«


Agustín Plaza Aguado


Hace ya unas semanas que fue presentado el proyecto de la fábrica de diamantes de Trujillo, fruto de un acuerdo entre Ministerio de Industria, Junta de Extremadura, la empresa Kishoa Powen Energía Renovable y la empresa americana Diamond Foundry empresa creada en Silicon Valley , que se dedica a la producción sintética de diamantes, en el caso de la nueva factoría trujillana se destinarán a uso industrial, serán en láminas y su uso será mayoritariamente para electrónica y alta tecnología, planteándose incluso como alternativa futura al microchip.

Para que este proyecto sea una realidad, el proceso de producción requiere un coste energético de enorme magnitud, ya que para fabricar estos diamantes artificialmente , es imprescindible instalar unos 600 reactores, alimentados por una planta fotovoltaica de autoconsumo de 120 megavatios y 60 megavatios de baterías , esto supone para los promotores un condicionante básico : necesitan un mínimo de 3.000 horas de sol de calidad anuales y agua , pues son los principales componentes a utilizar en el proceso de producción.

Este proyecto va de la mano de otro complementario que es una planta fotovoltaica, para hacer el proyecto viable en base al autoconsumo energético que se conseguiría, por todo ello, nace con una estimación de más de 200 puestos de trabajo directos y unos 1.000 indirectos, con una inversión estimada de 670 mill €. se trata de un proyecto innovador a nivel europeo y global, que, apuesta además por la sostenibilidad y las energías renovables, y será financiado con fondos propios de las dos empresas de referencia, ayudas públicas y préstamos.

Como ya he planteado en este mismo medio en numerosas ocasiones, la colaboración entre las Instituciones públicas y las empresas privadas es la única vía que permitirá la industrialización de Extremadura y crear oportunidades de futuro para nuestros jóvenes.

Es un ejemplo de cómo Extremadura puede poner en valor los elementos diferenciadores positivos que posee: agua, sol, terreno, estabilidad política, seguridad jurídica y seguridad ciudadana, componentes necesarios para un proyecto de este tipo, lo que, unido a la oferta de costes energéticos competitivos a partir de energías renovables, generan la capacidad de atraer industria puntera de elevado consumo eléctrico, creando empleo especializado y de calidad.

Por parte de la Junta de Extremadura, hay un compromiso de colaborar en la formación de personal cualificado, donde se demostrará la capacidad de adaptación e innovación formativa de las instituciones educativas, poniendo de manifiesto la necesidad de adecuar la formación en nuestra región, especialmente la Universitaria y la Formación Profesional a las realidades del mundo actual, y no de los intereses, personales, familiares, gremiales y corporativos por los que hoy día se rige.

Es de destacar que se ubique en Trujillo, pues esta comarca es de las más castigadas por la despoblación y falta de industrias.

Ejercerá como un elemento importante no sólo para convencer a los de fuera de la viabilidad de instalar empresas con tecnología puntera en nuestra región, sino, y quizá lo más importante, convencer a los de dentro que Extremadura sin industria no tiene futuro, pues el turismo, la agricultura y ganadería, los servicios y la administración no pueden generar la riqueza necesaria para evitar la despoblación y el envejecimiento que llevan a una región a una espiral de miseria y abandono.

Extremadura no puede renunciar a ningún proyecto, que económica, social y medioambientalmente pueda ser viable, y es imprescindible que esté bien ubicada en el escaparate nacional de atracción de proyectos.

El primer Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) es ya una realidad en España, y está vinculada al vehículo eléctrico y conectado, con este proyecto se moverán cerca de 20.000 mill €, y será el inicio de la nueva transformación industrial de España, pretendiendo que abarque todo el proceso productivo, desde la explotación de la materia prima , el litio, hasta la fabricación de componentes y montaje de las baterías, plataformas para la producción de vehículos eléctricos y la fabricación de componentes y sistemas de recarga.

Deberíamos conseguir un modelo industrial que tenga como principal objetivo promover el desarrollo sustentable, impactando lo menos posible en el medio ambiente y explotando los recursos de una manera eficiente, las cigüeñas, los buitres, los linces y nuestro ecosistema en general debe ser gestionado con la suficiente capacidad intelectual como para hacerlo viable con el hecho de no seguir perdiendo población y con conseguir que nuestras próximas generaciones puedan quedarse a vivir en nuestra Región, ahora tenemos una ocasión única.

Ahora que la batalla por tener ministros o secretarios de estado extremeños parece perdida, no perdamos la batalla verdaderamente importante que no es otra que atraer proyectos a Extremadura de carácter estratégico, con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, la generación de empleo y la competitividad de nuestra economía.

About MéridaComarca

Toda la información relacionada con Mérida y su Comarca

View all posts by MéridaComarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.