Mérida es una de las ciudades que más invierte en Mínimos Vitales con un total de 153.200 euros

publicado en: Mérida | 0
Comparte esta noticia...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde que se iniciara la tramitación de estas ayudas en marzo de este año se han beneficiado más de 640 familias, llegándose a resolver unas 1200 resoluciones de las que un 86,50% han sido favorables.


La delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento ha recibido, tras la solicitud realizada a la Junta de Extremadura, una ampliación de la subvención para la tramitación de los mínimos vitales.

“En un principio la Junta de Extremadura nos concedió 115.200 euros y nos ha sido concedida una ampliación de 38.000 euros con lo que el Ayuntamiento de Mérida cuenta para este año con un total de 153.200 euros” ha señalado Alarcón.

De esta manera Mérida será una de las ciudades que más invierta en mínimos vitales en 2017, como ocurriera en 2016. La ampliación ha permitido continuar con la tramitación de esta ayuda que podrá solicitarse hasta el próximo 30 de noviembre para poder llegar a las familias que más lo necesitan “con pocos o escasos ingresos y que no pueden hacer frente al pago de lo que denominamos Mínimos Vitales, que son la luz, el agua y el gas”.

Desde que se iniciara la tramitación de estas ayudas en marzo de este año se han beneficiado más de 640 familias, llegándose a resolver unas 1200 resoluciones de las que  un 86,50% han sido favorables.

Ha recordado la delegada que las facturas que presenten los demandantes deben ser no pagadas “no tienen que ser de este año, sino que se admiten facturas de años anteriores”. Los gastos subvencionables son de electricidad y gas natural, agua potable (excepto basura y alcantarillado) el gas butano y los gastos de alta y reconexión en caso de interrupción por impago del suministro.

Como novedad ahora se cubre el 100% de la factura cuando antes solo se cubría el apartado de las mismas correspondiente al consumo. El abono se realiza directamente a las empresas suministradoras, excepto el gas que se abona directamente al beneficiario previa presentación de la factura.

El perfil que suelen presentar los solicitantes es el de matrimonios con 2 o 3 hijos menores, ambos cónyuges parados de larga duración, perceptores de subsidio por desempleo o Renta Básica. Otro perfil muy común son las familias monoparentales, especialmente madre soltera, separada o divorciada con menores a cargo

 

Dejar una opinión