Fran Medina Cruz


El concepto de seguridad no es nuevo, algunos filósofos ya postulaban estudios sobre ello. Thomas Hobbes es el primer filósofo que crea una teoría política basada en el problema de la seguridad en el hombre. Su principal obra, el Leviathan, es central en la historia de la filosofía política al sostener que la seguridad es la razón por la cual los hombres establecen el Estado, ante la naturaleza propia de vivir en un sistema que hace al hombre libre pero lo priva de la seguridad necesaria para su propio desarrollo. Otros antes, como Aristoteles ya desarrollaban estudios enfocando la visión de la felicidad como la necesidad del hombre a pertenecer y establecerse en ciudades estados, dándole valor de seguridad a la casuística de pertenecer a una sociedad que la proteja.

         Hoy día, la seguridad se define como un estado en el cual los peligros y las condiciones que pueden provocar daños de tipo físico, psicológico o material son controlados para preservar la salud y el bienestar de los individuos y de la comunidad. Es una fuente indispensable de la vida cotidiana, que permite al individuo y a la comunidad realizar sus aspiraciones dentro de las “Polis” como ya reflejaba Aristóteles. Pero ésta definición está sometida a que los peligros y las condiciones de toda sociedad es dinámica, cambiante en el tiempo. Surgen por lo tanto nuevos y distintos niveles de peligro, por ende, nuevas respuestas de seguridad.

         Ahora nos vemos abocados a un temor nuevo, jamás experimentado por la sociedad moderna que, con una sobre exposición del hecho en medios propagandísticos, pueden hacer del peligro un arma de dominación social. Es por esto que la seguridad debe mutar o experimentar una evolución para así poder adaptarse a los nuevos tiempos.

         En cuanto a la Seguridad Privada, ésta debe someterse a cambios estructurales y formativos, más concretamente sobre la implementación dentro de su organigrama, de especialidades y especialistas que sepan, primero diseñar nuevas formulas anti agresiones sobre factores nuevos de peligros, como pueden ser de tipo digital o de salud. Así como dotarse de medios técnicos y tecnológicos capaces de dar solución a todo un conjunto de novedosas formas de  agresión. Seguridad personal dinámica por geolocalización, medidas sobre la propiedad digital mediante estudios de ciberseguridad, implementación de medios que controlen niveles biométricos, tanto de salud como en claves físicas  en accesos o cctv, modernización de recursos mediante scanners, drones… etc Todo amparado por una Ley de Seguridad Privada, acorde a los nuevos tiempos. Nuevas formulas que serán de obligada implementación en una sociedad tan expuesta como temerosa de su seguridad.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.