«


Agustín Plaza Aguado


Resulta evidente que en verano (en algunos casos incluso durante todo el año) la falta de imaginación y de trabajo es una constante desde hace muchos años en los medios de comunicación (también en otras empresas y estamentos)

Al margen de los desgraciados datos de la pandemia que sufrimos desde hace casi dos años, el resto del tiempo de los medios de comunicación se reparte entre la enorme sorpresa que produce que en julio o agosto tengamos temperaturas cercanas a 40 º, acontecimiento sin duda excepcional en nuestro país (sarcasmo), y la repetición de programas y bodrios variados y los impertérritos tertulianos descubriendo como son las vacaciones de las celebrities

Pero este año se ha incorporado otra novedad, que a buen seguro va a cambiar la realidad de nuestro país, la marcha de Messi a la liga francesa puede convertirse en la hecatombe del deporte y de la economía nacional. (Más sarcasmo)

Lamentablemente y no casualmente, apenas se da importancia a los continuos récords del precio de la energía eléctrica en nuestro país, se habla de ellos como si estuviéramos en una prolongación de las penosas olimpiadas japonesas.

Por la importancia de este tema, al menos debería explicarse y debatirse con la profundidad y claridad necesaria, empezando por la televisión y radio públicas, y continuando por la prensa que se define como Progresista y veraz, si es que alguna sigue definiéndose así, pero tan solo se asoman a la noticia, y como mucho al comentario fácil de la bajada del IVA que ha realizado el gobierno.

La pregunta parece obvia, ¿por qué no se explica con claridad a los españoles qué está pasando? Sin duda la respuesta hay que buscarla en la intrincada, confusa y perversa normativa que rodea el funcionamiento en general de todo el sistema de producción, distribución y comercialización energética, y en concreto todo lo que rodea a la fijación de los precios al consumidor, y es en estos asuntos donde se evidencia que el control real del poder reside en las grandes multinacionales y empresas estratégicas, con su caterva de ex presidentes de gobierno, ex ministros y ex cargos públicos que mantienen en sus nóminas, pues cuando ejercían el poder político y legislativo, los tuvieron de la mano para apoyar cuantas medidas necesitaban para conseguir sus resultados millonarios.

Los medios de comunicación, entre Messi, celebrities y darnos detalle del calor veraniego pueblo a pueblo, bien podrían dedicar unos minutos a enseñar las cifras de beneficios que las grandes eléctricas consiguen año tras año

Uno de los efectos más perversos de este multi oligopolio energético (que no olvidemos se inició con la privatización de las empresas públicas de generación y distribución energética por parte del PSOE en un 25% en 1988 y el resto a manos del PP en varias oleadas), además de la situación de pobreza energética a la que ha llevado a cientos de miles de españoles, es la imposibilidad de desarrollo de las regiones pobres, como es el caso de Extremadura.

Por todo ello, ya es hora de que la ciudadanía se una en una petición unánime, pues este tema, excepto para “cuatro interesados” afecta por igual a gente de derechas o de izquierdas, y por parte de nuestros representantes públicos se planteen la necesidad de romper moldes y posibilitar la creación de una empresa pública autonómica de producción distribución y comercialización eléctrica, rompiendo el sistema, pues cada día es más evidente que el futuro de la política depende de que existan políticos dispuestos a cambiar la vida de la gente, no sólo desde los micrófonos, ni en época de elecciones, sino desde planteamientos y propuestas en los parlamentos , con los cambios legislativos que sean necesarios y apoyándose en los instrumentos económico-empresariales de los que disponen.

Una parte del gobierno de España ya habla de la creación de esa empresa estatal pública, pero a buen seguro se enzarzarán en una guerra mediática televisada, con más poses que contenido, para no hacer nada.

En Extremadura sol, aire y agua, afortunadamente tenemos en abundancia, lo que posibilita poder producir energía a bajos precios, lo que, unido a la capacidad legislativa que da una mayoría absoluta podría forzar los cambios necesarios para conseguir distribuir y comercializar con unas tarifas razonables que ayuden a la gente a vivir dignamente y además se pueda permitir que se instalen y prosperen empresas de todo tipo, especialmente aquellas de elevado consumo energético, pues es evidente que aquí no podemos tener ni ampliaciones de El Prat ni de Barajas, pero si podemos crecer y crear la riqueza necesaria para vivir con dignidad en nuestra tierra, aprovechando los recursos naturales de los que disponemos.

Mientras tanto, ya saben…. calor en julio y agosto!!!

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.