UNIVERSIDAD DEL PP

publicado en: AGUSTÍN PLAZA | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agustín Plaza Aguado


Con frecuencia traigo a este espacio comentarios, criticas o noticias sobre las universidades españolas, donde cada día se hace más evidente el nivel de ineptitud de las mismas, que las mantiene en el furgón de cola de Europa.

En estos días estamos viendo las consecuencias que se producen cuando confluyen la unión de políticos corruptos y mediocres con Universidades gobernadas por ineptos e incompetentes.

Como todos sabemos, La Sra. Cifuentes ( y parece ser que más dirigentes del PP) han paseado titulaciones Universitarias de Masters obtenidos de forma fraudulenta, con la complicidad de las más altas esferas y algún que otro docente de la Universidad Publica Rey Juan Carlos I, protagonizando posteriormente políticos y rector unas comparecencias públicas y declaraciones donde hemos podido contemplar, además de una imagen lamentable de los protagonistas, una actitud despótica y burlona, sin duda marcada por la idea de hablar para una sociedad idiotizada y estúpida.

En este caso, no se trata de uno de los habituales robos millonarios, a los que lamentablemente estamos cada vez más acostumbrados, este suceso adquiere una dimensión que los autores esperaban, porque es la demostración de que la corrupción del sistema es integral, afecta a todos los órdenes de la vida.

Así, Instituciones como las Universidades Publicas que por derecho Constitucional gozan de la denominada “Autonomía Universitaria” derecho que se implanta para hacerlas independientes del poder político , acaban entrando en las manos de sátrapas y en las redes de corrupción tejidas durante años por el Partido Popular, en el caso que nos ocupa no parece ya casual que un actual Consejero de la Comunidad de Madrid, fuera durante 10 años Vicerrector de la universidad Rey Juan Carlos I, pues se constata además que desde la inauguración de la Universidad en 1996 ésta ha ejercido como Agencia de colocación para cargos del PP, siendo una constante desde su fundación el trasvase de dirigentes y familiares directos, así se explica que el sobrenombre por el que es conocida sea “Universidad del PP”.

Para completar la escena de mediocridad y vergüenza , faltaba un nuevo actor, en este caso gran parte de analistas, contertulios y juntaletras , que lejos de reflejar la inmoralidad del hecho o hechos en cuestión, han dedicado horas de radio, televisión y páginas de periódicos a dar explicaciones sobre lo mal que los implicados han gestionado sus comparecencias, aportando ideas y soluciones ( sin preocuparse si eran mentiras evidentes) para conseguir que el efecto demoledor de esta conducta delictiva hubiera sido mínimo y no pudiera acabar con uno de los iconos de la derecha más rancia y reaccionaria del Partido popular.

El penúltimo actor que irrumpe en escena es la nueva derecha “ciudadana” que está dispuesta a echar una mano si el partido de la Presunta corrupta acepta un montaje de comisión de investigación en un tiempo y forma diseñado para dar cobertura a sus socios de gobierno, ante la soberbia de aquellos, ahora se verán obligados a pedir la dimisión , más por cuestión electoral y de imagen , que por la idea de regeneración ética y moral de la política, de la que hacían bandera y que se ha visto que era una burda mentira.

Por último, y quizá lo más grave, partiendo de la idea de que el esfuerzo se realiza en base a una esperanza para conseguir una vida mejor, a costa del sacrificio del estudiante y de su familia, siendo en estos tiempos en muchos casos un esfuerzo heroico, hechos como este demuestran que lamentablemente no hay una vía limpia para la igualdad de oportunidades.

Por eso, no podemos obviar, aquello que siempre se quiere olvidar ¿qué pasa con los más de 40.000 estudiantes y sus familias? ¿qué pasa con tanto esfuerzo y sacrificio de estudiantes, docentes y familias? ¿cómo se limpia el prestigio y el nombre ensuciado de las universidades Publicas? ¡Esto requiere respuestas políticas y judiciales y ya están tardando!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.