La Junta modulará la Fase 3 de desescalada apelando al “respeto a un virus que sigue con nosotros”


 

La Junta de Extremadura modulará la Fase 3 con prudencia puesto que el virus sigue presente, ha dicho hoy el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, que ha comparecido junto al director gerente del SEPAD, José Vicente Granado, para continuar pidiendo autorresponsabilidad ante un virus que sigue con nosotros y al que “no debemos perder el respeto”.

En la Fase 3, ha explicado el vicepresidente, desaparecen las franjas horarias para los paseos, se pueden abrir locales y comercios al 50%, las terrazas al 75% y se incrementa el aforo de muchos locales comerciales y de ocio, entre otras medidas. Son disposiciones de alivio que pretenden ayudar a recuperar la economía.

Vergeles ha destacado dos novedades en la orden de Fase 3 publicada hoy en el DOE, respecto a la anterior: se pueden celebrar espectáculos taurinos con aforo del 50% y máximo 800 asistentes; y se pueden abrir locales de ocio nocturno y discotecas, siempre que cumplan con todas las medidas de seguridad, con pistas de baile que no podrán ser utilizadas para zona de baile sino como espacio con mesas para los clientes. En este sentido, ha anunciado que el lunes 8, se procederá a regular la apertura de estos locales de ocio nocturno, que no podrán abrir hasta el 15 de junio. Hasta esa fecha también, se seguirá con la situación actual de no movilidad entre las dos provincias.

El consejero de Sanidad ha motivado estas decisiones en los datos epidemiológicos de la Fase 2. “Si nos fijamos en los datos epidemiológicos de las últimas semanas y en las fotografías que nos llegan de incumplimiento de distancia social y uso de mascarillas, éstas se producen sobre todo en lugares de ocio”. Ha añadido que vamos a permanecer así hasta el día 15 ya que, aunque hay pocos casos, se siguen produciendo diferencias en el origen de los casos de contagios en las dos provincias. Por ello, “veremos cómo transcurre la primera semana de la Fase 3 para poder abrirlas, pues necesitamos medio periodo de incubación para hacerlo”, ha declarado.

Extremadura, según esos criterios de prudencia, agotará las dos semanas de esta fase hasta que termine el estado de alarma, el día 21 de junio. Pedir entrar en la nueva normalidad antes de esa fecha “sería una forma imprudente de terminar una situación que no ha terminado y lo más adecuado es que sigamos vigilando lo que pasa en la fase 3”, ha razonado.

UN NUEVO MODELO DE RESIDENCIAS DE MAYORES

Una de las enseñanzas que ha dejado esta dramática pandemia es que es necesario modificar cómo gestionar las residencias de mayores. Por ello, el SEPAD y el SES han elaborado un nuevo modelo que se ha presentado a los grupos políticos, sindicatos y patronal.

El director gerente del SEPAD ha explicado ese nuevo modelo que se basa en cuatro puntos: un protocolo de prevención de cara a posibles brotes; definición de la cartera de servicios residenciales; una nueva gestión con mayor dimensión sanitaria; y un sistema de información coordinado entre el ámbito sanitario y sociosanitario.

Los centros, ha señalado Granado, se van a dividir en tres categorías, similar a las estrellas de los hoteles, centros básicos, óptimos y excelentes. Esto requerirá que sean inspeccionados y que pasen por controles periódicos para evaluar si siguen manteniendo los criterios de la categoría en que estén.

En este sentido, el nuevo plan va a necesitar un buen departamento de calidad, más recursos humanos y materiales y un reforzamiento de las labores de inspección para autorizar y supervisar la apertura de centros residenciales.

Sin embargo, según ha anunciado el responsable del SEPAD, el objetivo principal es trabajar para que la gente de edad no tenga que ingresar en un centro residencial. “No institucionalización de la gente de edad en los centros residenciales, en eso es en lo trabajaremos especialmente en los centros municipales, convertir los centros pequeños en servicios o estancias donde se van a realizar los servicios en sus viviendas, tales como servicios de acompañamiento a la soledad, servicios de catering, etcétera”

Así, el perfil de las personas que entren en los centros será el de personas convalecientes por alguna enfermedad, que necesiten rehabilitación, que necesiten cuidados médicos que puede prestar una residencia porque no es necesario su ingreso hospitalario.

Finalmente, Granado ha afirmado que “va a ser un retoque a toda la gestión de los centros residenciales adaptándolos e individualizando las atenciones a cada persona y priorizando la no institucionalización de las personas de edad en las residencias”.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.