ECONOMÍA Y GESTIÓN, EN POSITIVO

publicado en: ANTONIO RODRÍGUEZ OSUNA | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Carmen Yáñez

Portavoz del Gobierno Municipal


El mes de julio que acaba de terminar se han conocido datos económicos muy positivos para el Ayuntamiento de Mérida. Para empezar, el Ministerio de Hacienda publicó los datos de avance de la liquidación del presupuesto de 2016 de las entidades locales. Entre ellos está el del Ayuntamiento de Mérida, que muestra los datos más positivos de ingresos de las seis últimas anualidades.

Aunque eso no significa que la situación económica sigue siendo delicada y que tenemos en el pago a proveedores el principal problema pendiente, es un dato muy positivo que 2016 haya sido el mejor ejercicio económico en los últimos siete años en el Ayuntamiento de Mérida. Y todo ello es realidad porque se consiguieron aumentar los ingresos y el gasto se contuvo.

A pesar de las restricciones del Ministerio de Hacienda y del Plan de Ajuste que cumplimos en la medida de lo posible, estos datos económicos son muy positivos porque hemos cumplido la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria, con una mejora de 5 millones de euros.

Ha habido un gasto más eficiente, no se ha gastado en lo superfluo, se han regularizado los contratos para tener mejores servicios y que sean más baratos y sostenibles, lo fundamental, la deuda global se ha reducido en un 26%, también la deuda financiera y la deuda a proveedores en el 50%.

Ese es nuestro principal compromiso, pagar a los pequeños y medianos proveedores, porque son quienes generan riqueza y crean empleo. Es cierto que tenemos una deuda importante con la empresa de recogida de basuras, pero creemos que es más importante que los pequeños proveedores sigan cobrando y se les pague de una manera regular, porque esto afecta a la economía y el consumo de la ciudad.

Tras la entrada en vigor de los Presupuestos del Estado, el Ministerio de Hacienda publicó también la nueva distribución del reparto del sistema de financiación a las entidades locales, y el Ayuntamiento de Mérida recibirá por este concepto este año 110.000 euros más de lo previsto, una cantidad modesta para una cuentas como las del Ayuntamiento de Mérida, pero que es una gran ayuda cuando hablamos de un presupuesto muy ajustado. Cualquier vía de aumento de ingresos, por muy modesta que sea, es muy importante cuando la tesorería municipal tiene muchas limitaciones.

El Ayuntamiento de Mérida está implicado en reducir los plazos de abono de facturas, para no seguir estando en manos del Ministerio de Hacienda, que nos exige ajustes para garantizar que las pequeñas y medianas empresas cobren a su debido tiempo. Y así, mes a mes, estamos reduciendo el plazo de pago a proveedores que en junio pasado estaba en los 72 días, veinte menos que en el mes anterior.

Pero este aumento de la aportación del sistema de financiación llega también por un incremento de la recaudación de impuestos y, por tanto, una mejora del consumo, de la situación económica y de la creación de empleo porque,con la habitual prudencia pero con satisfacción, vemos como siguen bajando en Mérida las cifras de desempleo. La última que se conoce, de junio de 2017, es de 6.662 desempleados, lo que significa casi 900 desempleados menos con respecto al mes de junio de 2016, y sitúa la tasa de paro en el 16,77% por debajo de la media nacional que es superior al 20%, y que se alcanza por primera vez en los últimos seis años.

Se sigue creando, pues, empleo en la ciudad y los números hablan de un cambio de tendencia. A pesar de que suele ser un empleo estacional y generado por el crecimiento de los datos de turismo, y a pesar de que es un empleo que no es indefinido, de manera cauta hay que resaltar que en los últimos meses se están reduciendo las cifras del desempleo.

A pesar de estas circunstancias, el Ayuntamiento ha seguido gestionando y duplicando los fondos destinados a políticas sociales, tramitando 1.900 rentas básicas, invirtiendo en barridas 2 millones de euros, aumentando las ayudas escolares en 50.000 euros, destinando 5 millones de euros en políticas de empleo público, 2.7 millones de euros en los centros públicos, 400.000 euros para el fomento de emprendedores y autónomos y, de cara al futuro, la gestión de importantes proyectos como el DUSI (12,5 millones de euros), Interreg-Programa de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (470.000 euros) o el programa de Garantía Juvenil, con 800.000 euros.

 

 

Dejar una opinión