ENTREVISTA JUNIO. Antonio Rodríguez Osuna, Alcalde de Mérida

OSUNA ENTREVISTA JUNIOTras la aprobación in extremis de los presupuestos municipales, el alcalde Antonio Rodríguez Osuna ofrecido a Izquierda Unida la posibilidad de llegar a un acuerdo de gobierno para lo que queda de legislatura y dejar de lado “las luchas cainitas con las que se pierden muchas energías”. Osuna agradece a los concejales no adscritos que hayan facilitado la aprobación de las cuentas y ha criticado el voto negativo de Mérida Participa, “hemos recogido todas sus propuestas, pero han primado más los intereses de partidos que el interés general”. Sobre su primer año de gobierno al frente de la alcaldía, afirma que prefiere no hacer balance hasta después de las elecciones generales “para no levantar susceptibilidades en algún partido de la oposición”

César Peguero

 

Con problemas, pero al final se ha cumplido el objetivo de aprobar los presupuestos municipales de 2016, con los votos en contra de PP, Mérida Participa e IU, la abstención del concejal no adscrito, Juan Luis Lara y el voto afirmativo de la concejala no adscrita, María Antonia Sanmartín. Y gracias a su voto de calidad, puesto que había empate. 

Se han aprobado unos presupuestos que desde el inicio han venido marcados por los condicionantes que el Ministerio de Hacienda puso al Ayuntamiento de Mérida por el incumplimiento de los planes de ajuste y por el déficit generado en la liquidación de los presupuestos de 2014 y 2015. A partir de ahí, iniciamos un proceso de participación como nunca se ha hecho en la historia de Mérida: tres asambleas abiertas, folletos buzoneados por toda la ciudad, encuestas a través de internet, reuniones con colectivos y asociaciones, que dieron lugar a un borrador de presupuestos que nosotros hemos presentado al conjunto de los grupos municipales, con quienes nos hemos reunido, además de las tres comisiones oficiales y un par de veces en Junta de Portavoces. Por eso no había ninguna excusa para haber aportado las modificaciones que se creyeran convenientes, de hecho algún grupo político las hizo y la aceptamos todas, y no había ninguna excusa para votar en contra del presupuesto. Sorprendentemente, algunos partidos políticos han estado pensando más en las elecciones del 26 de junio que en el bienestar y en las necesidades de los ciudadanos.

Se refiere a Mérida Participa.

Mérida Participa ha sido una lamentable sorpresa, porque ellos han estado viendo cada una de las actuaciones y cada uno de los gastos que este ayuntamiento ha hecho en materia de exclusión social. Han sido partícipes. Han tenido abiertas las puertas de mi despacho cada vez que han querido, hemos atendido a las familias que nos han derivado que habían consultado con ellos. Hemos recogido todas sus propuestas, y sin embargo votan en contra. ¿Ni una licencia, ni una oportunidad a este gobierno después de haber aceptado todo?, solo me cabe sospechar que estaban pensando únicamente en las elecciones y en hacer daño al PSOE. Pero un mensaje quiero dejar claro, no hacen daño al PSOE, ni a Osuna, hacen daño a la ciudad de Mérida, y eso lo deben tener claro, porque yo estoy aquí de paso, no le tengo ningún apego al cargo y estoy temporal, muy orgulloso de ostentar el honor de ser el alcalde de mí ciudad y dejándome la piel 24 horas al día, intentando no faltar a ningún evento y conseguir posibilidades para la ciudad. Por tanto no soy un enemigo político a batir, puedo ser un adversario en el debate. Creo que han primado más sus intereses particulares y de partido que el interés general de la ciudad de Mérida.

Se esperaba la postura de los dos concejales no adscritos, que al final han salvado el presupuesto.

Reconozco que no tenía conocimiento de cuál iba a ser el posicionamiento de estos concejales. La concejala no adscrita María Antonia Sanmartín hizo algunas propuestas que la recogimos en los presupuestos, y supongo que habrá sido ese el motivo por el que ha votado a favor. Y luego la abstención de Juan Luis Lara, con su discurso tan crítico. En cualquier caso, les agradezco a ambos concejales que hayan tenido el sentido común y la responsabilidad de aprobar un presupuesto que no es el que quería el PSOE. Es el mejor presupuesto que se puede hacer con las restricciones del Ministerio de Hacienda.

El voto en contra de IU era previsible.

Izquierda Unida planteaba algunas propuestas que no eran exclusivamente del presupuesto, sino principios ideológicos sobre la gestión de algún servicio público, a lo que le respondimos que no se trataba de una prioridad de este gobierno, o de voluntad política, sino de condicionantes del ministerio. Yo no puedo remunicipalizar la limpieza de edificios públicos porque me lo impiden. Por tanto optamos por la opción más sencilla y que menos hipotecaba al ayuntamiento, que era ampliar un año el contrato, como así lo permitía. Teníamos dos opciones, o sacar la contrata a concurso por otro montón de años o ampliarla un año, y hemos decidido esto último precisamente para no hipotecar la posibilidad en un futuro, si las cuentas están saneadas, de recuperar el servicio. Y lo mismo con las piscinas, la voluntad política es una cuestión y otra lo que nos requiere el Ministerio de Hacienda, y es que no podemos contratar 25 personas fijas-discontinuas para el mantenimiento y su apertura. Por tanto, la voluntad política es la misma, lo que pasa es que unos gobernamos y otros no gobiernan, y unos tenemos que cumplir unos parámetros y otros no se someten a ninguno a la hora de hacer sus propuestas.

¿Por qué ha ofrecido a IU un acuerdo de gobierno?

En mi última intervención en el pleno de los presupuestos intentando salvar las cuentas, porque no sabía cuál iba a ser el resultados, de hecho estaba convencido de que no se iban a aprobar, hice un alegato pidiendo a los partidos de izquierda de esta ciudad con los que puedo compartir posicionamientos políticos e ideológicos, que aprobaran un presupuesto que iba enfocado a las personas y a la creación de empleo. En ese alegato me dirigí especialmente a IU por su trayectoria municipalista, porque creo que es la fuerza de izquierda de este ayuntamiento que más puede entender la posición del PSOE, con la que ha trabajado conjuntamente en la oposición durante la anterior legislatura, codo con codo, presentando iniciativas conjuntas y apoyándonos mutuamente en otras. Lo único que he planteado es que la mejor manera de que nadie piense que este gobierno está trabajando de espaldas al resto del pleno, o que quiere engañar la voluntad política del pleno, creo que es un buen momento para, bien a través de acuerdos puntuales o escritos o a través de un acuerdo de gobierno, que podamos sacar adelante lo que queda de legislatura. Yo todo mi tiempo lo estoy empleando ahora mismo en la ciudad de Mérida, para sacar adelante las infraestructuras, buscar fondos, inversiones, recursos turísticos, ahí estoy dedicando todo mi tiempo y todo mi esfuerzo. Se pierden muchas energías cuando entramos en luchas cainitas sobre cuestiones que no dependen directamente de la voluntad política, sino de las restricciones impuestas.

Con los condicionamientos del Ministerio de Hacienda, ¿cómo quedan los presupuestos?

En torno al 80% del presupuesto está comprometido entre personal del ayuntamiento, que ha habido una rebaja de un 5% en gastos, y entre contratos de servicios públicos privatizados, como puede ser transportes urbanos, el alumbrado público, la gestión de la limpieza o la del agua. Todos son contratos privados que el ayuntamiento tiene que pagar por ese servicio y suman un montante muy importante, junto con el de Personal. Entre estas concesiones administrativas, las obligaciones de pago y los pagos a tesorería y proveedores, estamos hablando que en torno al 80% de esos 45 millones de euros del presupuesto, aproximadamente, están ya comprometidos. Es abrir la puerta del ayuntamiento, como el que abre la puerta de su negocio, y ese gasto lo tienes fijo. Ese otro 20% es el que te da la posibilidad de destinar más recurso a la generación de empleo, a la lucha contra la exclusión social, al mantenimiento de los servicios públicos o las infraestructuras deportivas, que tienen un déficit muy importante, y otros problemas que se derivan de la ciudad, y poco más. Lo que hemos hecho ha sido escoger muy bien las partidas milimétricamente, ajustándolas a las necesidades de la ciudad y sin tener ni un solo gasto superfluo.

¿En qué van a notar los ciudadanos que el equipo de gobierno tiene un presupuesto propio?

Lo va a notar en el momento que pongamos en marcha el plan de empleo, parte del mismo, unos 400.000 euros van destinados a la consolidación del tejido empresarial de la ciudad de Mérida para fomentar la contratación de desempleados, parte de ese dinero va destinado a ese plan de empleo social y parte va a actividades formativas y también a un plan de empleo para la discapacidad que vamos a poner en marcha. En el momento que se termine la tramitación del presupuesto y pase el periodo de exposición al público empezaremos a ejecutar estas acciones que requerían de la aprobación del presupuesto. También lo van a notar en pequeñas obras de mejora de infraestructuras que estaban pendientes de tener consignación presupuestaria. Pero son pequeñas obras para mejorar distintos espacios porque este año, y dudo que en la legislatura, quitando aquellas que vienen sufragadas por el ministerio o por la Junta de Extremadura, no se van a realizar grandes obras con cargo a los presupuestos municipales, a excepción de la remodelación del María Luisa.

¿Cómo va el proyecto del teatro cine María Luisa?

Se ha pedido al arquitecto que adapte y modifique el proyecto, que es del año 2000 y hasta el 2016 no se ha hecho ninguna actuación, no se ha sacado a concurso ni licitación y por tanto el proyecto ha quedado un poco obsoleto y se está adecuando a las nuevas normativas urbanísticas. Esperamos licitar la obra antes de finales de año. Nosotros queremos llenar el teatro cine María Luisa de contenido, la idea nuestra es que además de teatro y de cine sea sede de la filmoteca, del Cine Club Fórum o de las empresas o escuelas de teatro que generen actividad y dinamismo. Queremos que sea como un pulmón cultural en el centro de la ciudad.

¿Qué balance hace de su primer año como alcalde?

Entre el 24 de mayo que se celebraron las elecciones,  el 13 de junio que tomé posesión y tardé una semana en formar gobierno, realmente la acción de gobierno no empezó hasta finales de junio pasado, pero todavía le dio tiempo al anterior equipo de gobierno a privatizar algún servicio y a realizar alguna gestión más. Estuvieron en funciones y realizando gestiones de gobierno. Teniendo en cuenta que algún partido en la oposición está excesivamente susceptible con esto de la Junta Electoral, para que nadie me acuse que estoy vendiendo logros del gobierno, pues prefiero hacer una valoración después de las elecciones. Las elecciones generales están contaminando todo y no quiero contribuir a ello. Haré una valoración después del 26 de junio.

Pero algo podrá destacar.

Las acciones que venimos haciendo desde el inicio de la legislatura, como poner en marcha una oficina contra los desahucios, atender a las personas con riesgo de exclusión social, la gestión de rentas básicas y ayudas sociales de todo tipo y en favorecer actividades, que no deja de haberlas todos los fines de semanas, deportivas, culturales, lúdicas. Y si no las hay las buscamos, porque estamos convencidos de que el que haya mucha actividad durante todos los meses favorece la generación de turismo. Y ese es nuestro objetivo y uno de los objetivos del programa electoral, generar en aquellos meses en el que el turismo es más flojo actividad para romper la estacionalidad y crecer turísticamente, entre otras cosas. Seguimos trabajando, lógicamente, porque el ayuntamiento no se para porque haya elecciones.

Ha debido ser un año difícil, sin presupuestos propios, con los presupuestos de la Junta de Extremadura sin aprobar hasta hace bien poco y con un gobierno nacional en funciones.

Creo que el éxito está en el trabajo, trabajo y trabajo. Estamos los once miembros del equipo de gobierno dedicados en cuerpo y alma las 24 horas del día, con mucha imaginación, buscando fondos privados, colaborando con organizaciones para que preparen eventos en la ciudad, gastando lo mínimo posible para poder bajar el ratio de pago a proveedores y para poder hacernos cargo de los compromisos de pago. Estamos intentando hacer una gestión eficiente de la ciudad y de las cuentas municipales.

 

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.