En Mérida se instalarán 63 mesas en 23 colegios electorales. El Miguel de Cervantes será el más concurrido y el Pablo Neruda, en la barriada de San Andrés, el que menos votantes atenderá

Los partidos han optado por no utilizar las farolas que pone a su disposición el ayuntamiento emeritense para colocar propaganda electoral, por coincidir con la del festival de teatro

El PSOE quiere implicar a sus 10.000 militantes para dar a conocer el proyecto del partido, basado en la lucha contra la desigualdad, el empleo y la defensa de lo público


Unidos Podemos han pactado 50 propuestas y harán por separado la campaña electoral aunque habrá algunos actos conjuntos


Ciudadanos cambia los números uno de las listas al congreso de los Diputados por Cáceres y Badajoz con respecto a las anteriores elecciones


El Partido Popular prepara una campaña electoral muy de calle y pegada a los problemas de los extremeños con propuestas de centralidad política


ELECCIONES 26jEl próximo 26 de junio podrán votar a las elecciones a Cortes Generales un total del 907.181 extremeños, de los cuales 881.124 residen en la región y 26.057 en el extranjero. En Mérida se encuentran censadas unas 47.000 personas, de las que cerca de 6.000 son extranjeros residentes. Las nuevas elecciones vienen marcadas por incapacidad de los partidos políticos para lograr un acuerdo de gobierno, algo inédito durante la anterior legislatura, la más corta de la democracia española. En Extremadura se elegirán a 10 diputados, cuatro por la provincia de Cáceres y 6 por la Badajoz. Uno de los alicientes de estos comicios será si Podemos, que se presenta en coalición con IU como Unidos Podemos, logra revalidar el escaño obtenido por la provincia pacense.


César Peguero

 

Toda la maquinaria está en marcha en Extremadura y España para celebrar las elecciones generales del 26 de junio, solo seis meses después de haberlo hecho el 20 de diciembre de 2015. Ha sido la legislatura más corta en la reciente historia de la democracia española. Los partidos políticos fueron incapaces de llegar a un acuerdo sólido que permitiera la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, que se presentó en el Congreso con el insuficiente apoyo numérico de Ciudadanos y de Coalición Canarias, lo que motivó que el Gobierno del PP, con Mariano Rajoy al frente, se mantuviera durante este tiempo en funciones.

El resultado de estos nuevos comicios también se presume incierto, una vez certificado el fin del bipartidismo y la irrupción con fuerza de la fragmentación política, fiel reflejo de la actual diversidad en la sociedad. Por eso, más que un partido ganador, se espera un árbitro que incline la balanza del gobierno a un lado u a otro, a la derecha o a la izquierda, a través de un pacto de legislatura.

La coalición entre Podemos e Izquierda Unida, Unidos Podemos, y el anunció de contención de los gastos electorales en todas las formaciones políticas, son las novedades de este plebiscito. Pero la clave para los partidos durante la campaña electoral será captar el voto de los indecisos, que serán determinantes en el resultado final.  En total se elegirán 350 diputados, de los que 10 son por Extremadura, seis por la provincia de Badajoz y cuatro por la de Cáceres. También se designarán, por votación nominal, los 208 senadores que componen la cámara alta.

En la región, las distintas formaciones políticas presentan el mismo programa que el 20-D, pero algunas caras cambian entre los candidatos a diputados y senadores. También se juegan mucho. En la provincia de Cáceres se eligen 4 diputados, que siempre se han repartido PSOE y PP y no se esperan sorpresas en su reelección. En cambio en Badajoz la cosa puede estar más reñida para designar los seis diputados que le corresponden. En las pasadas elecciones el PSOE sacó tres diputados (dos en 2011) y dos el PP (cuatro en 2011). La sorpresa fue que Podemos consiguiera un diputado, un resultado histórico. Está por ver si se repite la misma suerte, porque ese sexto diputado puede caer del lado de cualquiera de los cuatro partidos mayoritarios al decidirse por pocos votos. Un repunte del PP, dejaría al PSOE sin su tercer diputado. Y un repunte de Ciudadanos se lo arrebataría a Podemos.

En el PSOE, Marisol Pérez encabezará la lista de candidatos al congreso de los Diputados por la provincia de Badajoz. Sustituye en el puesto a Patricia Sierra, que fue cabeza de cartel en los anteriores comicios, y que ahora queda relegada al número tres de la candidatura, el que ocupaba Marisol Pérez. De número dos repite el emeritense Ignacio Sánchez Amor.

Los socialistas también modificarán la lista al Senado por la provincia de Cáceres. Sale de la candidatura José Antonio Rodríguez Calzada y es reemplazado por Pedro Pascua, que en las anteriores elecciones figuraba como suplente.

Sobre la campaña electoral, han indicado que van a implicar a los 10.000 militantes de la región para dar a conocer el proyecto de este partido, basado, en líneas generales, en la lucha contra la desigualdad, la defensa de lo público, la creación de empleo. Además, se han comprometido a rebajar entre un 40 y un 50 por ciento el coste de la campaña. Por su parte, el portavoz del PSOE regional, Miguel Ángel Morales, indicó que el objetivo es que tras los próximos comicios, Extremadura tenga un gobierno aliado y de cambio en Madrid, “y terminar con los últimos cuatro años que han pasado de manera dramática para la región debido a la actitud del gobierno de Mariano Rajoy”.

En el Partido Popular, tanto en la provincia de Cáceres como en la de Badajoz repiten el cartel. Carlos Floriano y María Dolores Blanco ocupan el primer y segundo puesto, respectivamente, en la provincia cacereña. Su designación está asegurada. En la provincia de Badajoz también vuelven Teresa Angulo, Alejandro Ramírez y el ex alcalde de Mérida, Pedro Acedo, quien tiene una segunda oportunidad para ser elegido diputado, lo que no consiguió en la anterior convocatoria por poco. El único cambio ha sido protagonizado por el alcalde de Higuera de Llerena, Bibiano Serrano, que renunció a ir en la lista del Senado por Badajoz.

La campaña electoral del PP se basará, según el presidente de esta formación en Extremadura, José Antonio Monago, “en la cercanía, será muy de calle, muy austera, que ilusione a los ciudadanos y en la que demos respuesta a los problemas de las familias”. También indicó que el PP “huye de los extremismos y se acerca a la centralidad y a los problemas de los extremeños”.

Ciudadanos es la que más novedades presenta. Ni en Cáceres ni en Badajoz repiten las mismas personas que en las pasadas elecciones. Patricia Meana encabeza la lista de Cáceres y David Salazar la de Badajoz, en sustitución de Cecilio Serrano y José Antonio García Ramos, respectivamente. En las pasadas elecciones se quedaron a 1.800 votos de Podemos para conseguir un diputado por la provincia de Badajoz. La campaña electoral se centrará en seguir llevando a cabo cambios en la forma de hacer política y en la regeneración institucional, como acabar con los aforamientos, la lucha contra la corrupción y la precariedad laboral, la ley de segunda oportunidad, la ampliación de la baja por maternidad o la ayuda a los autónomos. Otro de los objetivos es sacar a Extremadura de la última posición de todas las estadísticas.

En la presentación de los componentes de las listas, el delegado territorial de Ciudadanos en Extremadura, Cayetano Polo, señaló que ha buscado a los candidatos “fuera de la política para que puedan aportar ideas nuevas y planteamientos diferentes, ya que esto es lo más importante a la hora de regenerar la vida política y las instituciones”.

Podemos e Izquierda Unida, en sintonía con el acuerdo estatal de ir en coalición, que en Extremadura fue aprobado por ambas formación con amplia mayoría, irán juntos como Unidos Podemos. Así, en la listas al Congreso y al Senado se incluyen miembros de Podemos, Izquierda Unida, Equo y personas independientes pertenecientes a movimientos sociales. En este acuerdo se respeta la autonomía de cada formación de cara a la campaña y a la gestión económica. En la provincia de Badajoz, la número uno para el Congreso es Amparo Botejara, que afronta el reto de ser reelegida. De número dos va otro miembro de Podemos y de tres Sandra Blanco, de IU. En Cáceres, encabeza la lista Pablo Rodríguez García, de Podemos, y Marisa Rebolledo, de IU.

En la presentación de las candidaturas, se justificó esta coalición para conseguir el empujón que les faltó al cambio en la convocatoria del 20-D y para tratar de sortear una ley electoral que consideran que beneficia al bipartidismo. Sobre el programa electoral afirman que es de un fuerte contenido social, de recuperar de derechos, de derogar leyes injustas, de lucha contra la corrupción, de defensa de los servicios público y de dignificar de las condiciones de vida de la gente. También aspiran a un nuevo marco constitucional que ponga a la ciudadanía en el centro de la política.

Desde IU se señala que ha aportado a esta coalición y al programa, en el que se han pactado 50 medidas, el carácter de izquierda, feminista y ecologista de la formación, además de un grupo humano con experiencia como concejales y alcaldes “que son referentes en el mundo rural”, según el coordinador de IU Extremadura, Joaquín Macías. También considera que estas elecciones son claves para cambiar las políticas de España como de Europa desde Extremadura. Además, asegura que cada formación hará su campaña electoral aunque algunos actos lo celebrarán de manera conjunta.

ELECTORES EN MÉRIDA

En cuanto a Mérida, en las pasadas elecciones generales un total de 46.699 vecinos estaban llamados a votar, casi un 3%  más (1.249 electores) en relación a los comicios de 2011, cuando en la ciudad había empadronados 45.450 personas con derecho al voto. Del total, casi 6.000 son extranjeros residentes. Ejercieron esta potestad un total de 32.169 personas, un 70,99%. El PSOE obtuvo 10.171 votos (10.581 en 2011), el PP 9.754 (15.898 en 2011), Ciudadanos 5.344, Podemos 5.128 e IU 1.171 (2.044 en 2011).

Para la jornada del 26-J se instalarán 63 mesas en 23 colegios electorales. El colegio Miguel de Cervantes, en la barriada de Las Abadías,  con 4.998 inscritos y el instituto Sáenz de Buruaga, en el polígono Nueva Ciudad, con unos 3.500 votantes censados, serán los más concurridos. El que menos es el colegio Público Pablo Neruda, en la barriada de San Andrés, con cerca de 400 votantes. Además, unos 600 emeritenses residentes en el extranjero también podrán ejercer su derecho al voto.

Para poner en pie la infraestructura de la votación, el ayuntamiento designará por sorteo a 558 personas que se harán cargo de las mesas electorales, de los que 186 serán titulares y 372 suplentes. Dentro de los titulares, 62 ejercerán como presidentes y 124 como vocales.

Respecto a la campaña electoral, las agrupaciones locales de Mérida de los partidos que concurren a los comicios, han optado por renunciar a colgar banderolas con propaganda en las farolas, al coincidir con la publicidad de festival del teatro romano.

El ayuntamiento ofrece de manera gratuita a los partidos durante los quince días de campaña electoral las farolas de las grandes avenidas de la ciudad, como Fernández López o Reina Sofía, para que puedan poner banderolas, pero nadie ha solicitado este espacio.

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.