Recetas de Belleza


Ángela Jiménez Vega


Con la llegada del buen tiempo vuelven a preocupar las curvas no deseadas, la temida celulitis. Todos hemos oído hablar de ella, pero ¿sabemos realmente lo que es?

La celulitis es una inflamación del tejido subcutáneo, es una lipodistrofia localizada por una grasa compacta rodeada de tejido fibroso.

La celulitis no siempre va unida a un exceso de peso. La podemos localizar en cadera, vientre, muslo, rodilla, brazo, glúteo, nuca… Si bien la celulitis afecta al 75% de las mujeres, no tiene siempre ni la misma localización, ni mismo grado de evolución, ni composición. Hay diferentes tipos:
● Podemos encontrar celulitis adiposa donde existe un aumento del número y volumen de los adipocitos (células grasas), es una alteración de la lipogénesis y la lipólisis.
● La celulitis fibrosa, es dura al tacto, puede doler, se le caracteriza por una fibrosis , el aspecto de la piel es de piel de naranja, es más notable, es más profunda y compacta, pudiendo ser también más antigua.
● La celulitis edematosa o acuosa, es más suave al tacto, es producto de una retención de agua dominante y suele ser resultado de problemas circulatorios.

¿Cómo se puede tratar? Es fundamental realizar un diagnóstico exhaustivo para determinar su tipología y tratamiento a medida. Es posible que en una misma persona nos encontremos con diversos tipos de celulitis o combinaciones. Hay que actuar a diferentes niveles:
● Podemos tratarla con electroestimulación, donde mejoraremos el tono.
● Con presoterapia, para acelerar el paso de la linfa hacia el sistema venoso y eliminación de las toxinas para mejorar el aspecto de la piel.
● Terapia subdérmica no invasiva, que favorece la lipólisis, tonifica la piel, mejora la circulación y remodela.
● Cavitación, son ondas ultrasónicas, indicada en los casos de celulitis adiposa donde el volumen de grasa es mayor, para reducir las adiposidades localizadas.
● También podemos tratar con radiofrecuencia para eliminar lípidos, estimular fibroblastos y reafirmar el tejido , mejorando el tono y provocar un efecto lifting.
Como se puede ver, es fundamental como primer paso identificar el tipo de afección para poder darle tratamiento adecuado, tanto para mejorar el aspecto de nuestra piel y cumplir nuestras expectativas, como por nuestra salud.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.