«UN PASEO POR EL RÍO Y LOS PUENTES»


velez2Antonio Luis Vélez Saavedra 

SIEX Mérida


Ya empezó la primavera de este año, dejamos atrás la estación de la gripe y entramos en la estación de la alergia, a la que los romanos llamaban el primo vere, «primer verano» y este 2016 ha venido anunciada por las torrijas y el incienso de Semana Santa, esa festividad en la que la mayoría de españoles aprovechan y salen de viaje para ir a ver las procesiones a otra ciudad.

Pero sobre todo la primavera es el inicio de uno de los acontecimientos sociales y deportivos más importantes del año, la temporada de puentes. Aprovechando el inicio del buen tiempo los y las emeritenses se colocan su ropa deportiva y se lanzan masivamente a pasear por los alrededores del rio Guadiana. Y es que pasear se trata sin duda de una actividad muy beneficiosa por infinidad de motivos tanto físicos como mentales, pero además hacerlo en nuestra ciudad puede tener otros alicientes amen del de mejorar la salud, que pueden hacerlo aún más interesante.

Valga de ejemplo una ruta habitual que podría tener más desarrollo de cara al turismo, como es el paseo por el parque de La Isla. Creo que no hay otra ciudad en España donde se pueda hacer una visita tan interesante como la de pasear bajo los cuatro puentes urbanos que hay en Mérida, el centenario puente de hierro del ferrocarril, único en Extremadura desde 1883, el mismo año que figura en la fachada del ayuntamiento; el moderno Puente Lusitania, de Santiago Calatrava, que en 2017 hará ya 25 años; el Fernández Casado, una muy destacable obra de ingeniería conocida familiar y anacrónicamente como Puente Nuevo, y aunque poco conocida tiene una historia muy interesante; y por supuesto el puente romano con sus 800 metros, tras el ya desaparecido de Trajano sobre el Danubio, era el segundo puente en longitud del Imperio. Una obra pública crucial en la historia de la península tanto en época de paz como de guerra, y por el que han cruzado nuestros más lejanos y cercanos antepasados, en la mayoría de los casos con otras motivaciones más exigentes que la de darse un paseíto.

La ruta además se hace por un entorno planteado como aula de la naturaleza, y es un lugar excepcional para la observación de aves, que son un buen indicador de la calidad ambiental de un espacio que bien podría potenciarse como reclamo para el turismo ornitológico y de naturaleza, al que son tan aficionados en el norte de Europa. Y también pensando en el turismo sería interesante preparar una parte del desaprovechado ferial, al igual que se hace en otras ciudades como área de aparcamiento de autocaravanas, ya que sin duda tendría buena afluencia dado el carácter estratégico de cruce de caminos que tiene Mérida.

En resumen, el paseo fluvial de La Isla se trata de un espacio del que la ciudad hace un gran uso, sobre todo en épocas como ésta, por lo que hay que seguir manteniéndolo y mejorando sus carencias, algunas de ellas esenciales como pueden ser unos aseos públicos y otras que también serían de utilidad como la existencia de un puesto de socorro y primeros auxilios al igual que en otras zonas de recreo como Proserpina.

En cuanto al paseo circular por los puentes que decir, personalmente prefiero entrar en el Romano desde el Mesón Torero, donde existe un elemento que normalmente pasa inadvertido, y es la picota que allí está situada, utilizada en otras épocas para exhibir a los presos y ajusticiados para vergüenza y escarmiento público. Ya a medio camino disfrutar del espectacular perfil de la ciudad y asomarse al pretil del romano en un buen día no tiene precio, así que échenle valor y ganas que por allí nos vemos, pero al cruzar por los puentes pisen flojito porque al ritmo que llevan las inversiones en Mérida nos van a tener que durar como poco otros dos mil años.

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.