REFLEXIONES

publicado en: ZALO ALESON | 0
Comparte esta noticia...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Gonzalo Alesón Vian


Si la alergia me lo permite, quiero compartir con ustedes, amigos lectores de esta humilde columna, unas cuantas reflexiones. Pensamientos que me rondan por la cabeza y que me gustaría compartir.

Terminado el festival de Eurovisión y visto el malísimo puesto en el que hemos quedado, 23 de 26 países, creo que es hora de tomar decisiones valientes. Personalmente pienso que los directivos del ente público RTVE, no les interesa ganar este festival. En nuestro país existen buenísimos autores para hacer un buen tema, un tema que convenza a nuestros vecinos europeos, como existen grandísimos cantantes. Personalmente les diré que a mí Amaia es una cantante que me encanta, pero que no la han sabido elegir un tema acorde a sus grandes posibilidades; en cambio le han puesto un lastre, llamado Alfred, que a mí nunca me ha gustado como “canta”. Como tampoco me ha gustado que estos directivos del ente estatal nos vendan una “posible historia de amor entre los dos intérpretes” como gran argumento para defender este tema con el que han ido a Lisboa. Las historias de amor para las telenovelas quedan muy bien, pero en un festival de cantantes, la verdad como que no me lo creo.

Volviendo a tierras cercanas, las nuestras, Mérida se prepara para una nueva edición de Emérita Lúdica, un gran evento, que poco a poco se ha ido consolidando entre los emeritenses y al que le falta un poco más de proyección nacional e internacional, aunque va camino de ello. Soy de los que piensan que este gran acontecimiento debería ser aprovechado por las autoridades locales para proclamarlo como las fiestas de Mérida. Ya que tiene un sentido, celebrar el solsticio de verano y es una de las mejores citas recreacionistas del panorama español. Tenemos todo para que Emérita Lúdica se convierta en la gran atracción turística de nuestra ciudad, o una de ellas. Y esto es motivo más que suficiente para que sean las auténticas fiestas de la ciudad, o la semana grande como decimos en el norte. Creo que celebrar la feria en Septiembre, no tiene ningún sentido en la actualidad. Unas fiestas de una ciudad están para generar dinero en la misma, atrayendo turistas y haciendo que los ciudadanos se queden en la ciudad y no como en la feria de Septiembre donde más de la mitad de Mérida huyen a las playas del sur en busca de los últimos baños de ola. Pero con Emérita Lúdica esto no pasaría, al contrario, por un lado viviríamos nuestra historia pasada con más ganas y por otro atraeríamos a miles de visitantes deseosos de vivir por unos días esa historia nuestra.

Estas fiestas no son un carnaval, son la recreación de una historia que vivió nuestra ciudad y de la que formamos parte todos los que aquí vivimos.

Disculpen si les he molestado amigos lectores, disfruten de esta primavera atípica (jejeje) y sobre todo preparémonos a recibir al verano, que este año aún no sabremos cómo llegará, pero que como siempre vendrá.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.