REPORTAJE: «Pasión en Mérida, comienza Semana Santa»


maxresdefault (2)La Cuaresma llega a su fin y la Semana Santa, conmemoración anual cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, comienza a sentirse en la vida cotidiana. Este año, por circunstancias del calendario lunar, se celebra a finales de este mes de marzo en lugar de abril, como es habitual. Unas 7.000 personas organizadas en nueve hermandades y una Junta de Cofradías que coordina los actos, participarán en los desfiles procesionales que recorrerán la ciudad desde el Domingo de Ramos al de Resurrección. Será unas 17 procesiones y unos 34 pasos los que podrán ver en una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional y que ahora lucha por su reconocimiento internacional. Sus méritos son muchos. Un recorrido salpicado por los numerosos monumentos y edificios emblemáticos que forman parte de una ciudad declarada patrimonio histórico de la humanidad. Y unos pasos de gran valor artístico, con imágenes como el Cristo de la O, del siglo XIV, y que sale en procesión en la madrugada del Viernes al Sábado Santo hacia el anfiteatro, donde se viven momentos imborrables. Sin olvidar el turismo, ya que estos días muchos establecimientos hoteleros cuelgan el cartel de completo ante la gran afluencia de visitantes.

“El mayor atractivo es la fusión  entre la imaginería y los monumentos, es lo que hace a la Semana Santa singular y distinta”

Tras ser reconocida como fiesta de interés turístico nacional en 2010, la Junta de Cofradías busca el nombramiento de interés turístico internacional, expediente que ya se está tramitando


Por César Peguero

 

Si a algún viajero de los que han pasado por Mérida durante la Semana Santa, uno de los acontecimientos religiosos y culturales de la ciudad más importantes, le preguntáramos qué destacaría de esta manifestación de fe, recordaría sin dudar el paso de los desfiles procesionales de las distintas cofradías y hermandades por los principales monumentos de la ciudad. Ya sean romanos, como el arco de Trajano, el puente romano, el templo de Diana o el anfiteatro, o árabes como la alcazaba o medievales, como la Iglesia de Santa María o la de Santa Eulalia, que le confieren un toque de distinción único con respecto a similares celebraciones.

Y todo ello porque el turismo es el mejor indicador de cómo se ve la Semana Santa emeritense, cuyo interés por esta cita ha despegado en toda España, atrayendo cada año a miles de visitantes a la capital de Extremadura. Un mérito que no se consigue de la noche a la mañana. Empezó a crecer a partir de los años 80 del pasado siglo, con la creación en 1978 de la Junta de Cofradías, que le dio el impulso definitivo. Superando una época en la que la mayoría de los pasos que trasladaban las imágenes lo hacían sobre artefactos de cuatro ruedas. Impulso que tuvo su recompensa en el año 2010 con la declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional por parte del Ministerio de Industria y Turismo.

SEMANA SANTA MERIDAEste título, aunque solo tiene carácter honorifico, supone una excelente tarjeta de presentación para la Semana de Pasión de la capital autonómica. Así lo corrobora el periodista, portavoz de la Junta de Cofradías e instructor del expediente, Mario Hernández, quien asegura que este nombramiento “se ha notado y mucho. Antes los días fuertes de ocupación turística eran desde la madrugada del Miércoles hasta el Sábado Santo. Y desde la declaración de interés turístico nacional hay un repunte desde el inicio, el Domingo de Ramos y el Lunes y Martes Santos”.

Uno de los motivos de los repuntes del turismo es que desde 2010, la difusión de la Semana Santa se incluyó en las campañas promocionales del Instituto de Turismo de España (Turespaña), en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) y en la red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Un conjunto de actuaciones que han supuesto un incremento de la actividad en los establecimientos que conforman el sector hostelero de Mérida “y que han influido muchísimo a la hora de que muchos turistas nacionales y extranjeros se decanten por esta Semana Santa”.

Para mantener viva la llama de la Semana Santa y  activas a las hermandades, la Junta de Cofradías se propone la declaración de Fiesta de Interés Internacional. El expediente está ya en la Junta de Extremadura, aunque antes de su tramitación definitiva por el Gobierno de España deben reforzar algunos puntos, sobre todo el apartado promocional. “Es en lo que más vamos a incidir en este último tramo, lo demás cuenta poco”, asegura Hernández.

 Así, una de las exigencias, es que al menos diez periódicos extranjeros importantes, como el New York Times, den información o publiquen alguna foto de la Semana Santa. “Piden diez inserciones en periódicos o revistas internacionales, quitando las publicaciones on line,  y nos quedan ocho todavía. Cualquiera, un periodista que pasa por Mérida y capta una imagen y la pública a nosotros nos viene muy bien. Hemos salido en los periódicos más importantes de Portugal y también en las revistas de las compañías aéreas, que también cuenta como publicidad internacional”, afirma.

 También destaca que esperan superar esta prueba “sumándonos a las campañas institucionales, como la de la declaración  de Mérida como capital iberoamericana de la cultura gastronómica, ya que se va a aprovechar la presencia en la ciudad de los embajadores iberoamericanos para darles a conocer la Semana Santa, y que incluso la promocionen ellos a través de la gastronomía y los medios de comunicación, y se conozca la idiosincrasia de esta festividad y sobre todo el valor artístico de la imaginería con el entorno natural”.

Otro de los aspectos que considera importante a la hora de analizar el incremento del turismo es que Mérida está situada en el centro de la comunidad autónoma, “ya que sirve de campamento base para que muchas personas conozcan lo que es la Semana Santa en Extremadura, como la de Jerez de los Caballeros, Badajoz o la de Cáceres. En ese sentido, todas las Semana Santa de Extremadura nos complementamos muy bien. Bien gente que duerme en Cáceres y viene a ver el vía crucis, o gente que duermen en Mérida y va a Badajoz a ver alguna procesión de madrugada. Todo está complementado”.

            VÍA CRUCIS

VIA CRUCIS MERIDAUno de los mayores atractivos de la Semana Santa es el vía crucis que se celebra en la madrugada del Viernes al Sábado Santo por la Junta de Cofradías. Tiene como protagonista la imagen del Cristo de la O, una obra gótica que se venera en la Concatedral de Santa María desde 1480, y que es escoltada por una centuria romana hasta el anfiteatro romano, iluminado con teas al estilo de la época romana y una gran cruz luminosa en el centro del monumento. Da más solemnidad la actuación de la Capilla Gregoriana del Santísimo Cristo del Calvario que con sus cantos añaden solemnidad al acto.

El vía crucis se celebraba en un principio en la madrugada del Miércoles al Jueves Santo, pero se cambió a la madrugada del Viernes al Sábado Santo para facilitar la asistencia. “Entendíamos que era un problema para el turismo, porque a Mérida la gente suele llegar el jueves. Y  se demostró que haciéndolo en la madrugada del viernes el anfiteatro se desbordada, aunque es un acto íntimo, de oración, único en el mundo, porque a diferencia de Roma, que se queda en las inmediaciones del Coliseo, este de Mérida entra dentro del anfiteatro, en la arena. Ese es su punto de inflexión”, explica Hernández.

Pero para el instructor del expediente para declarar a la Semana Santa emeritense de interés internacional, otro punto fuerte de esta festividad es su imaginería “y la conjunción entre imaginería y los monumentos, ya que además son coetáneos con la época de Jesucristo y las imágenes se fusionan muy bien con el entorno monumental”. Y es que las cofradías intentan aprovechar el conjunto monumental para pasar por el mayor número de monumentos posibles y ofrecer así estampas inigualables que dan un carácter original a los desfiles procesionales.

En cuanto a la imaginería, hay obras que abarcan diferentes corrientes artísticas y escuelas tan importantes como la granadina, castellana y sevillanas del siglo XVII. Hay tallas de los siglos XV y XIX junto a otras más actuales de imagineros de gran prestigio como Luis Álvarez Duarte, Francisco Berlanga, Juan de Ávalos y Eduardo Zancada.

A parte de la imaginería, que son patrimonio de las hermandades, Mario Hernández resalta que el ayuntamiento ha sufragado este año la restauración del Cristo del Prendimiento, de Juan de Ávalos, y la limpieza de la imagen de la Virgen del Rosario. “El año pasado restauraron la Oración en el Huerto y la Flagelación, de la Hermandad del Calvario. El ayuntamiento nos decía que son conscientes de la importancia de la imaginería profesional y que con obras de arte había que colaborar en su mantenimiento”, indicó. Por otro lado, el ayuntamiento ha destinado este año 60.000 euros para la organización de la Semana Santa.

Por lo demás, las cofradías este año no van a presentar muchas novedades en cuanto a nuevas imágenes, ya que se están centrando en la restauración de las que ya tienen y en la renovación de enseres. “Alguna hermandad estrenará techo de palio, candelabros o se han cambiado el aspecto de los bordados, aunque siempre hay alguna cosilla que las cofradías se guardan para el final”, apunto.

            INFLUENCIA ANDALUZA

Otro elemento de distinción lo marca el no tener definido un modelo único de Semana Santa. Se encuentra a caballo entre Castilla y Andalucía, siendo la influencia de la segunda más destacada que la primera. Esto se ve sobre todo en la forma de llevar los pasos por parte de los costaleros, la orfebrería o la música procesional. De esta manera no encontramos con pasos llevados a costal, al más puro estilo sevillano; a doble varal, con un estilo más gaditanos o a varal, esta vez de influencia castellana. En cuanto a los enseres y los adornos de los pasos las maneras son claramente sevillanas. En Mérida los pasos se llevan a costal y a varal.

“La Semana Santa de Mérida está a caballo entre la de Andalucía y Castilla porque hemos sabido mezclar las dos corrientes. Por ejemplo el Cristo de la O es una procesión muy castellana, sobria, va sobre una parihuela, si apenas flores, no hay música, solo un sonido ronco den tambores. En cambio la parte andaluza se nota a través del costal, los palios, las candelarías, la música, el bullicio. Hemos sabido fusionar muy bien la forma de llevar los pasos en Castilla y Andalucía y los hemos integrado a la propia Semana Santa de Mérida”, manifiesta el portavoz de la Junta de Cofradías.

Lo que si también es destacable de esta Semana Santa es que algunas de las hermandades que estaban gobernadas por comisiones gestoras han dejado esta situación de interinidad, han solventados sus problemas internos y han logrado constituir sus gobiernos, como la Hermandad de las Lágrimas o la del Calvario. Las dos cofradías cuentan con un nuevo Hermano Mayor. “Ha sido un  año electoral puro y duro. Son cinco hermandades las que estrenan o renuevan a su Hermano Mayor”, afirma Hernández.

Y no ha que olvidarse de los caramelos de la mártir que se elaborar en la Confitería Gutiérrez y que los reparten los nazarenos durante el desfile procesional. Caramelos que se hacen de forma artesanal y natural desde hace casi dos siglos y que se ha convertido en un producto muy arraigado durante la Semana Santa

Por todo esto, Mario Hernández considera que la Semana Santa emeritense evoluciona favorablemente y que el mayor activo que tiene es la gente joven que se integra en las cofradías y que están dando un impulso nuevo, mayor aún del vivido en los años 80 del pasado siglo. “Esa inyección joven en las hermandades que está dando lugar a que labor de las cofradías no acaban el Domingo de Resurrección, sino que están vivas todo el año, organizando competiciones de pádel, de futbolín, atletismo, excursiones, peregrinaciones, actividades solidarias. Todo siempre buscando la convivencia entre las hermandades y entre los hermanos y sobre todo buscando un aspecto importante, que es el de la solidaridad. Durante todo el año las hermandades están mirando a los más necesitados. La crisis nos ha dado un golpe fuerte en el pecho para darnos cuenta de la gente que estaba necesitada y de que nosotros éramos vehículos para paliar la situación de muchas familias de Mérida y así lo hemos hecho con muchas campañas solidarias que se han mantenido de manera habitual y que ahora se hacen de manera natural”, asegura Mario Hernández.

. .

 

 

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.