«VAS A HOCICAR»


rafa-anguloRafael Angulo

Periodista


Le voy a proponer al alcalde de la Bimi (lenaria) que en la perpendicular que va del Teatro Romano a los Salesianos instale semáforos en el suelo, luces disuasorias en los pasos de peatones (a nivel terrenal) y avisadores acústicos ante las rotondas del Velada y María Auxiliadora. Eso, en plan piloto y, si el experimento va bien, ya extenderá los semáforos en el suelo por otras zonas de la Ciudad Patri (monio) en torno a las Escolapias, Josefinas e Institutos de la Capi (tal) de esta nuestra tierra.

Es impactante el espectáculo de adolescentes zombis que se encaminan a partir de  las 8,15 de la mañana hacia el colegio, mirando hacia abajo, sin levantar la cabeza y teniendo toda su atención obnubilada por sus teléfonos móviles, enredados en sus jueguecitos y mensajes (dirigidos a quienes van a ver en un minuto). Es casi sorprendente ver a un joven erguido, mirando al frente o, simplemente, con las manos en los bolsillos (no adicto al móvil).

Hipótesis: con esta medida quizás, los que andan con la cabeza agachada y la mirada absorta en la pantalla levanten, unos segundos, esos ojos que sirven para mirar el mundo que les rodea

Conjetura: si reforzamos la seguridad de los peatones, avisándoles de que deben detenerse y prestar atención al tráfico, aumentaremos la prevención para evitar accidentes

Ecuación: A mi hijo Juan (sospechoso habitual) ya no lo despido con el beso en la frente y el cariñoso “Que tengas buen día Juan”, sino con el aviso, consejo o advertencia de “Hijo mío que vas a hocicar” (pronúnciese con jota) y, lo peor, es que está al llegar.

 

MéridaComarca

Acerca de MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

Ver todas las entradas de MéridaComarca →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.