A vista de…Alcalde – Pedro Acedo Penco

publicado en: Entrevistas, Mérida | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Pedro Acedo Penco
Alcalde de Mérida entre 1995 – 2007 y entre 2011 – 2015

En 1988 accede al Ayuntamiento de Mérida como concejal independiente en las listas de Alianza Popular. En 1991 se presenta por primera vez como candidato del PP a la alcaldía de Mérida, siendo derrotado. Sin embargo, en 1995 gana los comicios municipales por mayoría simple y es proclamado nuevo alcalde de Mérida. En 1999 consigue la mayoría absoluta, que repite en 2003. En diciembre de 2006 confirma que no se presenta a la reelección en las elecciones de mayo de 2007.En mayo de 2011 consigue de nuevo la alcaldía de la Ciudad por mayoría absoluta con 13 concejales, ostentando el cargo hasta su derrota el 24 de mayo de 2015.


¿Su mayor logro para la Ciudad?

Humildemente, pero con absoluta convicción, el mayor logro de mis 16 años de alcalde ha sido cambiar toda la ciudad. Nuestra labor se puede ver en cada rincón de la misma. Mérida pasó de ser un pueblo grande a una auténtica capital.

¿ La mayor frustración como Alcalde ?

Había proyectos como la Delegación de Tráfico, la Universidad Europea, o el mismo proyecto del Hernán Cortés, que tuvieron que ser una realidad porque estaban cerrados y se los cargó el PSOE porque los hicimos nosotros. La Delegación del Gobierno tenía que estar en Mérida y la Subdelegación en Badajoz. A los partidos más importantes no les ha interesado y sólo desde Mérida es imposible. Tuvimos una ocasión pero Rodríguez Ibarra no quiso. Creyó que con el nombramiento, en su día, de la capitalidad teníamos bastante. Esa es la verdad. Yo al menos convencí y conseguí que el presidente Monago llevara al Parlamento de Extremadura el Estatuto de Capitalidad y se aprobara.

¿Algún recuerdo entrañable?

Vivir en primera línea cómo se fueron haciendo realidad mis sueños de conseguir la transformación de Mérida con un modelo de ciudad renovado. Es la ciudad donde vivimos hoy: ahí está la transformación de las márgenes del río Guadiana y del Albarregas. Hicimos infinidad de calles peatonales, plazas, avenidas, derribamos el escalextric y lo sustituimos por la rotonda de las Tres Fuentes, aparcamientos, ajardinamos la ciudad hasta el punto que la convertimos en una de las ciudades más verdes de España…

¿Un mal recuerdo?

Todos son recuerdos entrañables. Los malos recuerdos ya se me han olvidado.

¿Qué le supuso ser Alcalde de Mérida?

Todo. Han sido 16 años. Suficientes para reír, llorar, disfrutar, sufrir… y creo, modestamente, que es lo más importante que se puede ser en política. Y yo soy político. He sido feliz trabajando para los emeritenses.

¿Qué decisión de las que tomó hubiera cambiado?

Quizá no hubiera despedido a los trabajadores que estaban en fraude de Ley. Y aunque legal, el sufrimiento y la incomprensión han sido excesivos, creo que no ha merecido la pena.

¿Qué cambiaría de la ciudad, en la actualidad?

Intentaré cambiar, con mi voto, el mal Gobierno que padece la Ciudad y que sufrimos todos los emeritenses.

¿Cómo ve Mérida en estos momentos?

Mérida, está muy por encima de sus gobernantes . Es la ciudad con más futuro de Extremadura, y no la parará ni el gobierno actual.

¿Qué proyecto se quedó con ganas de hacer realidad para Mérida?

Varios, pero si hubiera que elegir uno, sin duda, diría que el del antiguo Cuartel Hernán Cortés. Lo dejé adjudicado pero el Gobierno socialista, que ganó las elecciones de 2007, lo anuló. Ese proyecto hubiera revitalizado todo el centro y propiciado cientos de puestos de trabajo. Museos, plazas, mercados, 2.000 plazas de aparcamiento…, incluso en la fachada, frente al Parque López de Ayala, debió construirse el Palacio de Justicia, ubicación que le parecía idónea también al entonces presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, Ángel Juanes, pero todo se frustró por la torpeza infinita de los que decidieron destruir lo ya aprobado y adjudicado. Por cierto, muchos emeritenses no saben que los terrenos del antiguo cuartel no eran municipales (salvo el terreno de los bloques de viviendas), la mayoría de los mismos los adquirimos a través de diferentes permutas al Ministerio de Defensa con innumerables visitas a Madrid y con la ayuda extraordinaria de la actual secretaria general del Consistorio, Mercedes Ayala. El antiguo cuartel es hoy, mayoritariamente, de propiedad municipal porque lo adquirimos siendo yo alcalde. Tenía que recordarlo.


Dejar una opinión