Fran Medina Cruz


Se dice que “el que no sueña nunca progresa” aunque para el juego de la política española, este dicho nunca o casi nunca se cumple, ya que es inmensamente notable la dependencia de las políticas desarrollas, en favor de las encuestas que te dan o te mantienen en el poder. Pero podemos, desde la bancada que da ser un ciudadano sin oficio ni beneficio político, soñar y proponer lo soñado. No hace mucho hablé de los sectores que, a mi entender, elevarían su valor y dependencia a no más de 20 años. Y señalé que, los territorios que dominasen ciertos recursos como son el agua potable, la tierra de cultivos y su manufacturación, la tecnología y la energía, tendrían un pie y medio asegurado dentro de la economía de élite mundial del siglo XXI.

Pues bien, mi querida tierra extremeña, posee agua y tierras, a los que hay que aplicar ciertas políticas de proteccionismo e implementar medidas desarrolladas en cultivos y factores de procesamiento, calidad y venta exterior. Pero quiero seguir soñando y sugerir que, por qué no, desarrollar una industria tecnología alrededor del sector de la energía, un “Silicon extremeño” que de futuro a todo el buen entramado social y laboral del que parece que huye año tras otro. Implementando fórmulas de formación, facilidades de establecimiento empresarial, implementación de políticas de gestión del recurso y del beneficio, etc.

Puesto que por lo que fuere, nuestra región tiene el mayor saldo exportador del país y genera un 418% más de la producción eléctrica que demanda. Que somos unos de los territorios que más apuesta por las energías limpias de placas solares y energía hidráulica. Que en condiciones óptimas, la región está muy cerca de ser autosuficiente, solo mediante fuentes renovables. Que junto con la energía nuclear la región produce cuatro veces más energía de la que consume. Y que ahora parece sumar la industria minera del litio, que anticipan una inversión millonaria y la creación de hasta un millar de puestos de trabajo, y que de cara al futuro, una industria del coche eléctrico que puede ejercer de epicentro de la industria nacional de dicha tecnología. No podemos dejar en saco roto lo que a mi entender tenemos más cerca que nunca.

Agua, tierras, tecnología y energía, ¿qué nos hace falta para ser una región de las más desarrolladas?

O ¿qué nos está sobrando ya?

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.