Fran Medina Cruz


¿Que valor tiene la democracia? si los ciudadanos se conforman con la poca libertad que les brindan sus gobiernos.

Un Régimen del 78, muriendo de sobredosis ideológica. En donde una corona desgastada por su propio uso inmoral, afronta sus últimas horas, en espera de que la turba política proporcione la estocada que de muerte, a una dinastía inventada por un dictador. Un sistema oligárquico de partidos, acunados la propaganda en forma de prensa, y sometiendo a tercer poder, el judicial, a sus propios intereses, poniendo y quitando fichas, como si de un tablero de juegos se tratase, que no dejan espacio a la libertad de una pobre y débil democracia.

Y es que los españolitos llevamos más de 80 años, sin conocer el sentido de eso que los griegos diseñaron como, la mejor de las formulas para la convivencia y control de todo estado. Una mentira tan grande y tan bien diseñada que aparece real, pero es más que un holograma en el seno de este país nuestro, una palabra sin sentido en manos de un estado enormemente costoso, cubierto de parásitos, adornado con fabulas de izquierdas y derechas, de memorias y escarceos, que hacen del teatro su oficio más vulgar. Y mientras tanto, el invento del 78 caduca. Y vemos a comunistas pidiendo república, y a republicanos de toda la vida protegiendo la monarquía, todo mientras los ultras de ambos extremos se apuñalan verbalmente, pero con una intención malvada y añeja, de sacar lo peor del ser humano.

España nunca tuvo un buen gobierno, ni con repúblicas, ni con monarquías. Quizás es porque a España siempre se le negó una revolución social que aniquilase tanta estupidez ideológica y apostase por formas de gobierno más modernas y dinámicas. Por contra el español se adaptó, tomo conciencia de su poca libertad, de su falta de sentimiento libertario, de su pobreza de crítica, de su dependencia al estado. Es por esto que solo nos queda esperar, que lo que tenga que ser, sea lo más rápido posible, para que el dolor no se haga eterno. Ser testigo mudo de los vaivenes de una oligarquía política, nacida de un pacto amoral en el 78, al amparo de la sombra de un régimen dictatorial, y bajo los parámetros de una constitución anacrónica que nadie respeta, ni respetará jamás, mientras seguimos masticando ideología.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.