«Asociación Amigos de Mérida»


En la primera semana de diciembre los alcaldes de Don Benito y Villanueva ofrecían en Cope una entrevista en la que avanzaban que los trabajos para la fusión de ambas entidades estaban muy adelantados y que para comienzos de 2023 tendrían ultimado el convenio de fusión. Acto seguido presentaban las reivindicaciones que como tercera ciudad de Extremadura, según ellos, reclaman para su nuevo municipio, apelando que el proceso de fusión “es un proyecto de Extremadura y para Extremadura”.

Entre las reclamaciones se encuentran un campus universitario de la UEx; un hospital de referencia que ya se encuentra en construcción; buenas comunicaciones tanto por autovía como por ferrocarril; y una ronda sur, irrenunciable, que envuelva a ambas ciudades.

No cabe duda de que todas las peticiones que anuncian son legítimas y justas, aún en los prolegómenos de una campaña electoral ya en marcha, y que, como dirigentes de una ciudad, deben proponer un proyecto ambicioso y con proyección de futuro a sus conciudadanos. Si en el planteamiento se incorpora una visión amplia de servicio a la región más que de “derechos” reclamables como nueva entidad populosa de la provincia, más positivo e interesante es el anuncio.

Es un «y yo también» a las reivindicaciones que las asociaciones de la capital extremeña venimos reclamando desde antaño. La dignificación de un campus universitario, unido a la creación de una residencia universitaria pública, que pueda responder a las necesidades de una extensa población regional que se encuentra en un radio de ochenta kilómetros a la redonda de Mérida. La necesaria construcción de una ronda Sur emeritense (es la única gran ciudad regional que no la tiene) que mejore la circulación en la avenida Reina Sofía y permita un acceso ágil desde la autovía de Sevilla y Calamonte, así como un nuevo puente, proyectado desde hace años, sobre el Guadiana.

Se hace imprescindible el establecimiento de unos medios de comunicación del siglo XXI que permitan no sólo el movimiento fluido de viajeros entre los límites de la región y la recepción de quienes desean o requieren visitarla, sino también el transporte eficaz y barato de mercancías para no poner a nuestros productos y servicios en inferioridad de condiciones en competitividad. Resulta significativo el retraso, injustificable, en la obras de la estación de Expacio Mérida. Sin desdeñar otros puntos importantes de la región, como Almendralejo, Plasencia o Don Benito y Villanueva, Mérida es, con mucho, el nodo lógico y prioritario en las comunicaciones intra y extrarregionales.

No es cuestión de localismos mal entendidos o de orgullo capitalino, es estructurar una región abandonada por la política nacional para sacar de ella los muchos dones que tiene. Es necesario vertebrar la comunidad de norte a sur y de este a oeste en un proyecto integrador y solidario que permita obtener fruto de la riqueza existente y abonar el terreno para la llegada de inversores. Sin duda, Mérida, la capital de Extremadura, debe ser un pilar fundamental en este proyecto de futuro. También la futura Vegas Altas, y los otros 386 municipios de la comunidad extremeña. Para ello, se necesita soñar a lo grande, en solidaridad, justicia y eficiencia. Y personas implicadas y competentes que deseen liderar este futuro deseado.



About Mérida Digital

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by Mérida Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.