Su director Eugenio Amaya ha concebido el espectáculo como una historia de intriga a partir del texto original de Agustín Muñoz Sanz
Vicente Cuesta se mete en la piel del emperador encabezando el elenco de la compañía extremeña Teatrapo, que ha incorporado la danza al montaje

 festival de meridaMarco Aurelio condujo el destino de Roma durante dos décadas convulsas del imperio y su nombre está inscrito en los libros de Historia con el apodo del emperador filósofo. Su figura y su legado se convierten por primera vez en materia teatral y se llevan a escena en el Teatro Romano de Mérida para clausurar la 62 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. El montaje que se estrena el miércoles y estará en cartel hasta el domingo es una coproducción  del Festival de Mérida y la compañía extremeña Teatrapo.

A partir del texto inédito de Agustín Muñoz Sanz, el director Eugenio Amaya ha construido una historia de intriga con Marco Aurelio y su dilema de cómo gobernar el mundo como eje central. El espectáculo rescata la peripecia vital de uno de los más grandes emperadores de la historia, sus ideas, su filosofía, su tragedia personal y la herencia que nos dejó.

Marco Aurelio tuvo que enfrentarse al dilema de gobernar el Imperio desde la razón y la profundidad de su filosofía estoica y la presión de aquellos que, cegados por ambiciones, supersticiones e intereses, se consideraban los herederos de dioses y oráculos.

Ese dilema sirve en el espectáculo como marco de reflexión sobre los conflictos que sacuden al hombre, provocados en su mayoría por el difícil equilibrio entre la razón y el fanatismo. Ayer y hoy, esa sigue siendo la causa de las mayores tribulaciones que azotan a la Humanidad.

El actor Vicente Cuesta se meterá en la piel de Marco Aurelio. A su lado sostendrán la historia José Vicente Moirón (Cómodo), Gabriel Moreno (Crispino), Cándido Gómez (Galeno), María Luisa Borruel (Domicia Lucila), María Lama (Faustina), Fermín Núñez (Pompeyano) y Roberto Calle (Alejandro de Abonutico). Un coro de ocho actores y bailarines completan el elenco artístico.

La danza, con coreografía de María Lama, será un componente escénico importante, según Eugenio Amaya, quien destaca también la “elegancia” de la escenografía y la “expresividad” del vestuario.

Marco Aurelio pondrá el broche de oro el próximo domingo a la 62 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida que arrancó el pasado 6 de julio, la quinta edición que dirige de forma consecutiva Jesús Cimarro.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.