Rafael Angulo Sanchís


Desde la puerta de mi casa contemplo la niebla que este año la Mártir (bendita) ha decidido prolongar, por algo será; desde mi calle Poeta Marcial veo las hojas de los árboles en el suelo, apenas quedan ya entre las ramas, y mustias, feas y mojadas yacen amontonadas esperando que las junten para el más allá, vaya cursilada de comienzo de columna, será que contemplo el tiempo que pasa en mi barriada (de la Argentina) como mirlos tranquilos a quienes les da igual lo que piensen los demás. Será. Los tres cipreses que planté hace décadas han crecido como mis hijos, rectos hacia arriba y sirven de abrigo a pajaritos que no se han ido este año y, a estas alturas, no se irán ya. Los cipreses, como yo, también creen en Dios. Y los mirlos y pajaritos son felices porque se conforman con lo que hay, al contrario de alguna gente que no se conforma y, por eso, no es feliz. Por lo visto el secreto para una vida larga no consiste en vivir (trinar) sin dificultades sino en superarlas sin sobresaltos y seguir adelante. Siempre adelante. A favor del viento. Que no hay ningún viento favorable para quien no sabe a dónde va. Dice Pelín que soy raza de barriada y a mí, qué quieren que les diga, me parece un elogio, que viniendo del Pelín me abruma. Es cierto que mi barriada (ya lo dije, La Argentina) es un lugar estupendo para vivir; aquí está mi Cofradía (la Sagrada Cena y Nuestra Señora del Patrocinio), el Romano José Fouto, la Parroquia de San José, el Teatro Romano, lindamos con el Circo (Hipódromo, Tenis y primer campo de fútbol de la Bimilenaria) y cerca de los dominios de Michel Nevado, mi amigo. Desde un punto de vista que podría llamar majestuosamente histórico, éste es mi lugar del mundo más entrañable para vivir y, ay, morir. Eso sí, sin prisas, sin apenas ruido (salvo los petardos de año nuevo) y sin jaleos. Y si como roncas, duermes, no es mal lugar para roncar. E incluso soñar

About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.