UN PSOE SIN BARONES…


Félix Pinero

Periodista y escritor


 

            El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, elegido ayer en el XXXIX Congreso Federal del partido en Madrid con el 70,5 por ciento de los votos, se ha encargado de eliminar a los llamados barones del partido para evitar que se pueda repetir el motín del pasado 1 de octubre de 2016, que concluyó con su dimisión forzada. La nueva dirección por él diseñada antes del congreso ha dejado fuera a los llamados barones, que se alzaron en armas contra él para obligarle a dimitir antes de que pudiere dar los pasos previstos y hablados sotto voce con los líderes podemistas y nacionalistas con tal de arrebatar el poder a Rajoy y a su partido, vencedor de las elecciones, aun sin mayoría para gobernar. Sánchez ha enviado a casa a los barones y se ha quedado simplemente con unos varones, como si fuere un generalísimo de su propio ejército, en el que solo tienen cabida sus fieles, hombres y mujeres que le acompañaron en la travesía del desierto desde aquel día en el que partido se fracturó en dos.

             En su propuesta, el electo por segunda vez secretario general no ha integrado a ningún crítico, excepto al que fuera su adversario en las primarias y expresidente del Congreso, Patxi López, y al secretario general extremeño, Fernández Vara (ahora en el Consejo de Política Federal, con los antiguos barones)  que se ofrecieron sin contrapartidas, aunque incorpore a tres exministras de Zapatero: Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente, como presidenta nacional; Carmen Calvo, exministra de Cultura, de Igualdad; y Beatriz Corredor, exministra de Vivienda, como  secretaria del Área de Ordenación Territorial y Políticas Públicas de Vivienda.

            La renovación y limpieza efectuadas por Sánchez ha dejado fuera de la ejecutiva a históricos dirigentes y de la vieja guardia, como Eduardo Madina –su anterior contrincante en el anterior congreso de Sevilla–, Elena Valenciano, exvicesecretaria general con Pérez Rubalcaba tras el XXXVIII Congreso Federal y actual eurodiputada; Antonio Hernando, exportavoz en la anterior etapa y que continuó con la Gestora (2014-2017); y a gente de la vieja guardia como José Blanco, exsecretario de Organización y exministro de Fomento, y José María Barreda, expresidente de Castilla-La Mancha, y Cipriá Císcar, exsecretario de Organización con Felipe González.

            Aparte de la Ejecutiva como guardia pretoriana, otro caso distinto es el Comité Federal, máximo órgano entre congresos, en el que tienen garantizada su presencia los miembros de la Ejecutiva, los portavoces parlamentarios, los secretarios regionales, el presidente de la FEMP y algunos cargos de JJ SS. Aunque el proceso de renovación de este órgano seguirá en los próximos meses de julio y agosto,  con la designación de los miembros que elegirán los congresos regionales, y un tercer tercio por la militancia, no faltaron voces discrepantes, como la del portavoz en el Parlamento asturiano, Fernando Lastra, quien manifestó que «de ser esta la pauta de comportamiento, vamos a un modelo de partido en el que la exclusión y el sectarismo va a ser el modo de actuación» (véase www.rtve.es/noticias, de ayer, día 18).

            Tras esta «barrida» de Sánchez, no se explica la «congratulación» y «satisfacción» efectuada ayer, al término del congreso, por la Ejecutiva Federal del PSOE extremeño (véase http//psoeextremadura.com, de ayer 18/06/2017) «porque tres extremeños formen parte de la Comisión Ejecutiva Federal»: Belén Fernández Casero, concejala de Cáceres y secretaria de Organización local, como secretaria ejecutiva de Cooperación al Desarrollo; José Luis Quintana, actual alcalde de Don Benito, amigo personal de Sánchez, exconsejero de Agricultura con Ibarra (2003-2007) y de Fomento con Vara (2007-2011) , que presidirá el Consejo de Alcaldes, que forma parte de la Ejecutiva; y la del propio Vara, que apoyó a Susana Díaz en las primarias por el liderazgo del PSOE, como antes a Madina, y que fue el único presidente que defendió públicamente la abstención socialista para permitir la investidura de Rajoy y criticó la gestión de Sánchez, con quien dejó de hablarse cuando este era todavía secretario general en su anterior mandato, y con quien reanudó su relación tras su contundente victoria en las primarias. Recuerden aquella frase suya en julio del pasado año: «Con el «sí» de C´s y CC, el PP suma 170 escaños, una cifra a la que es imposible oponerse… Si Rajoy consigue 170 diputados, quién es el guapo que, a pesar de ello, dice que yo tengo 85, 71 o 14, y me opongo. ¡Pero, hombre, en qué cabeza cabe.» (véase www.lainformacion.com/politica, de 19/06/2017).

            En fin, nada que añadir: por culpa de la dilación de la gestora, –en la que Vara colocó a dos «seños» de las suyas, tan solo por él conocidas, y que nada han hecho que sepamos, como estos de la ejecutiva, menos él, a quienes solo conocen en el partido y en su casa–, Sánchez se ha salido con  la suya: ha hecho una Ejecutiva a su medida, sin críticos, paritaria y con menos respaldo que las anteriores, con una destacada presencia de andaluces, catalanes y castellano-manchegos… Todos los antiguos barones, menos él e Iceta, con su plurinacionalidad, han salido satisfechos del cónclave; con más poder para los militantes y simpatizantes, que votarán pactos, investiduras y candidatos a las alcaldías, todo ello a pesar del frío recibimiento de los líderes históricos, ya en retirada, y los podemistas a la espera… Y el único que de verdad sale ganando, aun con otro señor, es Ferreira jr., que sigue en el Comité Federal. Los suyos, contra él (véanse los rivales que le esperan en el congreso regional), pero él tan contento… porque Extremadura sigue…, nadie sabe con quién y para qué…

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.