tratable. El que tenemos ahora está dando muchos problemas de averías, aunque el mantenimiento es más estable.

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Un comentario sobre “¿Qué quiere la sociedad, que paguemos el IBI a los ayuntamientos, o que ese dinero se dedique a inversiones en infraestructuras u otros servicios sanitarios?”

  1. QUE PAGUÉIS EL IBI COMO TODO HIJO DE CRISTIANO, O QUE EL IMPORTE DEL IBI QUE CORRESPONDA A MÉRIDA SE INVIERTA ÍNTEGRAMENTE EN LOS CENTROS SANITARIOS DE MÉRIDA Y NO EN EL NUEVO HOSPITAL DE CÁCERES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.